No somos intrusas

Nuestras luchas rompieron el cerco y llegaron a Intrusos, pero nosotras no somas intrusas en ningún lugar. Nos ganamos y nos seguimos ganando los lugares que históricamente se nos han negado.

Nadie hubiese imaginado escaso tiempo atrás que un programa de televisión como “Intrusos” fuera a dar lugar durante una semana entera al debate acerca del feminismo y el movimiento de mujeres en la TV abierta, y escapando a los lugares comunes. Sin duda, fue la “noticia” de la semana. Menos aún íbamos a imaginar que un conductor como Jorge Rial asumiera públicamente el compromiso de discutir con seriedad la problemática del aborto ilegal en la Argentina y que exhibiera en su muñeca el pañuelo verde característico de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito.
Todo comenzó luego de que Malena Pichot, criticara duramente en twitter a la actriz Araceli González quien había afirmado que “ella no es feminista”. La polémica abrió el debate y eso permitió que se escucharan diferentes voces de mujeres famosas que hoy se reconocen como parte del amplio y heterogéneo movimiento de mujeres y feminista de la Argentina. Florencia Freijo (economista), Malena Pichot (guionista y actriz), Julia Mengolini (periodista y conductora) y Luciana Peker (periodista y escritora).
Mucho se podría hablar al respecto, pero lo que podemos afirmar en primer lugar que lo acontecido en Intrusos es auspicioso. No simplemente porque se debata en el plano ideológico qué es o qué no es el feminismo, sino porque se le dio voz a mujeres que desde diferentes lugares pudieron hablar acerca de la desigualdad que sufrimos las mujeres en la sociedad, la injusticia que eso representa, pero sobre todo porque se hizo en un programa de televisión que tiene una amplia audiencia, que escapa a los lugares en los que las activistas estamos acostumbradas a transitar. Y también porque la audiencia de ese programa es mayoritariamente de mujeres y por unos días se dejó de hablar de tal o cual chusmerío de la farándula para hablar de femicidio, desigualdad salarial, feminización de la pobreza, acoso sexual y sí… también de aborto.
Que este espacio se dé hoy no es casualidad. A partir del 3 de junio de 2015, asistimos a un auge del movimiento de mujeres de la Argentina, auge que se caracteriza por el hartazgo ante los casos de violencia contra nuestro género y que tiene una ancha espalda de 32 años de Encuentros Nacionales de Mujeres que como siempre decimos son “únicos en el mundo”. Nuestra historia no empezó ayer.
Ahora bien, no quisiera ser “aguafiestas”, considero que esto es un hecho importante pero me permito dudar y no subirme así sin más a la “ola aplaudidora”. Siempre las clases dominantes han buscado cómo cooptar, fagocitar o absorber a aquellos movimientos de lucha que no pueden romper. Y en este punto se ponen al descubierto los debates que aún nos atraviesan. El movimiento de mujeres y el feminismo no es monolítico, no todas pensamos lo mismo y eso también quedó en evidencia en Intrusos. Podemos decir que todas luchamos porque no exista más desigualdad de género, pero no todas coincidimos en los caminos para llegar eso. Ese es el debate, no cuál es el porcentaje de “feminismo” que corre en tus venas. Como Araceli González, famosa, existen cientos de mujeres que no se reconocen feministas o como parte del movimiento. El camino no es atacar, apartar o insultar, el camino es escuchar, argumentar y no etiquetar. Y a su vez, este no es un problema meramente de “estrategia”, es una discusión acerca de si creemos que es posible o no ganar para la lucha a la mayoría de las mujeres.
Y también en este punto se pone en discusión cuál es el punto de partida. Considero que siempre nuestro punto de partida tiene que ser el entendimiento de que la mayoría de las mujeres sufrimos una doble opresión, por nuestra clase y por nuestro género. Y que el punto de referencia tienen que ser esas mujeres que aún no pudieron romper el silencio, porque no tienen las condiciones materiales para escapar del círculo de la violencia. Esas mujeres que mueren por abortos clandestinos por ser pobres. Esas mujeres que no van a poder ir a la marcha del 8 de marzo porque están preocupadas en cómo resolver la olla del día con 20 pesos.
La sociedad en su conjunto viene dando pasos importantes en el reconocimiento de los derechos de las mujeres, en la crítica al lugar de subordinación que tenemos en la sociedad, y sobre todo en el repudio de todas las formas de violencia que sufrimos, en especial en las que se pone en jugo nuestra vida. Pero todavía tenemos un largo camino que correr. Todavía existe la desigualdad salarial, todavía somos las mujeres las que garantizamos las tareas domésticas cumpliendo una doble jornada laboral, todavía nos encontramos con las puertas cerradas o el maltrato en la Justicia cuando somos víctimas de violencia, todavía se nos niega el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo.
Efectivamente necesitamos avanzar en cambiar las condiciones materiales que hacen posible todos esos sufrimientos y desigualdades. Para eso necesitamos que nuestro movimiento sea cada vez más amplio y este cada vez mas unido al conjunto del pueblo. Por eso este 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, vamos a decir que el “ajuste es violencia”, a exigir la derogación ya de la Reforma Previsional que en su mayoría afecta a las mujeres y a gritar bien fuerte que estamos de pie para enfrentar la reforma laboral junto a nuestros compañeros.
Nuestras luchas rompieron el cerco y llegaron a Intrusos, pero nosotras no somos intrusas en ningún lugar. Nos ganamos y nos seguimos ganando los lugares que históricamente se nos han negado. La mitad del cielo es nuestra y vamos a tomarla por asalto.
firma:

Belén Spinetta

Los “errores” de Triaca

Una radiografía de cómo se manejan los personeros de los monopolios y terratenientes en el gabinete del gobierno de Macri.

La difusión de un mensaje de voz de WhatsApp del ministro de Trabajo Jorge Triaca, a su ama de llaves de su quinta familiar, generó un revuelo político no sólo por el destrato personal a la misma sino también porque puso al desnudo el manejo de los fondos de un sindicato intervenido, como si fueran propios. Y la designación de “hijos y entenados” en todo lugar al que pudiera acceder desde su posición ministerial, cosa “normal” en este gobierno de gerentes de monopolios y terratenientes.

Buscando frenar la avalancha, el jefe de Gabinete Marcos Peña salió a respaldar a Triaca, tratando de circunscribir todo a un simple “exabrupto” con una ex empleada: “Para nosotros no está bien, está mal lo que ocurriócon el exabrupto, pero él ya pidió disculpas, dijo Peña. Aunque, después, tuvo que calificar como “un error” el que el ministro “eligiera” a su empleada doméstica como interventora del SOMU.

En el audio en cuestión se oye al Triaca gritar a su empleada: “¡Sandra no vengas, eh! No vengas porque te voy a mandar a la c… de tu m… ¡Sos una p…!”. Pero sus posteriores disculpas no son hacia la persona maltratada, Sandra Heredia, sino para los “castos oídos” de sus pares, lamentando no el hecho sino su posible utilización política: “Pido disculpas por el exabrupto que circula en un audio. El mismo es en el marco de un diálogo personal, no condice con mi manera de actuar ni refleja mi forma de ser, y lamento que haya sido utilizado para sacar rédito de él”.

Después, cuando se supo que Triaca la había hecho designar en blanco por la intervención judicial en el Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), aunque negó haberlo hecho para que tuviera “un extra” con fondos ajenos –por la miseria que le pagaba por la multiplicidad de tareas que tenía en su quinta–, lo justificó diciendo que en esos casos había que nombrar personas de la confianza del ministro. Lo mismo que se dijo cuando se nombró con un sueldo en blanco a un ex asesor de Gladys González –la interventora que ubicó Mauricio Macri en representación del Poder Ejecutivo y actual senadora nacional–, y a un abogado muy cercano al ministro de Trabajo. En lo que tampoco es una excepción el juez interviniente, Rodolfo Canicoba Corral, quien también nombró gente propia: su cuñado está a cargo de la obra social.

