Se viene el Gran Picnic de Fin de Año del Partido del Trabajo y del Pueblo

Este domingo 17 se hace el Gran Picnic de Fin de Año del Partido del Trabajo y del Pueblo en el Frente Neuquino.

Será en el balneario de Centenario y desde las 10 habrá fútbol y voley masculino, femenino y mixto, actividades infantiles, música en vivo, bingo y buffet.

Si bien la fecha original del picnic era el domingo 3 lo pasamos para el 17 por el pronostico de lluvia, así que más tiempo para invitar y organizarnos para participar!

El PCR convoca a marchar frente al asesinato del hermano mapuce

Desde el PCR-PTP de Neuquén convocamos a movilizarnos este domingo 26 de diciembre, concentrando a las 18.30 hs. en el monumento al Gral. San Martín – Neuquén Capital; en repudio al asesinato de un hermano mapuce del Lof Lafken Winkul Mapu (en la zona de Lago Mascardi)  en manos de las fuerzas de seguridad federales.

Resaltamos que este hecho de violencia brutal, se llevó a cabo dos días después del desalojo a la comunidad mapuce Lof Lafken Winkul Mapu cuando las fuerzas represivas se encontraban aún apostados en la montaña. Ante esta nueva escalada represiva y racista del Estado, responsabilizamos al Gobierno Nacional y sus fuerzas represivas.

Convocamos a marchar, en Neuquén Capital a las 18.30 hs junto a demás organizaciones sociales, políticas y sindicales de manera unitaria en repudio al asesinato del hermano mapuce, y exigimos ¡Justicia!¡ Juicio y Castigo para los responsables materiales y políticos! ¡Basta de represión!

Más robo a los salarios y jubilaciones

La rebaja progresiva de los aportes patronales al sistema jubilatorio constituye una de las principales apuestas a favor de los empresarios que el macrismo aspira a que se sancione durante el período de sesiones extraordinarias.

Esta propuesta forma parte de los 144 artículos que integran el borrador de un proyecto de ley ómnibus de cambios en materia laboral que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, presentó el lunes 30 de octubre ante un grupo de abogados representantes de sindicatos y cámaras empresarias.
El proyecto establece un esquema progresivo de rebaja de dichos aportes durante un período de 5 años. El patrón, en vez de pagar aportes sobre el total del salario como se hace ahora, pagará a partir de un salario bruto actual de $11.500 ($10.000 netos), que se actualizará anualmente según el Índice de Precios al Consumidor (IPC).
El esquema establece una rebaja anual del 20% de esta parte del aporte patronal al sistema previsional, llegando al 100% en un plazo de 5 años. Este beneficio alcanzará a todas las empresas. Además, las empresas que blanqueen su personal no estarán obligadas a reconocer la antigüedad real de los trabajadores, y se les condonará todo tipo de multas derivadas de la no registración.
Los aportes patronales son parte del salario de los trabajadores que acumula el Estado a través de la Anses para su jubilación futura, es decir que constituyen una parte del salario diferido, que se suma a la parte que se le descuenta al propio trabajador. Por lo que la rebaja de aportes patronales implica una reducción en el salario diferido de los trabajadores y una transferencia de ingresos directa para los empleadores que, a su vez, reduce la recaudación del sistema de seguridad social.
“Si bien el Gobierno afirma que esta rebaja favorecerá el empleo registrado, entre 1994 y 2000 las contribuciones patronales bajaron del 33 al 17,8 por ciento mientras se incrementaron la desocupación y el empleo no registrado”, recuerda la CTA. En efecto, la lógica que subyace a los aspectos de la reforma laboral vinculados al blanqueo y a la rebaja de aportes es que la mejora del mercado de trabajo sólo se puede lograr si el empresario obtiene mayores ganancias, lo que supuestamente le incentivaría a aumentar la inversión productiva y la contratación de personal. Sin embargo, la propia experiencia argentina demuestra la falacia del argumento.
El ajuste sobre los jubilados y precarizados
La transferencia de ingresos al sector empresarial mediante la reducción de sus aportes al sistema de seguridad social, va a causar un mayor desfinanciamiento del mismo. Por lo que el presidente Macri ya anticipó un cambio en el sistema de actualización semestral de los haberes de los trabajadores jubilados y precarizados, que significa un mayor robo en sus haberes.
Las jubilaciones y los planes sociales se venían actualizando por un índice relacionado con los aumentos salariales y la recaudación impositiva. Como por las paritarias este año se logró una relativa recuperación de los salarios “en blanco” –en relación a mantener lo robado con la inflación en 2016–, ese índice de actualización también permitió recuperar parte lo perdido. Ahora el gobierno quiere dejarlo de lado y realizar la actualización sólo por el índice de la inflación. De ahí su decisión de indexar jubilaciones, pensiones y planes sociales por el índice de precios “como ocurre en 34 países evaluados por la OCDE” (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), según argumenta el Gobierno pretendiendo justificar este otro ajuste sobre los trabajadores.
De acuerdo a los datos preliminares que anunció el Gobierno, ese cambio del método podría explicar un recorte anual de $110.000 millones en el ingreso de los trabajadores que cobran la Asignación Universal, planes sociales, y los jubilados y pensionados,  para cubrir la transferencia directa de ingresos hacia el sector empresario que constituye la rebaja progresiva de los aportes patronales al sistema previsional. A los sindicalistas se les quiere endulzar el oído diciéndole que eso no va a afectar los “salarios de bolsillo”, ya que es parte del salario diferido; pero el monto sustraído a las jubilaciones y planes es tan grande que también es un cebo para que lo aprueben los gobernadores, ya que se dice que con esa plata se va a cubrir lo que pierdan las provincias con el pacto fiscal que negocia el gobierno de Macri (Clarín, 12/11/2017).
Por eso es imperioso unir todas las fuerzas de los trabajadores y el pueblo contra estas dos medidas del macrismo en la lucha común para impedir que pase el paquete de la llamada “reforma laboral” con el que se quiere hacer de goma (flexibilizar), todas las condiciones de los trabajadores, para aumentar su superexplotación en beneficio principalmente de los grandes latifundistas y monopolios imperialistas que se disputan el saqueo del país, sus trabajadores y el pueblo oprimido.