En cuanto a los “acomodos” en dependencias del Estado, los “errores” de Triaca volvieron a hacer recordar que, en diciembre, su hermana Mariana fue designada en el directorio del Banco Nación. Hecho que trajo a escena que su otra hermana, Lorena, se desempeña como directora de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, y que su esposa María Cecilia Loccisano es subsecretaria del Ministerio de Salud, donde maneja el grifo financiero a las obras sociales sindicales, con el que se chantajea a los gremialistas díscolos con el gobierno. En cuanto a su hermano Carlos, a nombre de quién se blanqueó a la empleada destratada por el ministro, aunque no es funcionario se recordó quehabría prestado sus servicios de contador durante la campaña electoral de Cambiemos.

También en el Ministerio de Trabajo hubo a fin de año una designación que ha sido cuestionado: nombró a Pedro Diego Frankenthal subdirector nacional de Relaciones del Trabajo, área que tiene a cargo conflictos por despidos y condiciones laborales. Frankenthal fue el abogado de Mariano Martínez Rojas, Sergio Szpolski y Matías Garfunkel para coordinar la estrategia de despidos y el desalojo de los trabajadores de los medios del Grupo 23.

Toda una radiografía de cómo se manejan los personeros de los monopolios y terratenientes en el gabinete del gobierno de Macri.

 

firma:

Escribe Eugenio Gastiazoro

Edicion:

Noticias 2018

Encuentro Nacional de Mujeres – Trelew 2018

Compartimos el comunicado de prensa que enviaron las compañeras de Chubut que están organizando el próximo Encuentro Nacional de Mujeres:

En las mujeres de Chubut ha sido depositada la confianza de miles de mujeres de todo el país para organizar el Encuentro Nacional de Mujeres TW 2018. Tenemos la gran responsabilidad de darle continuidad a una historia de 32 años, a un evento único en el mundo que nos reunirá para debatir sobre nuestros problemas y realidades, para compartir experiencias y vernos reflejadas en las ajenas, para aprender las unas de las otras, para cuestionarlo todo.
En la 2da reunión Plenaria de la Comisión organizadora del ENM 2018, realizada el 9 de diciembre en Trelew se resolvió lo siguiente :

Conformar las siguientes comisiones:
A. Organización y Logística
B. Alojamiento
C. Cultura
D. Interior
E. Comunicación
F. Finanzas

Las comisiones no están cerradas, siguen integrándose mujeres para trabajar en ellas.
Las reuniones plenarias van a rotar por las localidades de las provincias siendo la próxima el 10 de febrero en Lago Puelo.
En ésta plenaria cada comisión elaborará un plan de trabajo para ser aprobado en la asamblea.
Invitamos también a compañeras que hayan estado en comisiones organizadoras anteriores para compartir experiencias y plan de trabajo de los encuentros.
El sábado 10 de febrero , 3* Plenaria ENM TW 2018 , nos reunimos en la escuela 108 “Portal de los Andes” frente a la plaza central de Lago Puelo desde las 11 a las 17 hs.
Por su parte, las mujeres comarcales están preparándose para recibirnos y construir entre todas un encuentro de trabajo participativo democrático y federal.
En el afán de que así sea nos propusimos garantizar el alojamiento para las mujeres que lo necesiten. Para ello es necesario saber la cantidad de compañeras que van a viajar y deben hospedarse los días 9 y/o 10 de febrero. Para optimizar la organización, se recibirán hasta el 28 de enero las confirmaciones al correo: mujerescomarcales@gmail.com o por whats a los contactos:
Victoria Masi 2944 411472
Alejandra Gonzalez 2944 836495
Mujeres de Chubut, las esperamos, porque el Encuentro somos todas !

Macri “regaló” miles de despidos en estatales

La política de Mauricio Macri de ajustar para “ordenar” el Estado arrancó este 2018 dejando en la calle a más de mil trabajadores en distintas reparticiones públicas. La respuesta desde las calles no se hizo esperar.

Después del diciembre cargado de marchas y luchas que enfrentaron en las calles las reformas previsionales e impositivas de Macri –que hace los deberes para los monopolios imperialistas- arrancó el año con miles de despidos en diferentes niveles del Estado.
El martes 2 de enero, en el primer día laboral de 2018, ya circulaba en las redes sociales la lista de despidos de estatales: 368 en Fábricas militares, 70 en Ministerio de Defensa, 108 en Enacom, 130 en Senasa, 140 en Energía, 10 en Ministerio de Modernización, 30 en Medio Ambiente, 27 en Jefatura de Gabinete, 28 en Presidencia de la Nación, 21 en Incaa, 8 en Anses, 64 en Cultura, 180 en la TDA, 16 en Radio Nacional, 180 en UEP, 30 en el CCK. En lo que respecta a municipios: 500 en Quilmes, 500 en Morón y 400 en 3 de Febrero. En provincia de Buenos Aires hubo 380 despedidos de la Unidad de ejecución provincial (UEP) en la ciudad de La Plata, 80 en el Registro de las Personas, 19 en Centro de Protección de los Derechos de la Víctima, 16 en acción cooperativa, en niñez, en la Dipregeb, IOMA, entre otros ámbitos.
Precarización, despidos, achique
La realidad de esta situación es la acumulación de precarización laboral. Por años, en el Estado miles de trabajadores tuvieron que aceptar contratos con sueldos de hambre, luchando por pase a planta, y hoy el gobierno da de baja esos contratos, desligándose de resarcirlos económicamente.
Como denuncian desde la CTA Autónoma, los trabajadores –muchos con veinte años de antigüedad- son avisados por mail o nota, apenas unos días antes de la finalización de los contratos, que se prescinde de sus servicios.
“Incluso en algunos casos la baja del contrato es advertida por un policía con listas en las puertas de los organismos. Al mismo tiempo se disuelven entidades del Estado claves en áreas como Educación, Salud, Desarrollo Social, y se unifican secretarías, generando un achique concreto”.
Los despidos masivos en el sector público y también en el sector privado, sumado a la aprobación de leyes que van en detrimento de los trabajadores, como la reforma previsional a nivel nacional y la reforma de ley de Ministerios en la provincia de Buenos Aires, no solamente nos obliga a estar en estado de alerta y movilización en la defensa de los intereses de clase. Por eso es que en esta primera semana de enero de 2018, trabajadores de distintas reparticiones salieron a las calles responsabilizando a la política de Macri, y en provincia de Buenos Aires a la gobernadora Vidal que responde a la política nacional, al igual que a sus intendentes obedientes, sobre la situación de miles de familias que pierden su fuente laboral.
Primer paro de ATE
En este contexto, el jueves 4 se hizo el primer paro nacional de estatales contra los despidos y la destrucción del Estado, convocado por ATE y contó con el acompañamiento de la CTA Autónoma. En Capital Federal, estatales junto a organizaciones sociales (entre ellas, la CCC, CTEP y Barrios de Pie), sindicales (como Sipreba y Sutna) y políticas marcharon desde el Obelisco hasta el Ministerio de Modernización. Allí denunciaron a Andrés Ibarra como responsable de ejecutar la política de despidos que “sólo en las últimas dos semanas dejó a 1.200 trabajadores del Estado nacional en la calle”.
Durante la marcha, Rodolfo Kempf, trabajador de CNEA y del Consejo Directivo Nacional de ATE, contaba a este semanario que los trabajadores de Ciencia y Tecnología, organizaron una columna frente a esta “nueva oleada de despidos de Macri: un gobierno que plantea reformas antiobreras y antipopulares”. Denunció “los despidos en muchos lugares de la administración pública nacional, organismos descentralizados y municipios de la provincia de Buenos Aires. Ciencia y Técnica también está con despidos, al igual que en el INTI. El miércoles 3, en el corredor de Ciencia y Tecnología fuimos a la asamblea del INTI, y hoy marcha con nosotros parte de ese contingente. Las peleas que estamos dando los trabajadores requieren la máxima unidad para enfrentar y es posible doblegar los despidos, por eso es una lástima que la seccional de ATE Capital no esté marchando ni esté parando. Esto es algo para revertir para ganar un paso en la unidad para frenar los despidos en el Estado”.
También los trabajadores de medios públicos
En el paro y movilización de estatales marcharon compañeros de Sipreba (Sindicato de prensa de Buenos Aires) quienes venían de participar de una multitudinaria asamblea conjunta de trabajadores de la TV Pública, Radio Nacional y Telam, quienes expresaron un contundente rechazo a la política de ajuste del gobierno en medios públicos.
Por primera vez en la historia, concretaron el miércoles 3 un cese de actividades con asamblea conjunta de la que participaron alrededor de 400 trabajadores quienes acordaron mantenerse en estado de alerta y movilización, realizar un festival en defensa de la integridad de los espacios bajo la esfera del Estado.
Un gobierno agresivo y que no dialoga
El secretario general de ATE, Hugo Cachorro Godoy, explicaba a este semanario: “la agresión del gobierno nacional sobre los trabajadores es cada vez más brutal, cruel. Hasta el momento han despedido 1.200 trabajadores y no hay perspectiva de que frenen. Están alentando también despidos en el ámbito provincial y en los municipios. Evidentemente es una situación muy grave. El gobierno no genera ningún espacio de diálogo para revisar. Al contrario, desalienta el diálogo, tanto desde el Ministerio de Modernización, que es el encargado de las relaciones laborales en el Estado nacional, como desde el Ministerio de Trabajo que es el responsable de abordar los conflictos, se supone en defensa del interés del más débil. Frente a esta actitud agresiva, de no diálogo, es que estamos realizando este paro de 24 horas, con movilizaciones en todo el país”.
Godoy explicaba además que hay provincias como  “Tierra del Fuego que han congelado los salarios por dos años por decreto. Algo que es insostenible. Por eso vamos a un escenario de mucha conflictividad social, promovida por el gobierno”.
Vaciamiento del Estado
Esta política de despidos -según se denunció desde el palco de los estatales frente al Ministerio de Modernización- implica la destrucción de los recursos que son patrimonio del pueblo argentino como el caso de Fabricaciones Militares, la desestructuración y cierre de dependencias del Senasa, paralización de obras. También se denunció los más de 5.000 encausados por enfrentar esta política.
Oscar de Isasi, secretario general de ATE provincia de Buenos Aires llamó a solidarizarse con los municipales de Quilmes, quienes en ese momento estaban cortando la avenida Calchaquí, al igual que con los compañeros de UEP en La Plata que se encontraban ocupando el organismo.
En tanto que Ricardo Peidro, secretario adjunto de la CTA Autónoma denunció que “No hay ningún canal de negociación donde podamos sentarnos a plantear el tema de los despidos… Por eso los trabajadores y trabajadoras estamos resistiendo y construyendo para pasar a la ofensiva”.

El Gobierno cambió las metas de la inflación

Al día siguiente de lograr la aprobación en el Senado del presupuesto 2018 y la reforma tributaria, el jueves 28 de diciembre el gobierno de Macri anunció el cambio de las metas de inflación de 2018 a 2020, del 10 al 15% en el primer año.

Tras dos años sin poder cumplir con las metas de inflación, el Gobierno decidió “recalibrar”, según palabras del jefe de Gabinete, Marcos Peña, las estimaciones para los próximos años. En 2016 había estimado la inflación en un 25% y terminó resultando casi 41%. Y del 17% que estimó para 2017, ha terminado superando el 24%.

Con toda la pompa del caso, el presidente Macri logró reunir por primera vezen una conferencia de prensa en la Casa Rosada, junto a Peña, sus principales espadas económicas:el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; y de Finanzas, Luis Caputo.

Las metas de inflación fueron una zanahoria inalcanzable durante los dos años que lleva Mauricio Macri en el gobierno. Ya hubo 23 puntos de diferencia entre los pronósticos y la realidad en los primeros dos años de gestión de Cambiemos.

En 2016, con Alfonso Prat-Gay en el Ministerio de Hacienda, la estimación que se había autoimpuesto el Gobierno era cerrar el año con una suba del 25% en los precios. Tanto Macri como el ministro hablaban de una banda de “20 a 25 puntos”. Y decían que, pese a la devaluación del 40% del dólar tras la salida del cepo, muchos de los ajustes ya se habían hecho durante el fin del mandato K. Pero eso nunca sucedió: la inflación del primer año de mandato cerró en 40,9%, el nivel más alto en 14 años.

Pese a ello, durante el año 2017, al menos hasta las elecciones de octubre, se sostuvo que la inflación sería del 17%, cuando ya era evidente que se superaría el 24%. Ahora Dujovne para justificar el atropello a la autonomía del Banco Central, tan caro a los economistas liberales, afirmó: “Necesitamos que las metas sean creíbles para que las políticas del Banco Central sean creíbles”.Y pretendió justificar los desvíos de la pauta inflacionaria diciendo que los rangos de 2016 fueron hechos “con poca visibilidad de lo que vendría después”. ¿Error o improvisación?

Como si no hubieran sido gobierno durante estos dos años, Marcos Peña insistió con el libreto de Durán Barba:“La inflación alta en la Argentina existió por decisión del gobierno anterior”. Se olvidó del golpe devaluatorio con que se inició su gobierno y el posterior alocado endeudamiento y su sostenimiento con tasas de interés leoninas, que también se trasladan a los precios.

Ahora dicen que mover la meta inflacionaria no va a causar ningún efecto pues era algo que estaría previsto por el mercado, como decía Prat Gay en 2016 respecto de la devaluación de diciembre de 2015. El efecto inmediato ha sido una devaluación del 10%. Para Dujovne: “Tenemos que acostumbrarnos a que tenemos un tipo de cambio flotante y dejar de hablar de corrida cuando se mueve un 10 por ciento”.Pero, de hecho, llegamos aun dólar en torno a 19,3 pesos a fines de 2017, que es el valor estimado para todo el año en el Presupuesto 2018.

También cambiar la meta implica cambiar previsiones sobre las expectativas inflacionarias. Si bien el cambio de la meta del 10 al 15% es más acorde con la inflación del 15,7% estimada en el Presupuesto 2018, ahora hay que considerar el impacto inflacionario de la devaluación y su incidencia en salarios y las cuotas de los préstamos indexados.

Si antes con la meta del 10% de inflación, el gobierno pensaba acotar las paritarias a una pauta del 16%, con cláusula gatillo si la inflación la superaba –como algún sindicalista se apresuró a aceptar–, ahora el reclamo no puede bajar del 22% con cláusula gatillo, dado el cambio de las expectativas inflacionarias. ¿O no es “el mercado” el que manda para este gobierno? Por eso el movimiento obrero debe prepararse para la dura pelea que se abrirá con las paritarias en 2018, sin bajar la guardia frente a la pretendida insistencia en lograr la llamada reforma laboral e imponer la flexibilización en los convenios gremio por gremio.

“El PCR tiene que crecer para avanzar por el camino revolucionario”

Conversamos con el camarada Otto Vargas, a pocos días de cumplirse 50 años de la fundación del PCR, para conocer por qué se creó el Partido en 1968, sus objetivos históricos y los desafíos actuales.