Brotes de rebeldía contra el ajuste

El gobierno de Macri pretende imponer más flexibilización laboral, robo a los jubilados y tarifazos. Crece la bronca por abajo en fábricas y gremios. Reuniones de delegados, CGT regionales, ATE, las CTA, la Corriente Federal, la CCC, la CTEP y Barrios de Pie, reclaman unidad para la lucha.

1. El Encuentro de Delegados marcó el camino

El plan de lucha que vienen realizando los obreros del Astillero Río Santiago en defensa de su fuente de trabajo y de la industria naval nacional, ha dado un paso extraordinario, con su iniciativa de realizar un encuentro regional de delegados.

Ese Encuentro Regional de Delegados, tomado en sus manos por ATE Ensenada, se concretó el jueves 9, con 600 compañeros de 60 gremios de la CTA, la CGT y municipales, y la participación de la CCC.

El Encuentro fijó posición sobre la cuestión fundamental que está en debate hoy en el país: “El objetivo central es la defensa del trabajo en la región ante la dura situación económica y los planes de reforma laboral gubernamentales”. Discutióy aprobó un programa de reclamos económicos, sociales y políticos, que es histórico (ver contratapa). Aprobó una movilización a la Casa de Gobierno bonaerense y reclamó a las centrales de trabajadores un paro nacional.

El Encuentro de Delegados marcó un camino.

 

2. ¡No a la reforma laboral!

Las comisiones internas de Acindar, Tenaris, laminados industriales, de Villa Constitución repudiaron la totalidad del proyecto de reforma laboral y están discutiendo las medidas a tomar.

En Casilda se reunió la intersindical que integran Amsafé, la UOM, ATE, Municipales, la Carne, Luz y Fuerza, la Bancaria, Camioneros y Peajes. Convocaron a un plenario abierto de delegados contra la reforma laboral. Y se marcha a una a reunión con los gremios de Firmat.

Las regionales de la CGT de Córdoba, Río Cuarto, Villa María, Bell Ville, San Francisco, Punilla y Cruz del Eje, la Mesa de Unidad Sindical Río Tercero y la CGT Regional Oeste (Merlo, Moreno y Marcos Paz) de Buenos Aires, con la consigna “hacia los 100 plenarios”, denunciaron que “la reforma laboral impulsada por el gobierno es una verdadera declaración de guerra contra los trabajadores”. Se volverán a reunir el 30 de noviembre. En el mismo sentido se pronunció la CGT de San Pedro y Baradero.

ATE nacional convocó a una jornada nacional de lucha, contra las políticas de ajuste del gobierno, para los primeros días de diciembre, coordinando con las organizaciones sindicales y sociales. La Conadu (H) también comenzó a movilizarse. Las CTA Autónoma y la CTA de los Trabajadores propusieron a la CGT y al movimiento obrero: “coordinar un plan de acción contra la reforma laboral”.

La Corriente Federal de Trabajadores que lidera el bancario Sergio Palazzo, denunció que la reforma laboral, previsional y tributaria de Macri: “es un ajuste permanente”. Pidió que se reanude el Comité Central Confederal de la CGT, para “definir reclamos, ratificar la vigencia de los derechos laborales y previsionales, proteger la producción nacional y el trabajo e impulsar un plan de lucha que nunca debió ser postergado”.

En un acto de homenaje a Rucci, en la CGT, el dirigente camionero Pablo Moyano afirmó que “nos van a tener que cortar las manos para firmar esta ley de reforma para cagar a los trabajadores”.

 

3. Pulseadas y presiones por el plan Macri

La disputa, entre los de arriba, por estar entre los beneficiados por el plan, es feroz.

El gobierno presiona, chantajea, amenaza y negocia, para imponer su plan. Es decir, el plan que le llevaron los jefes de monopolios imperialistas y grandes terratenientes en el Coloquio de IDEA, una semana antes de las elecciones. A los oligarcas le entregó el Ministerio de Agroindustria: puso al presidente de la Sociedad Rural, Etchevehere.

El FMI le reclamó a Macri “acelerar las reformas”; presiona para el aumento de la edad de jubilación. Y para bajar el porcentaje de los salarios que se toma como base para las jubilaciones.

Los usureros maltrataron a Macri en su reciente viaje a Estados Unidos: le pusieron de vocero al HSBC (un banco chino-inglés) que le reclamó “garantías de que las reformas no serán cambiadas por el próximo gobierno”. Lo premiaron con la misma condecoración que le dieron a Menem en los 90, por algo será…

El plan de Macri es un robo a jubilaciones, pensiones y asignaciones por hijo de entre $120.000 y $140.000 millones. La Anses perderá el 20% de impuestos que le corresponden. Reducen las llamadas contribuciones patronales (que son parte del salario), es un robo a los trabajadores de $40.500 millones el año que viene, y ese robo aumenta hasta llegar en 5 años a $208.000 millones: un regalo a las patronales.

¿Cuánto le robarán los monopolios, los latifundistas y el Estado a los trabajadores por la pérdida de sus conquistas históricas? ¿Un billón de pesos?

La disputa por arriba incluye al gobierno. El gobernador mendocino de Cambiemos, tuvo que salir a cruzarse con el proyecto de aumento de los impuestos al vino y el champagne, y otros se cruzaron por la cerveza.

 

4. Un camino para la contraofensiva

La ofensiva del gobierno, los monopolios imperialistas y la oligarquía terrateniente, contra los trabajadores, los campesinos y el pueblo sacude al país.

El mismo día en que un Macri ganador y prepotente anunció su plan “de 20 años” en el CCK, la CCC, la CTEP y Barrios de Pie estuvieron en las calles, plantándose. Ahora los Cayetanos marchan a un plan de lucha que arranca con jornadas el 15 y el 22 de este mes.

Ahora, mostraron el camino los trabajadores del Astillero Río Santiago (ARS), la reunión de los jóvenes de esa fábrica con las juventudes sindicales de los gremios de la zona, coronando con el histórico Encuentro Regional de Delegados.

Otros sectores avanzaron con la reunión de CGT regionales en Córdoba, los pronunciamientos de gremios como ATE y Camioneros, las CTA, multisectoriales y coordinaciones gremiales.

Desde abajo, el movimiento obrero comenzó a ponerse de pie, para su contraofensiva.

La gran tarea de la hora, para los clasistas y los comunistas revolucionarios, es encabezar las luchas en cada gran empresa, para seguir el camino de los trabajadores del ARS, uniendo a los trabajadores de la zona con sus cuerpos de delegados, comisiones internas y direcciones combativas. Recoger el programa del Encuentro de La Plata, Berisso y Ensenada, y sumando sus reclamos. Decidir medidas de lucha y reclamandoparo nacional activo y multisectorial.

Y discutir ese camino en cada zona agraria, en las organizaciones de mujeres y la juventud, y demás sectores populares, para la confluencia multisectorial en la lucha.

Macri quiere manejar el gobierno y también ponerle la cabeza de la oposición: el derrotado gobernador Schiaretti, un hombre que le debe muchos favores a Franco Macri y a la FIAT.

Frente a la ofensiva macrista, el PTP y el PCR trabajan para impulsar un amplio frente político popular y nacional, que trabaje activamente para la unidad en la lucha contra el plan de ajuste, entrega y represión. Que recoja los reclamos de las emergencias y las necesidades del pueblo que están en las calles. Y que tenga como objetivo acumular fuerzas para una salida que acabe con la dependencia, el latifundio y el poder que lo sostiene. Para que los trabajadores, los campesinos, los originarios, las mujeres, los jóvenes y demás sectores populares, sean los dueños de un nuevo poder.

¡Luchamos por la Revolución y ese es nuestro objetivo histórico! Otto Vargas en Neuquén

Con un salón a pleno con amigos, amigas, camaradas, delegaciones de Centenario, Chañar, Neuquen capital y Río Negro. Se dio comienzo a la charla con la presentación del camarada Andrés quien realizó una breve reseña destacando los logros de la revolución rusa.

 

Luego de saludar a los presentes Otto Vargas comenzó su exposición planteando las etapas del proceso insurreccional ¿Como fue la insurrección Rusa y como se produce el triunfo de la revolución?

 

Fue describiendo cada hecho histórico, cada etapa, las condiciones materiales de vida del pueblo Ruso, de opresión y hambre,  los levantamientos de 1905 y 1916 . La manifestación gigantesca del 8 de marzo en Petrogrado encabezada por las mujeres que reclamaban pan producto de la terrible hambruna generada por la primera guerra mundial. El asalto al arsenal de Petrogrado, donde miles de trabajadores se armaron y derrocaron al zarismo. La conformación del gobierno provisional, los soviets, obreros , campesinos, soldados de fábricas, aldeas organismos de doble poder en oposición al gobierno provisional burgués. La conformación de las milicias de mujeres y hombres a partir de los soviets. Este gobierno provisional no resolvió ninguna necesidad del pueblo.