—El próximo 6 de enero se cumplen 50 años de la fundación de nuestro Partido. Queríamos preguntarte en primer lugar cuáles fueron las causas por las que se decidieron a romper con el Partido Comunista, y a construir un nuevo Partido.
—El PC había degenerado y se había transformado en un partido reformista, revisionista del marxismo. Por eso, antes de nuestra ruptura, había adherido a la línea revisionista del 20º Congreso del PCUS de 1956, que consagró principios revisionistas con los que, íntimamente, simpatizaban los dirigentes del PC argentino (Vittorio Codovilla, Rodolfo Ghioldi, Arnedo Alvarez, Víctor Larralde, entre otros). Hay quienes dijeron que sintieron “goce físico” cuando se enteraron de las conclusiones del 20 Congreso del PCUS.
Coincidían en el apoyo a la línea del 20 Congreso del tránsito pacífico al socialismo (sin revolución armada), adherían en América Latina al apoyo a gobiernos de burguesía nacional (como había planteado Nikita Kruschov), gobiernos del tipo del de Arturo Frondizi, al que apoyó incondicionalmente el PC argentino. Abro un paréntesis: el PC planteó “el pueblo entró a la Rosada”, cuando Frondizi asumió como presidente. Ese fue el título del diario del PC.
Poco antes de nuestra ruptura el PC planteó un supuesto “giro a la izquierda” del peronismo y la posibilidad de marchar a un partido único con él. Nos enteramos mucho después, hablando con el dirigente peronista Andrés Framini, que había habido un acuerdo secreto entre Perón y la dirección del PC soviético. De allí el amor al peronismo que atacó bruscamente a Codovilla para extrañeza nuestra. Parte de ese acuerdo, como nos contó Framini, fue que le pusieron al lado a un viejo cuadro del PC que había estado en España, que incluso le escribió el discurso que Framini dijo en un congreso de la Federación Sindical Mundial. Otra anécdota sobre este acuerdo: Una compañera nuestra conocía a un dirigente peronista, al que le dijo un día “qué lindo perro que tiene”, y el hombre le contestó “Lindo es el perro que tiene Perón en Madrid, que le regaló Brezhnev”.
Estas posiciones revisionistas de la dirección del PC llegarían a su extremo, luego de nuestra ruptura, con el apoyo de la dirección de ese partido a la dictadura de Videla, al que calificó de dirigente de una corriente “democrática” en el ejército. Otra anécdota: En una reunión familiar, el hijo de una importante familia del PC, cuando se produce el cambio entre Videla y Viola en la dictadura, le dice “¿Este también es nuestro, mamá?”. Es complicada la historia.
El clima reformista se fue haciendo insoportable para los que entonces rompimos con la dirección del PC. La posición de esta dirección contra la guerrilla del Che en Bolivia contribuyó a su aislamiento y asesinato. Este hecho aceleró nuestra ruptura. Nosotros rompimos exactamente cuando lo matan al Che en Bolivia. Ese día realizamos una manifestación en el centro de La Plata. Nuestro partido fue el único que manifestó en las calles su apoyo al Che en los días de nuestra ruptura. Al año del asesinato del Che se sacó una declaración que firmamos junto a dirigentes políticos de otras fuerzas. Ahí no vas a ver ninguna firma de los que hoy aparecen como activísimos guevaristas.
La fuerza principal de la ruptura fue la dirección de la Federación Juvenil Comunista (FJC). El Comité Central de la Fede decidió en una reunión histórica la ruptura. Un sector de militantes del Partido Comunista acompañamos la decisión de la FJC. Menciono entre ellos a José Ratzer, Pedro Planes, entre otros.
Estas fueron las causas de la ruptura, el PC había degenerado, era revisionista, reformista, de manera cada vez más evidente y para nosotros se hacía más insoportable defender esa posición.
—¿Por qué deciden armar un Partido, y no un movimiento, o un grupo guerrillero, como muchos que surgieron en esos años?
—Nosotros inicialmente lo que planteamos fue la realización de un Congreso del PC, y lo hicimos a través de un folleto que se tituló ¿Por qué no se quiere discutir?, que sacamos en el momento de la ruptura. Porque el PC tardó muchísimos años, más de una década, entre el 11 y el 12 Congreso, cuando todavía estábamos adentro, y ya era hora que convocaran al 13 Congreso. Por eso planteamos la discusión.
Cuando nacimos no teníamos todo claro. Eso se puede ver en nuestra declaración constitutiva. En la FJC se venía armando la ruptura desde hace rato, y una parte de su dirección tenía contacto, a través del PC de Uruguay, con la KGB soviética, con un tal Volodia. Otros dirigentes juveniles viajaron en ese tiempo a Moscú y uno de los compañeros que dirigía la ruptura les dijo “Pregúntenle a Volodia si nos van a apoyar”. Y Volodia contestó: “Deciles que sí, pero si hacen lo que nosotros queremos”.
En nuestro primer Congreso, en diciembre de 1969, en la Comisión de Situación Política éramos 5 o 6. La comisión principal, con más de 100 delegados, fue la que discutió Vía de la revolución y Partido. La discusión era si constituíamos un Partido Comunista, o como se decía entonces, un partido militar y político. Nosotros queríamos constituir un Partido Comunista. El compañero Pedro Planes, que falleció a los pocos días de fundado nuestro Partido, había estudiado mucho el tema militar, y fue el que teorizó a fondo que la revolución en la Argentina no iba del campo a la ciudad, sino de la ciudad al campo, que el camino era insurreccional, y que el papel de la clase obrera era fundamental para el triunfo de la revolución. No nos servía un movimiento guerrillero, con la concepción que teníamos. Por eso volcamos todo el trabajo del Partido al movimiento obrero, y vino el proceso del Smata Córdoba.
En el Segundo Congreso del Partido, en abril de 1972, tuvimos un debate histórico. Se había producido un alzamiento de trabajadores de los astilleros polacos, y otros acontecimientos en los que los cuerpos de delegados de los obreros cumplieron un papel fundamental. Nosotros investigamos esto, con la concepción insurreccionalista, y vimos su importancia para nuestro país. No lo podríamos haber hecho con la concepción de la revolución del campo a la ciudad.
—¿Por qué el PCR se define como marxista—leninista—maoísta? ¿Cómo llega el PCR al maoísmo?
—En 1972 una delegación del Comité Central de nuestro Partido visitó China, que estaba en plena Revolución Cultural Proletaria, con millones de obreros, campesinos y jóvenes movilizados. Para entrar a una fábrica había que abrirse camino entre los dazebaos que colgaban los obreros. Dazebao quiere decir “carteles con letras mayúsculas”, y podían referirse a la dirección de la empresa, al sindicato, a la dirección del país, a cualquier cuestión política. Ibas a la universidad y pasaba lo mismo. Hubo una manifestación de 60 millones de jóvenes en Pekín, para saludar a Mao.
Ese año establecimos relaciones fraternales con la dirección del Partido Comunista de China y adherimos al maoísmo. El maoísmo nos dio respuesta a la pregunta que nos inquietaba y no podíamos responder: ¿Por qué el socialismo soviético y el resto de los países comunistas de Europa habían degenerado hacia el capitalismo? ¿Cuál era la causa de esa traición? La China de Mao nos enseñó que la lucha por construir el socialismo es larga, dura e incluso se incrementa luego de la toma del poder por la clase obrera, y debe ser abordada como se hacía en China para no degenerar. Luego de la muerte de Mao en 1976, el socialismo también degeneró en China, y se restauró el capitalismo.
 Además tuvimos la posibilidad de estudiar a Mao y su enorme bagaje de enseñanzas marxistas leninistas. Vimos que era la única forma de tener un instrumento teórico que nos permitiera enfrentar la avalancha del reformismo que venía del Este. No te olvides que Gorbachov dijo: “me propuse como misión destruir al comunismo en Rusia y en todos los países posibles”.
Hay una gragea que hice para el hoy 1697, que dice “por un solo voto” y cuenta que la propuesta de Mao de lanzar la Revolución Cultural en 1966, triunfó en el CC del PC de China sólo por un voto. Esto muestra la lucha feroz en el Partido Comunista luego del triunfo de la revolución. No es que la lucha se serena, al contrario, la lucha se incrementa.
Hay anécdotas que muestran esto. Como aquel dirigente juvenil del PC húngaro que contrabandeaba lapiceras y medias de seda, y después se convirtió en ministro de Economía de Hungría. Eso está demostrando lo más profundo que pasaba ahí, con ese egoísmo típico del capitalismo. En la URSS había hasta un ministerio de botones. Y tenías que ir a negociar a una callejuela de Moscú, si hacías camisas o sacos, para que te vendieran los botones a vos y no a otro.
Entonces nosotros vimos en China cuál era la causa de estos males. La causa es que la lucha de clases sigue después de la revolución, se hace feroz. El maoísmo nos dio respuestas a esto. Porque nos preguntábamos ¿qué pasó? ¿Por qué no había libertad para crear otro partido? ¿Por qué no había libertad de comercio? ¿Cuál era la causa? Con el maoísmo vimos que si la dirección del Partido no lucha contra esas tendencias capitalistas, se va para otro lado, degenera.
—Relacionado con lo anterior, ¿el maoísmo ayudó al Partido a entender cuál es el camino de la revolución en la Argentina?
—Sí, en un país como la Argentina nos enseñó mucho sobre el campesinado, y nos impulsó a estudiar ese problema. En el 4º Congreso del Partido, algunos compañeros habían planteado que no había campesinos pobres en la pampa húmeda argentina. Por eso hicimos aquella investigación con los compañeros de Wheelwright, Santa Fe, publicada en el folleto que se llamó Los ignorados. Nosotros cuando hicimos ese estudio tuvimos una gran ayuda: los compañeros de Wheelwright habían hecho un censo que no era frío. Esos campesinos que estudiamos eran concretos, tenían nombre y apellido.
Otro gran tema es el de la lucha armada. Tarea pendiente.
—Nuestro Partido, y vos en particular, han insistido siempre en la necesidad de la revolución para resolver los problemas de fondo que oprimen a nuestro pueblo y nuestra patria, enfrentando las ideas que fomentan el escepticismo y el “no se puede” ¿cuál es el camino revolucionario en nuestro país?
—Nosotros hoy hemos optado por acumular fuerzas también en el terreno electoral, con el PTP; nunca acordamos ir con el PCR a elecciones porque implicaría rendirse ante el Estatuto de los Partidos Políticos.
Pero siempre afirmamos que por el camino electoral es imposible que la clase obrera y el pueblo puedan conquistar el poder. Eso era lo que preconizaba el revisionismo con la llamada vía chilena al socialismo en los años 60. Así lo creyó Salvador Allende en Chile. Un hombre que respondía a Codovilla, que recorría América Latina, venía de Chile y le dijo eso al Che en Cuba, y él le contestó: “los van a cagar a tiros”, y eso es lo que finalmente pasó en 1973.
Ya en un prólogo de 1872 que escribieron Marx y Engels al Manifiesto Comunista de 1848, luego de la experiencia de la Comuna de París, dijeron que aunque no podían agregar algo nuevo al Manifiesto, la Comuna había demostrado que es imposible realizar la más mínima tarea a favor de la clase obrera y el pueblo, si no se destruye el poder del Estado actual. Por eso yo insisto con este tema. Está bien que participemos de las elecciones, que tengamos candidatos, que sigamos el ejemplo de nuestra legisladora santafesina (Mercedes Meier), pero tengamos claro que nuestra tarea es acumular fuerzas para destruir este Estado. Porque si no va a ser imposible que hagamos lo que tenemos que hacer.
Resumiendo: Hay un sólo camino para resolver la independencia nacional de un país dependiente como el nuestro y para hacer una verdadera y profunda reforma agraria que termine con la oligarquía terrateniente: terminar con el Estado que defiende este sistema. Y esto no se puede realizar pacíficamente (sea por el camino electoral o parlamentario). Sólo se puede realizar a través de una revolución armada que barra con ese Estado y permita crear otro de carácter obrero y popular que abra el camino al socialismo y el comunismo.
—¿Cuáles son los desafíos del PCR en este 50 aniversario?
—El primer desafío que tenemos actualmente es derrotar la política reaccionaria del gobierno de Macri. Ahí concentramos nuestros esfuerzos principales. Para esto y para avanzar por el camino revolucionario por el que luchamos es necesario que el PCR crezca y se fortalezca. Este es el desafío actual para todos nosotros, porque somos muy débiles para las tareas que tenemos que resolver.

Más robo a los salarios y jubilaciones

La rebaja progresiva de los aportes patronales al sistema jubilatorio constituye una de las principales apuestas a favor de los empresarios que el macrismo aspira a que se sancione durante el período de sesiones extraordinarias.

Esta propuesta forma parte de los 144 artículos que integran el borrador de un proyecto de ley ómnibus de cambios en materia laboral que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, presentó el lunes 30 de octubre ante un grupo de abogados representantes de sindicatos y cámaras empresarias.
El proyecto establece un esquema progresivo de rebaja de dichos aportes durante un período de 5 años. El patrón, en vez de pagar aportes sobre el total del salario como se hace ahora, pagará a partir de un salario bruto actual de $11.500 ($10.000 netos), que se actualizará anualmente según el Índice de Precios al Consumidor (IPC).
El esquema establece una rebaja anual del 20% de esta parte del aporte patronal al sistema previsional, llegando al 100% en un plazo de 5 años. Este beneficio alcanzará a todas las empresas. Además, las empresas que blanqueen su personal no estarán obligadas a reconocer la antigüedad real de los trabajadores, y se les condonará todo tipo de multas derivadas de la no registración.
Los aportes patronales son parte del salario de los trabajadores que acumula el Estado a través de la Anses para su jubilación futura, es decir que constituyen una parte del salario diferido, que se suma a la parte que se le descuenta al propio trabajador. Por lo que la rebaja de aportes patronales implica una reducción en el salario diferido de los trabajadores y una transferencia de ingresos directa para los empleadores que, a su vez, reduce la recaudación del sistema de seguridad social.
“Si bien el Gobierno afirma que esta rebaja favorecerá el empleo registrado, entre 1994 y 2000 las contribuciones patronales bajaron del 33 al 17,8 por ciento mientras se incrementaron la desocupación y el empleo no registrado”, recuerda la CTA. En efecto, la lógica que subyace a los aspectos de la reforma laboral vinculados al blanqueo y a la rebaja de aportes es que la mejora del mercado de trabajo sólo se puede lograr si el empresario obtiene mayores ganancias, lo que supuestamente le incentivaría a aumentar la inversión productiva y la contratación de personal. Sin embargo, la propia experiencia argentina demuestra la falacia del argumento.
El ajuste sobre los jubilados y precarizados
La transferencia de ingresos al sector empresarial mediante la reducción de sus aportes al sistema de seguridad social, va a causar un mayor desfinanciamiento del mismo. Por lo que el presidente Macri ya anticipó un cambio en el sistema de actualización semestral de los haberes de los trabajadores jubilados y precarizados, que significa un mayor robo en sus haberes.
Las jubilaciones y los planes sociales se venían actualizando por un índice relacionado con los aumentos salariales y la recaudación impositiva. Como por las paritarias este año se logró una relativa recuperación de los salarios “en blanco” –en relación a mantener lo robado con la inflación en 2016–, ese índice de actualización también permitió recuperar parte lo perdido. Ahora el gobierno quiere dejarlo de lado y realizar la actualización sólo por el índice de la inflación. De ahí su decisión de indexar jubilaciones, pensiones y planes sociales por el índice de precios “como ocurre en 34 países evaluados por la OCDE” (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), según argumenta el Gobierno pretendiendo justificar este otro ajuste sobre los trabajadores.
De acuerdo a los datos preliminares que anunció el Gobierno, ese cambio del método podría explicar un recorte anual de $110.000 millones en el ingreso de los trabajadores que cobran la Asignación Universal, planes sociales, y los jubilados y pensionados,  para cubrir la transferencia directa de ingresos hacia el sector empresario que constituye la rebaja progresiva de los aportes patronales al sistema previsional. A los sindicalistas se les quiere endulzar el oído diciéndole que eso no va a afectar los “salarios de bolsillo”, ya que es parte del salario diferido; pero el monto sustraído a las jubilaciones y planes es tan grande que también es un cebo para que lo aprueben los gobernadores, ya que se dice que con esa plata se va a cubrir lo que pierdan las provincias con el pacto fiscal que negocia el gobierno de Macri (Clarín, 12/11/2017).
Por eso es imperioso unir todas las fuerzas de los trabajadores y el pueblo contra estas dos medidas del macrismo en la lucha común para impedir que pase el paquete de la llamada “reforma laboral” con el que se quiere hacer de goma (flexibilizar), todas las condiciones de los trabajadores, para aumentar su superexplotación en beneficio principalmente de los grandes latifundistas y monopolios imperialistas que se disputan el saqueo del país, sus trabajadores y el pueblo oprimido.