Así comienza una nueva etapa para Lenin y los Bolcheviques en la cual deciden tomar el poder a través de una insurrección armada, protagonizada por el pueblo. Tras la caída del Palacio de invierno

Obreros ,campesinos , el pueblo toma en sus manos el poder, ordenando la libertad de todos los presos y el encarcelamiento de Kerenski. Se le dio todo el poder a los soviets y se llamo a realizar negociaciones por la paz inmediata, se abolió el derecho de propiedad de terratenientes,  y las tierras se pusieron a disposición de los campesinos, control obrero de la producción,  control obrero en las fabricas, el derecho de las naciones oprimidas a su independencia y autodeterminación y la lucha continuó,…. mas de 3 años de guerra civil  muy cruenta derrotando los intentos contrarevolucionarios, que hizo posible el triunfo. Poco a poco la Rusia proletaria fue surgiendo, y la lucha continuo.

 

 

Otto expresaba  – Lenin en 1921 dijo “La revolución democrática burguesa se transforma en la revolución socialista y esta ultima consolida a la primera”. El régimen soviético es la expresión de esto

la transformación de una revolución democrática antiimperialista como la que nosotros tenemos que hacer en la Argentina y luego la revolución socialista.

Luego prosiguió …-En el año 56 la revolución fue derrotada, pero el mundo nunca volvería a ser igual.

 

A pesar de todas las difamaciones contra el socialismo, la revolución es posible y la revolución rusa así lo demuestra, la revolución Cubana,  que triunfo en las puertas de EEUU y por eso luchamos nosotros el PCR, luchamos por la revolución en la Argentina, es nuestro objetivo histórico, es la única forma para que los campesinos tengan tierras ¡es una vergüenza! Benetton tiene 900.000 hectáreas, y los originarios son privados de la tierra, este es un gobierno de gerentes de grandes monopolios, de terratenientes y Macri y su familia tenían 6 fabricas cuando comenzó la dictadura y ahora tienen mas de 40, en su gobierno son todos grandes burgueses y por si faltaba algo,  su ministro de agricultura Etchevere es el presidente de la sociedad rural

La lucha por la revolución es una necesidad y la revolución es posible, tenemos que trabajar para que la clase obrera sea la clase dirigente de esa revolución que resuelva la tierra para los campesinos y para las masas explotadas en la Argentina.

Para cerrar la charla se realizo un rico debate entre los presentes.

El PCR, con esta actividad,  rindió homenaje y pasó revista para los tiempos por venir  a la primera y gran Revolución de los obreros y explotados de  la humanidad , a partir de la cual nada volverá a ser igual en el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A 100 años de la Revolución Rusa: enseñanzas para la liberación de los Pueblos – Charla y debate-

El PCR de Neuquén te invita a participar de la charla en el marco del centenario de la Revolución Rusa para hablar de sus enseñanzas. La misma estará a cargo del dirigente del marxismo, leninismo y maoísmo en la Argentina, Otto Vargas.

Este año se cumplieron 100 años de la Revolución Rusa, un hecho que marcó la historia de la humanidad. Para hablar sobre el tema llegará a Neuquén el abogado, escritor e historiador Otto Vargas, secretario general del Partido Comunista Revolucionario. La charla titulada “A 100 años de la Revolución Rusa: enseñanzas para la liberación de los Pueblos” se realizará el viernes 10, a las 18.30, en el auditorio de la Facultad de Ingeniería.

Vargas fue dirigente en la Federación Mundial de Juventudes Democráticas. En 1959, en los días previos al triunfo de la revolución cubana, Otto estuvo en Cuba realizando tareas clandestinas y allí conoció personalmente al Che Guevara.

A fines de los años 60, el dirigente viajó a China donde vivió la Revolución Cultural China y el Maoismo, convirtiéndose en uno de los impulsores de la adhesión del PCR a éste.

Biografía de Otto Vargas:

Otto Cesar Vargas nació en Choele Choel, Río Negro en 1930. Es secretario general del Partido Comunista Revolucionario (PCR) desde su fundación, el 6 de enero de 1968, hasta la actualidad.

Estudió Derecho en la Universidad de La Plata y a los 19 años se afilió a la Federación Juvenil Comunista. Al tiempo de afiliarse pasó a tomar tareas internacionales en la Federación Mundial de Juventudes Democráticas.

En 1959, en los días previos al triunfo de la revolución cubana, Otto estuvo en Cuba realizando tareas clandestinas. Allí conoció personalmente al Che Guevara.

En el año 1962, al estallar en el seno del PC la crisis más profunda de su historia, Otto Vargas manifestó su rechazo al XX Congreso del PCUS, que fue el congreso que consagró la restauración capitalista en la URSS. Impulsó la lucha contra lo que llamaban la desviación oportunista de la dirección del PC. Estas definiciones fueron fundamentales en la constitución del nuevo partido, el P.C.R., fundado el 6 de enero de 1968.

A fines de los años 60 viajó a China y, tras conocer en persona la Revolución Cultural China y el Maoismo, se convirtió en uno de los impulsores de la adhesión del PCR a éste.

Otto Vargas es fundamental en el proceso que llevó al PCR a romper con teorías como la del “capitalismo dependiente”, y en la definición de la insurrección popular con la hegemonía de la clase obrera como el camino fundamental de la Revolución argentina.