Un Encuentro masivo y opositor

Los días 14, 15 y 16 de octubre las mujeres fuimos protagonistas una vez más, de este 32 Encuentro Nacional de Mujeres, Chaco 2017. Un Encuentrazo.

Desde el viernes comenzaron a llegar las primeras delegaciones desde todo el país. Al atardecer llegaron las mujeres originarias wichi, qom y mocovíes desde el Impenetrable y otros lugares del Chaco, como Pampa del Indio, Castelli, San Martín, La Leonesa, etc. La presencia masiva de las compañeras originarias marcó una nota distintiva en el inicio de este 32 ENM.
60.000 mujeres arribamos de los distintos puntos del país. El pueblo chaqueño nos recibió cálidamente, a pesar de la campaña para desprestigiar a los encuentros nacionales de mujeres de distintos sectores a los fines de atemorizar al pueblo chaqueño.
La Comisión Organizadora realizó una tarea descomunal para poder recibirnos, alojarnos a las miles y miles de mujeres en escuela y/o clubes, en camping, casas de familia; garantizó los lugares donde funcionaron los talleres, más de 200; instalaron el Encuentro.
A su vez, miles y miles de mujeres trabajamos durante un año para poder asistir a este evento único en el mundo, que las argentinas sostenemos año tras año, defendiendo en cada instancia los pilares que lo sostienen.
Fueron tres días de mucho debate y también de mucho consenso. “Al fin se pudo discutir”, decían muchas mujeres. La vida, los sufrimientos, las alegrías y la lucha, recorrieron el debate en los múltiples talleres que se formaron con relación a las 71 temáticas propuestas por la Comisión Organizadora.
Fue un encuentro distinto porque todas pudimos hablar, y entre todas pudimos compartir nuestras experiencias de vida y de lucha, lo que nos permite ver que lo que le pasa a una, le pasa a muchas, que no es un problema individual, por ejemplo la violencia que padecemos, sino social y vamos aprendiendo a dar batalla colectivamente en todos los terrenos. Se habló acerca de que no tenemos nada para poner en la olla, y que entre muchas nos organizamos en ollas populares, hablamos del dolor que nos causa la muerte de nuestros hijos ante el avance de la droga en los barrios, y acá también nos vamos organizando. Hablamos acerca de la falta de trabajo y las que tenemos, no nos alcanza para llegar a fin de mes, hablamos de la violencia que sufrimos ante los golpes, los abusos.
Ha crecido el número de mujeres que caen en las redes de trata, y también ha crecido el número de femicidios. Vimos ante esto, un gobierno que no destina el presupuesto necesario para implementar la Ley 26.485 de violencia hacia las mujeres y no sólo eso, ha quitado presupuesto.
Muchos talleres se pronunciaron por la aparición con vida de Santiago Maldonado, responsabilizando al gobierno de Macri.
También se pronunciaron en muchos talleres por el pedido de esclarecimiento del cobarde atentado a Julia Rosales. Fue un encuentro opositor.
La apertura
Miles de mujeres colmaron el Club Sarmiento de Resistencia, Chaco, en este 32° Encuentro Nacional de Mujeres. Un espacio autoconvocado, autónomo, autosostenido, federal, democrático, plural y horizontal que no para de crecer en la lucha contra la doble opresión, agravada por la política de ajuste de Macri.
La multitud de mujeres en el estadio recibieron conmovidas el saludo de las mujeres originarias en sus respectivos idiomas.
Las más de 120 integrantes de la Comisión Organizadora, que durante un año trabajaron duramente para hacer realidad este ya histórico ENM, dieron una emocionada bienvenida. Se invitó a continuación a entonar el Himno Nacional, cantado con las tonadas de todas las provincias.
A continuación distintas integrantes de la Comisión Organizadora leyeron el documento elaborado conjuntamente. Fue un acto emocionante y que nos impactó.
El documento de bienvenida plantea, entro otros conceptos: “Después de 19 años, y por segunda vez, nos encontramos en Resistencia, Chaco, para hermanarnos. En 1998, fuimos diez mil mujeres, hoy somos setenta mil las que nos reunimos en este encuentro único en el mundo. Nos autoconvocamos convencidas de que a partir de estos encuentros nace la construcción colectiva que nos da la fuerza para luchar contra el sistema explotador, patriarcal y opresor”.
El documento subraya la situación de postergación en varios sectores sociales de una provincia donde “luchan las trabajadoras, las campesinas, las mujeres de los pueblos originarios cuyos ancestros han sobrevivido a las campañas genocidas, las estudiantes, las desocupadas, las amas de casa, las sindicalistas, las feministas, las víctimas de femicidio, sus familiares y todas las víctimas de la justicia machista, las mujeres trans, lesbianas, bisexuales, la diversidad sexual…” Y señalan una de las características más singulares del cambio de este ENM: el hecho de ser la primera Comisión Organizadora que cuenta con “la primera subcomisión de Interior en la historia, que recorrió todo el territorio provincial difundiendo el Encuentro en cada rincón del Chaco”.
El documento denuncia ser una de las provincias más postergadas del país. “La Corte Suprema de la Nación desde hace diez años exige al gobierno nacional y al provincial dar respuestas a los pueblos del norte y de El Impenetrable para detener lo que denominaron “el genocidio silencioso” de los pueblos originarios de esa zona, por desnutrición, tuberculosis, Mal de Chagas, entre otras enfermedades y muertes evitables. Muchas de las que dan batalla todos los días contra estas injusticias estamos acá presentes.
“Somos parte de las economías regionales postergadas por un proyecto nacional y provincial que privilegia el avance sojero de los agronegocios. Una agricultura que depreda montes favoreciendo las inundaciones y la contaminación, una agricultura sin agricultores que desangra a las poblaciones rurales en un éxodo que no se detiene, hace crecer las villas y los asentamientos, situación que beneficia a pooles y terratenientes.
“El algodón, que era el orgullo del Chaco, produjo este año la menor siembra de la historia. Cierran las desmotadoras y la industria textil por la apertura indiscriminada de las importaciones y el achicamiento del mercado. Cierran las pymes por cargas impositivas que son impagables, causando el aumento de despidos en el sector privado, como también la desocupación y el hambre”-
Además, denuncia que las políticas de opresión en Latinoamérica, en el país y el Chaco son ejecutadas apoyándose en la represión. “El ajuste golpea a los sectores populares, y sobre todo perjudica a las mujeres, empeorando sus condiciones de vida”. Y en ese hilo denuncia los 600 conflictos y persecución por la tierra, y repudia “el intento de asesinato a de la dirigente social Julia Rosales”.