Obras de Otto Vargas

¿Qué fue la Revolución Cultural Proletaria China? (1972). Ediciones Tercer Mundo.
Sobre el modo de producción dominante en el Virreynato del Río de la Plata. (1983). Editorial Agora.
El marxismo y la revolución argentina, Tomos 1. (1987). Editorial Agora.
Los ignorados. Investigación sobre la existencia de campesinos pobres y medios en la pampa húmeda. (1992). Cuadernos N°2 de Editorial Agora.
Vigencia del pensamiento de Mao Tse Tung. (1993). Edición del PCR de la Argentina.
Una visión de 30 años de historia argentina desde el maoísmo. (1997). Colección “La Década del ’70”. Ediciones Nueva Hora.
La Revolución Cultural Proletaria China.
Jorge Brega. ¿Ha muerto el comunismo? El maoísmo en Argentina. Conversaciones con Otto Vargas. Editorial Agora. Segunda Edición actualizada: 1997.
El marxismo y la revolución argentina, Tomo 2. (1999). Editorial Agora.
Conferencias. Aportes al estudio del marxismo y la revolución argentina. (2002). Editorial Agora.

Unir fuerzas contra la ofensiva de Macri

1. El triunfo de Macri

El gobierno de Macri se fortaleció en las elecciones del 22 de octubre. Cambiemos, en el 2015 ganó en 5 distritos y ahora en 13, incluidos los 5 más grandes: Capital Federal, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Aumentó su fuerza en el Congreso. A partir del 10 de diciembre, controlará más de un tercio de cada Cámara y la oposición no podrá reunir los dos tercios necesarios para anular un veto presidencial.

Montado en este triunfo, Macri convocó a un Gran Acuerdo para impulsar las medidas que exigen las clases dominantes. Imponer un plan de reformas que va a fondo con el ajuste, la entrega y la represión, es el camino para consolidar su gobierno, con vistas a las elecciones del 2019.

El 13 y 14 de octubre, empresarios, políticos y funcionarios se reunieron en el Coloquio de Idea. Mil empresarios pagaron $65.000 cada uno para participar y poder discutir esos planes. Entre esos temas se destacaron la reforma laboral y la educativa. Exigieron mayor flexibilización laboral para hacer inversiones, terminar con las indemnizaciones y las horas extras, y promover la polifuncionalidad, entre otras medidas.

El verdadero eje del discurso de Macri fue que debemos ser “un país previsible y con cuentas ordenadas para abrirnos a la globalización”. Así, vendemos soja, oro y litio a China y ésta nos inunda con sus productos industriales, construye las represas y usinas atómicas que podemos hacer nosotros mismos. La industria es cada vez más ensambladora y consumidora de insumos europeos y yanquis, deficitaria en más de 6.000 millones de dólares. Macri nos endeuda con bancos yanquis, chinos y europeos, deposita las reservas de oro en Inglaterra como garantía y acepta los tribunales extranjeros en los nuevos bonos.

La deuda pública ya supera los 300.000 millones de dólares.

Un puñado de terratenientes y las cerealeras se llenan de plata con los agronegocios, mientras miles de chacareros sufren las inundaciones que cubren 8 millones de hectáreas, y las economías regionales se hunden en la crisis. La tierra se concentra en manos de latifundistas, que cada vez más son extranjeros. En dos años de gobierno de Macri, la pobreza creció en un millón y medio de personas. Al otro día de las elecciones aumentó la nafta y el gasoil entre el 10 y el 12%, el gobierno le garantiza a las petroleras ganancias del 233% que salen de los bolsillos del pueblo.

La reforma laboral, que precariza el trabajo y achica las jubilaciones, es el centro de su plan de ajuste.El gobierno impulsa acuerdos gremio por gremio, como el de los petroleros de Vaca Muerta. Y lanzó su proyecto de ley laboral que liquida las conquistas de los trabajadores.

Modifica los impuestos, principalmente Ingresos Brutos que recaudan las provincias.

Con la Cobertura Universal de Salud (CUS) van a privatizar la salud pública. En lugar de más y mejores hospitales, quieren que los tratamientos que no pueden realizar se hagan en las clínicas privadas, y los que no están incluidos en el CUSlo tendrá que pagar cada uno de su bolsillo. Ya eliminaron el plan Remediar, que proveía algunos medicamentos gratuitos del presupuesto de Salud.

Macri designó ministro de Agroindustria a Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural, del riñón de la oligarquía terrateniente; viene de hacer negocios en China y otros países.

 

2. El pueblo en las calles

El gobierno se fortaleció en las elecciones pero no pudo sacar al pueblo de las calles.

En estos dos años, tuvieron que ceder en los tarifazos, se les arrancó la Ley de Emergencia Social, y tuvieron que dar marcha atrás con el 2×1 beneficiando a represores de la dictadura.

Crece la lucha de los pequeños productores de todo el país, que hicieron verdurazos, frutazos, yerbatazos, feriazos y la Marcha de las Economías Regionales. Este año, los campesinos reclamaron 8 veces en la Plaza de Mayo.

Es un hecho muy importante el nuevo triunfo de la lista Celeste y Blanca en los tres turnos, de la Comisión Interna de Mondelez. Sigue la lucha de los obreros del Astillero Río Santiago que van a un plenario de delegados zonales.

Fue un gran éxito el masivo 32 Encuentro Nacional de Mujeres en el Chaco. Más de 60.000 participaron, denunciando sus sufrimientos y sus experiencias de organización y lucha contra la política de Macri y su doble explotación.

El gobierno debió hacer aparecer a Santiago Maldonado. Se logró con masivas movilizaciones en todo el país. Sigue la lucha por el esclarecimiento y castigo a los responsables de su desaparición forzada seguida de muerte.

 

3. Interrogantes

Macri es el quinto presidente no peronista desde Frondizi. ¿Podrá gobernar sin una alianza con la oposición? Los otros 4 presidentes cayeron por no poder llegar a hacer esas alianzas.

En su primer año de gobierno el macrismo avanzó en lo que llamó “el arte del acuerdo”. Se presentó al Foro de Davos con Sergio Massa, como expresión de la oposición con la que iba a consensuar. Con el acuerdo de la oposición logró sancionar 84 leyes en el 2016, negociando con los diputados, y con los gobernadores peronistas para el Senado. Pero en los 6 meses de sesiones del 2017, el Congreso solo sancionó 27 leyes, solo 9 fueron propuestas del Poder Ejecutivo. Hubo una virtual parálisis del sistema político.

Ahora Cambiemos sumará más legisladores, sin llegar a la mayoría en ninguna de las dos Cámaras del Congreso. Deberá, por lo tanto, volver a la estrategia del “arte del acuerdo”, para lo cual creó buenas condiciones al ganar en Buenos Aires.

La política hegemonista de Macri y el PRO, agudiza las contradicciones con sectores del radicalismo y otros grupos del gobierno.

Además, el plan macrista favorece a los monopolios y terratenientes de determinadas ramas de la economía, y liquida otras ramas, que considera inviables en “un mundo globalizado”. Lo que también genera contradicciones.

 

4. La política de Macri

El gobierno seguirá financiándose con endeudamiento. No puede reducir el déficit reduciendo el gasto, por la pobreza, que castiga al 30% de la población. Esto lo obliga a aumentar la presión impositiva, lo que le crea problemas en el Conurbano Bonaerense sin cuyo apoyo no puede aspirar a la reelección.

La reforma tributaria que proyecta Macri tiene gran oposición en cuanto al impuesto a las bebidas, sobre todo al vino (oposición de Mendoza y San Juan principalmente).

El impuesto a la renta financiera golpea a grandes sectores populares. Muchos depositaron sus ahorros para cubrirse de la inflación. Disminuyó el impuesto al cheque, que será deducible de las ganancias en 5 años.

Se elimina el “impuesto tecnológico” para las empresas que arman electrónicos en Tierra del Fuego, afectando duramente a esta provincia, en beneficio de los monopolios. Y toma medidas impositivas para reducir el trabajo informal.

Las provincias bajarán la recaudación de Ingresos Brutos, impuesto al que se aferran muchos gobernadores porque es de fácil recaudación. Actualmente implica el 4% del PBI. Las provincias se han comprometido a no aumentar el gasto por encima de la tasa de inflación.

La piedra fundamental de todas estas medidas es la modificación de la Ley de Jubilaciones. El gobierno plantea que las jubilaciones crecieron un 16,7% más que los salarios, y un 36% más que los recursos de la Anses. El gobierno le robará a los jubilados unos $100.000 millones anuales, plata que transfiere a las empresas con el mecanismo de rebajarle los aportes previsionales, en forma creciente, durante 4 años. Es muy importante mejorar nuestro trabajo con los jubilados, que jugarán un papel clave en las próximas luchas. Con esta y otras rebajas del “costo laboral”, Macri busca un crecimiento de la inversión privada, que está frenada por el incentivo del gobierno a la bicicleta financiera.

El gobierno marcha a usar a las Fuerzas Armadas en la represión interna, usando la ley antiterrorista. Mientras tanto, los ingleses van a realizar nuevas maniobras militares en Malvinas y tienen otra base militar en las Georgias.

 

5. Unidad contra la ofensiva macrista

El eje de la política nacional es encabezar las luchas, y unir a todas las fuerza posibles de ser unidas, para enfrentar la ofensiva macrista de ajuste, entrega y represión. Y aprovechar, a favor del pueblo las contradicciones que se agudizan en el campo de los enemigos.

La ofensiva macrista ha comenzado a provocar cambios de alineación en el movimiento obrero y los demás sectores populares.

El gobierno, de la mano de los sectores colaboracionistas sindicales y políticos, intenta paralizar al pueblo hasta marzo del 2018. Trabaja para aislar y reprimir a las fuerzas populares. El intento de asesinato a Julia Rosales, frustrado por la actitud vigilante y heroica de nuestra compañera, las amenazas al director de la revista Cuadernos, Eduardo Lualdi y su familia, marcaron un cambio en el terreno de la represión. Sigue el juicio al compañero Nelson Salazar de Salta, se inició un nuevo juicio a Marcelo Barab en Chubut, y a Rodolfo Aguiar, Raúl Rajneri y Manuel Hermida en Río Negro.