El documento hace un repudio por las detenciones respaldadas en “la Ley de Narcomenudeo, que criminaliza al último eslabón de la cadena, penalizando particularmente a la juventud, con la intención de bajar la edad de imputabilidad, dejando libre a los responsables de las redes de narcotráfico.
“La feminización de la pobreza es un hecho innegable. Aún en el siglo XXI somos las que mayormente nos encargamos del trabajo doméstico no remunerado y tareas de cuidado, y somos quienes sostenemos nuestros hogares, teniendo como agravante la desigualdad salarial, que hace que las mujeres ganemos 27 por ciento menos que los hombres. La variable de ajuste siempre recae en las mujeres. Para revertir esta realidad injusta, es que necesitamos seguir organizadas y en la calle… Todas las batallas de nuestra patria grande latinoamericana nos tuvieron a las mujeres encabezando la lucha, a pesar de que el discurso de la historia oficial nos invisibilice. Por eso es que hoy invocamos a Juana Azurduy, Micaela Bastidas, Bartolina Sisa, Macacha Güemes, Melitona Enrique, Berta Cáceres, María Remedios del Valle, Juana Ramírez y Virginia Volten, entre otras”.
Por otra parte denuncian al Estado que no destina recursos ni propone respuestas integrales para abordar la problemática en violencia: “Mientras que ya en el 2016 el Plan Nacional de Acción de Prevención, Asistencia y Erradicación de la violencia contra las mujeres destinaba un presupuesto de menos de cinco pesos por mujer, el proyecto de Ley presupuestaria para el 2018 omite toda mención explícita de la asignación para el próximo año”.
A continuación, las integrantes de la Comisión fueron mencionando con un presente los nombres de las cinco mujeres asesinadas este año en Chaco: Araceli González, Isabel Sánchez, Mariela Fernández, Elizabeth Giuliana Solís Álvarez de 13 años, y Andrea Vera, mujer originaria de 25 años.
Se denunció que en lo que va del año, la desaparición de 22 mujeres en la provincia.
Además, pidieron por un sistema de salud accesible y equitativo para todas. La educación y anticoncepción considerados derechos básicos e indelegables, sin distinción de condición socioeconómica”. Ver completo en Internet.
Los talleres
Los talleres son el corazón de los encuentros. Fueron 71 temáticas y se formaron más de 200 talleres. Las mujeres fuimos protagonistas en el debate colectivo.
Funcionaron en forma normal y algunos se transformaron en asambleas. Fueron masivos. Hubo conclusiones en la mayoría.
El taller de mujeres originarias fue multitudinario. Allí las originarias debatían acerca de la sed de tierra, de la discriminación que padecen, del dolor que sufren al ver a sus hijos con hambre.
El debate de nuestros sufrimientos recorrió todos los talleres, responsabilizando a la política de ajuste del gobierno de Macri que ha agravado la doble y la triple opresión que padecemos. “Se parecen a los viejos encuentros”, decían contentas algunas mujeres.
Campaña por la emergencia en violencia contra las mujeres
El sábado se hizo un homenaje a nuestra querida Maria Conti, pionera de los encuentros (ver contratapa). El domingo por la tarde, como parte de las actividades del ENM, se hizo el lanzamiento de la campaña por la emergencia en violencia contra las mujeres. En la actividad se planteó que es urgente nacionalizar el reclamo, ya que el 30 de noviembre de este año vence la media sanción que conseguimos en Senadores porque el gobierno de Macri lo mantiene cajoneado en Diputados.
Las compañeras de provincia de Buenos Aires, integrantes de la CTEP, la CCC y del Movimiento Evita, contaron la experiencia de la consulta popular Vivas nos queremos y el reclamo por las 30 mil promotoras en prevención de violencia, y la necesidad de nacionalizar esta lucha, y pelear por 100 mil promotoras.
Allí se leyó una declaración de las compañeras de Esquel que están reclamando la absolución de la médica condenada por realizar un aborto, tras fallecer varios días después una paciente a quien le hizo un aborto legal.
El momento más emotivo de la actividad fue el homenaje a la neuquina Ivana Rosales, una luchadora y sobreviviente de femicidio, que falleció hace pocas semanas a causa de un ataque de epilepsia, secuela  de aquel intento de asesinato. En su memoria saludaron las compañeras neuquinas quienes la recordaron como una persona que supo transformar su dolor en lucha, y su hija Adriana que leyó una carta de acompañamiento.
La marcha
Fue una extraordinaria marcha, multitudinaria, colorida, alegre, ruidosa y las jóvenes fueron el componente fundamental.
El domingo por la tarde, al grito de “qué momento, qué momento, a pesar de todo les hicimos el Encuentro”, “ni una menos ni una más gritemos todas emergencia nacional”, recorrimos las 40 cuadras de Resistencia, desde la UNNE hasta el Parque de la Democracia.
Las viejas encuentreras estamos conmovidas y confiamos en las jóvenes encuentreras que tomarán la posta en la defensa del carácter de los encuentros que seguirán creciendo.
El Encuentro se va a Puerto Madryn
El lunes por la mañana se realizó el acto de cierre del 32 Encuentro Nacional de Mujeres en el que fue elegida la ciudad de Puerto Madryn para 2018. Una vez más miles se congregaron para ovacionar las tres propuestas presentadas: Chubut, La Plata y Capital Federal. La decisión se dirimió entre las dos primeras.
Las mujeres platenses remarcaron que en la capital de la provincia más rica del país, se agudizan las problemáticas de las mujeres. Resaltaron que frente a la adversidad las mujeres campesinas se han puesto de pie y están a la cabeza de la lucha. La historia de defensa de los derechos humanos en la ciudad de la Noche de Los Lápices y la importancia del Astillero Río Santiago, la única fábrica estatal que sobrevivió a la privatización menemista.
En tanto que las mujeres de Chubut hicieron hincapié en la necesidad de visibilizar la lucha por la tierra y la defensa de los recursos naturales frente al avance del saqueo en la provincia en que fue desaparecido Santiago Maldonado.
Por poco margen, pero en una masiva ovación, las mujeres del Encuentro decidieron congregarse en la ciudad de Puerto Madryn en 2018.
La Comisión Organizadora denunció que, terminado el Encuentro, el lunes por la tarde un grupo de hombres y mujeres persiguió y agredió verbal y físicamente a compañeras que esperaban los colectivos para volver a sus lugares de origen. Calificaron al hecho de una emboscada y exigieron que se investigue penalmente a los responsables.