Hay una nueva situación en el movimiento obrero. Las medidas contra los trabajadores, y el proyecto de ley laboral, que son el centro de ese plan, en la medida en que son aplicadas o conocidas, hacen brotar la bronca desde abajo.

La movilización de los llamados Cayetanos, la CCC, la CTEP y Barrios de Pie al CCK, donde Macri lanzaba su “gran acuerdo”, marcó el inicio de la lucha frente a la ofensiva contra los trabajadores y el pueblo. La conquista de la Ley de Emergencia Social, trazó un camino para abrirle la mano al gobierno: la unidad amplia para la lucha, y el aprovechamiento de las contradicciones por arriba.

La lucha de los trabajadores del Astillero Río Santiago ha dado un nuevo paso con la reunión de jóvenes de esa planta y la Juventud Sindical de los gremios de la zona, en marcha hacia el gran plenario de delegados. Pararon los aceiteros de Rosario. Están en lucha los trabajadores de Fabricaciones Militares con paro de ATE. Se movilizaron los jubilados del MIJP-CCC en Lanús.

Se van abriendo caminos, como el plenario de delegados zonales, entre otras formas de coordinación, para reagrupar fuerzas en el movimiento obrero hacia un paro nacional.

También, las movilizaciones del campesinado a la Plaza de Mayo, el masivo y opositor Encuentro Nacional de Mujeres, el crecimiento de la movilización juvenil y el movimiento Ni Un Pibe Menos por la Droga, las concentraciones por verdad y castigo a los responsables de la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado, entre otros hechos, muestran la voluntad de lucha que crece en el pueblo.

Las multisectoriales se multiplican en localidades y provincias. Son la clave para avanzar en la unidad para la lucha de los torrentes populares, y confluir en un paro nacional activo y multisectorial.

 

6. Un frente popular y nacional

Se cierra un año de luchas, crecientemente teñido por la polarización electoral. Y se abre un período de luchas, de tormentas sociales y políticas, provocado por la ofensiva macrista.

Esa ofensiva del macrismo no es solo un plan económico y social. También es un plan político para consolidar a este gobierno, y dividir a las fuerzas opositoras para abrir paso a la reelección de Macri en el 2019.

Por lo tanto, urge la necesidad de unir a las fuerzas políticas populares y nacionales. No para anticipar la disputa electoral, sino para acordar un contraprograma al ajuste, la entrega y la represión macristas, recogiendo los reclamos que están en las calles y dando respuestas a las necesidades del pueblo y la Nación Argentina. Un frente popular y nacional, capaz de actuar como una herramienta política de trabajadores, campesinos, originarios, chacareros, mujeres, jóvenes, profesionales, artistas, intelectuales, la industria, el agro y el comercio nacionales, y demás sectores del pueblo. Un frente en el que confluya la izquierda popular con amplios sectores del peronismo, de las fuerzas progresistas del centroizquierda, entre otras. Un frente que sea una herramienta política para la unidad en la lucha, y en las aguas turbulentas, sociales y políticas, que se avecinan.

El PTP, conquistando su personería en todas las provincias, debe ser un promotor de esa unidad política popular y nacional. También los frentes en los que ha participado, con los ejemplos de Neuquén y Salta.

 

7. Hacia el 50 aniversario del PCR

El 6 de enero del 2018 se cumplirán 50 años de la fundación del PCR. Y seguimos la lucha por el mismo objetivo con el que nacimos: la revolución que acabe con la dependencia y el imperialismo y abra el camino a acabar con toda forma de explotación del hombre por el hombre.

Rompimos con la dirección del PC cuando comprobamos que era un tapón para la lucha revolucionaria. Estuvimos en las calles por el Che a una semana de su asesinato. Dijimos que había un polvorín bajo los pies de aquella dictadura de Onganía, y estalló el Cordobazo y todas las rebeliones. Y estuvimos a la cabeza de grandes luchas de la clase obrera, como el SMATA cordobés, el Swift de Berisso, el ARS de Ensenada, Siderca en Zárate, Ford y Terrabusi en la Panamericana.

Sobrevivimos a la dictadura y a las derrotas del tercio de la humanidad que había conquistado el socialismo. Y a campañas anticomunistas, que ocultan los logros de aquellas revoluciones que trazaron un camino, como la de Rusia en 1917, de la que se cumplen 100 años, las de China, Cuba, Vietnam y otras. El objetivo histórico tiene más vigencia que nunca, en un mundo plagado de guerras, hambre y pobreza. Con orgullo seguimos la lucha contra esas lacras, y contra el escepticismo de bajar los brazos cuando hay que levantar los puños.

Que el PCR y su línea sean conocidos por las masas es una tarea de todos sus organismos en este recorrido hacia el 50 aniversario. Y fortalecerlo con la campaña de afiliación y funcionamiento de sus organismos, es prepararnos para las grandes luchas que se avecinan.