El Encuentro somos todas

Faltan pocos días para encontrarnos en Chaco, en el 32 Encuentro Nacional de Mujeres. Las mujeres estamos ultimando detalles para poder ser parte de este evento único en el mundo.
Nos encontraremos en Chaco, una de las provincias más pobres de nuestro país; donde el hambre y la desocupación se agrava con la política del gobierno nacional y el provincial, una provincia donde los pueblos originarios siguen exigiendo su derecho sobre la tierra y por una vida digna, una provincia donde las mujeres, junto al conjunto del pueblo, tienen una gran experiencia de lucha. Como una vez dijo una compañera: “Vengan a Chaco, una provincia donde las mujeres queremos salir de la oscuridad”.
El Encuentro se realizará en una Argentina castigada por el hambre y la miseria. La carestía de vida aumenta a pasos agigantados. “Meter algo en la olla” es el principal problema para la mayor parte de la población, en muchos hogares sólo hacen una comida diaria y la inflación pega duro. El precio de los alimentos de primera necesidad, de los remedios y los tarifazos en los servicios nos golpean. La inmensa mayoría del pueblo, y las mujeres en particular, somos castigados por esta situación. En los barrios vemos como la droga destruye la vida de nuestros hijos, pretende convertirlos soldaditos de las mafias y no les ofrecen otro destino.
El gobierno de Macri, de ricos para ricos, gerente de las clases dominantes, no puede hacer pasar su política de ajuste sin represión. Lo dejó en claro a los pocos días de asumir reprimiendo a los trabajadores de Cresta Roja. No le tiembla el pulso para reprimir y para “castigar” a los que salimos a luchar contra su política de hambre, ajuste y represión. Se cumplen dos meses de la desaparición forzada de Santiago Maldonado y un mes del cobarde atentado a Julia Rosales, dirigente del PCR y la CCC.
Vamos a un Encuentro con un pueblo que nunca abandonó las calles, donde la lucha fue y es respuesta a la política del gobierno de Macri y donde las mujeres somos grandes protagonistas. Luchamos contra el hambre, por tierra, techo y trabajo en las grandes movilizaciones de San Cayetano a Plaza de Mayo, en amplia unidad, movilización y lucha que nos permitió arrancar y conquistar la Emergencia Social. Seguimos exigiendo su total implementación y la declaración de la Emergencia Alimentaria. Enfrentamos la desidia e indiferencia del gobierno organizando merenderos y comedores en las barriadas populares, luchamos por “Ni un pibe menos por la droga”, peleamos por la declaración de la Emergencia en Violencia contra las mujeres a nivel nacional, provincial y municipal, porque estamos convencidas que la violencia hacia las mujeres es un problema social y político que amerita medidas por parte del gobierno.
Las medidas adoptadas por el gobierno agravan los problemas de las mujeres
Cada 18 horas muere una mujer víctima de femicidio, que es la máxima y más dolorosa expresión de la violencia hacia las mujeres. En el año 2009, producto de la lucha se conquistó la Ley 26.485 “de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en todo ámbito en el que se desarrollan sus relaciones interpersonales”, una ley que los gobiernos de turno transformaron en letra muerta ya que destinaron y destinan un presupuesto insignificante e insuficiente para su implementación, mujeres golpeadas, violaciones y abuso son expresiones de la violencia. No hay una sola política que tenga como objetivo la prevención, somos las mujeres las que tomamos en nuestras manos este problema y salimos a enfrentarlo generando herramientas como las de las promotoras en prevención lanzada este año en la provincia de Buenos Aires, que entendemos como parte integral de la lucha por la emergencia. La declaración de la emergencia garantizaría el presupuesto necesario para la creación de refugios, el apoyo psicológico, jurídico y económico de las mujeres víctimas de violencia.
Es posible una vida sin violencia y es evitable que nos sigan arrancado mujeres que terminan siendo, dolorosamente, una menos. En el año 2016, una semana después del 3 de Junio conquistamos la media sanción en el Senado del proyecto de Ley que declararía la Emergencia Nacional en violencia. Un proyecto que es producto de las gigantescas movilizaciones que protagonizamos las mujeres de nuestro país, cada 3 de Junio desde el año 2015, en las que las mujeres y el conjunto del pueblo salimos a exigir ¡Ni Una Menos! ¡Vivas Nos Queremos! En este Encuentro los talleres van a ser eco de las experiencias que las mujeres llevamos adelante para enfrentar la violencia, eco de cómo eso que parece un problema puertas adentro, es un problema colectivo. Un problema de todas que tiene responsables y que nosotras tenemos propuesta para enfrentar.
En nuestro país, la clandestinidad del aborto, sigue llevándose la vida de las más pobres. Un aborto realizado en una clínica tiene un costo de $16.000, lo que nos condena a la realización de la interrupción voluntaria del embarazo en condiciones de insalubridad y de clandestinidad, en la más absoluta soledad. La campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó en varias oportunidades el proyecto de Ley de “interrupción voluntaria del embarazo”, un proyecto que se fue construyendo con la lucha y que los gobiernos de turno se niegan a tratar, haciendo maniobras descaradas para hacer vencer su plazo de tratamiento sobre tablas. El aborto clandestino es un tema de salud, se lleva la vida de las más pobres y es una deuda de la democracia.
La trata de mujeres con fines de esclavitud sexual se lleva a nuestras jóvenes; en esta problemática se entrelazan lo más podrido del poder político, judicial y policial. “Como moscas” se las llevan y no sabemos más de ellas, es una de las formas más violentas de sometimiento a la que nos quieren acostumbrar. Con el caso de Marita Verón quedó demostrado que no nos traga la tierra, que nos arrancan de nuestra vida y nos llevan a una vida de dolor, en la que nuestros cuerpos son fuente de ganancia de mafias que tienen nombre y apellido.
En este Encuentro las mujeres vamos a contar lo que vivimos cada día, cómo esta política de ajuste del gobierno nacional nos quiere condenar a una vida de padecimientos donde el hambre, la falta de trabajo, la precarización, la violencia, los despidos son el punto de partida para el agravamiento de nuestros problemas. Vamos a repudiar que viene por todo, que pretende llevar el ajuste hasta el hueso con la reforma laboral, la destrucción de los convenios colectivos de trabajo, liquidando los cuerpos de delegados, comisiones internas y los sindicatos; a esta política enfrentaremos y para ello, entendemos justa y necesaria la pelea por un paro nacional activo. Vamos a poner en palabras, como lo hacemos hace 31 años, lo que nos pasa, cómo nos organizamos y enfrentamos la desidia del gobierno, para salir fortalecidas, porque sabemos y estamos convencidas de que algo cambia en nosotras cuando participamos.
  • Basta de hambre, ajuste y represión.
  • No a la reforma laboral.
  • Basta de femicidios.
  • Declaración nacional de la emergencia en violencia contra las mujeres, por promotoras en prevención de violencia en todo el territorio nacional. ¡Ni una menos, vivas nos queremos!
  • Basta de trata: Vivas las llevaron vivas las queremos.
  • Ni una mujer menos por la clandestinidad del aborto: Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

Repudiamos el atentado a la dirigente social Julia Rosales

Repudiamos el atentado a la compañera Julia Rosales

Repudiamos el atentado a la compañera Julia Rosales

Las personas y organizaciones abajo firmantes, desde Neuquén, repudiamos enérgicamente el atentado sufrido por la dirigente de la CCC y del PCR Julia Rosales al recibir cinco balazos cuando llegaba a su domicilio, tres de los cuales le provocaron heridas de consideración.

Exigimos que se investigue a fondo y se castigue a los responsables de este hecho, que se producen a pocos días de cumplirse un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

Entendemos que este atentado no está al margen del clima de amenazas y agresiones a dirigentes sociales y políticos que se viene produciendo en nuestro país y entendemos que el gobierno nacional es responsable por lo que está sucediendo.

Asimismo repudiamos los ataques que continúan contra la familia de Julia, cuando su compañero, Mario Segovia (dirigente nacional del PCR) encontró en el mismo lugar del atentado, al regresar al domicilio desde el hospital donde ella se encuentra internada, su auto abollado, rayado y con claros daños intencionales.

Expresamos nuestra solidaridad con su familia y sus compañeros y compañeras de militancia de la CCC y el PCR y quedamos a disposición.

Continue Reading >>