 

firma:

Escribe Ricardo Fierro

Edicion:

Noticias 2017

Macri miente para ajustar más

1. La fiesta de Macri

Una semana después de su triunfo electoral, Macri presentó los consensos básicos de su gran acuerdo nacional. Lo hizo en el Centro Cultural Kirchner, ante 170 convocados: gobernadores, ministros, autoridades de la Justicia y el Congreso, dirigentes de la CGT y “las 62”, y de organizaciones empresariales y de terratenientes.

Macri presentó su propuesta como un camino para crecer y eliminar la pobreza. Adentro, en el acto no había un solo pobre (lo dijo el propio Macri). Afuera, contenidos por el vallado y un fuerte dispositivo represivo, protestaban la CCC, la CTEP y Barrios de Pie, que están a la cabeza de la lucha contra el hambre y la pobreza.

El verdadero eje del discurso de Macri fue que tenemos que ser un país previsible y con cuentas ordenadas, para “abrirnos a la globalización”. Es lo que hizo su gobierno: vendemos soja, oro y litio, China nos inunda con sus productos industriales, construye las represas y las usinas atómicas que podemos hacer nosotros mismos, nos endeudamos con los bancos yanquis, chinos y europeos. Un país donde un puñado de terratenientes y monopolios cerealeros se llenan de plata con los agronegocios, mientras miles de chacareros sufren las inundaciones, las economías regionales se hunden en la crisis y la tierra se concentra en manos de latifundistas, que cada vez más son extranjeros. El resultado es un millón y medio más de pobres.

Los habitantes de las villas de la Capital Federal se multiplicaron por 5 en 26 años. De 52.000 personas en 1991 a las 250.000 que hay ahora. En 1991, de cada 100 habitantes dos vivían en villas, y ahora son 8 (datos del Observatorio de la Deuda Social de la UCA). Macri aportó sus 10 años de gobierno a este aumento de la pobreza.

No se puede acabar con la pobreza con un gobierno de empresarios asociados a monopolios imperialistas y oligarcas terratenientes. Todos ellos son el problema, no la solución.

 

2. Más ajuste, más entrega y más represión

Más allá de las generalidades del discurso de Macri, trascendieron algunas de las medidas que muestran el verdadero objetivo: la profundización del ajuste que está pagando el pueblo. En parte, son exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), que en los próximos días manda una misión a la Argentina, a controlar las cuentas del Estado, para que Macri nos siga endeudando.

Van a seguir reemplazando los convenios colectivos por el “modelo” firmado en Vaca Muerta, que anuló las conquistas de los petroleros y recorta a la mitad los salarios. Pero ya el ministro Triaca presentó el proyecto de la nueva ley laboral, con el “modelo” de la construcción, bajos salarios, contratos temporarios y despidos sin indemnización.

Actualmente la jubilación mínima es el 54% del salario promedio. Macri quiere cambiar el índice de aumentos de los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, que vienen de dos años de perder la carrera contra la inflación. Ahora, con el nuevo índice, le robarán $118.688 millones de pesos a los jubilados y pensionados, a lo que se sumará lo que perderá la Asignación Universal por Hijo.

Las patronales que pagan sueldos de menos de $10.000 serán beneficiadas con el no pago de los mal llamados “aportes patronales”. En realidad esos aportes son parte del salario que el trabajador aporta al sistema jubilatorio, asignaciones familiares, etc.

Se va a un aumento de las tarifas de gas y electricidad, 35% ahora y dos aumentos del 20% el año que viene. Aumento del transporte de $0,50 cada mes del año que viene, una suba del 120% en el año en micros, peor aún en trenes.

Macri habló de “transición”. En cuanto pueda, va por la ley Triaca para consolidar la reforma laboral flexibilizadora, el cambio en el régimen jubilatorio aumentando la edad, y vaya a saber a cuánto se irá el boleto de tren o micro.

Hablan de luchar contra la pobreza y castigan al trabajador ocupado, desocupado o jubilado, para beneficio de los monopolios y los oligarcas.

 

3. No es la república, es el bolsillo

El hoy diputado De Vido fue recluido, con prisión preventiva, por causas que muestran la brutal corrupción en el manejo de 200.000 millones de dólares, mientras fue ministro en los tres gobiernos K. Y también, por su responsabilidad política en la masacre de Once.

Desde la cárcel, De Vido hizo pública una carta, en la que habla de “traición y cobardía”. ¿Se refería a Máximo Kirchner y los diputados K que no concurrieron a defenderlo en la sesión de la Cámara que le quitó los fueros? ¿Y a las declaraciones de Cristina, cuando le preguntaron sobre De Vido y contestó: “No pongo las manos en el fuego por nadie”?

Renunció Gils Carbó, la kirchnerista procuradora de la nación. ¿Habrá tomado nota de que los Kirchner se lavan las manos cuando las causas judiciales no tocan a la familia? Además de la nueva ofensiva de Macri para echarla.

Cristina debe declarar en varias causas por corrupción. Macri quiere que siga su desfile por tribunales para mantener la polarización política, le da buen rédito político y electoral.

En silencio, la justicia viene perdonando a Macri en causas de corrupción: empresas fantasmas en los paraísos fiscales según los “papeles de Panamá”, anulación de la cláusula que impedía que los familiares de funcionarios blanquearan capitales en negro (su hermano Gianfranco “legalizó” 35 millones de dólares, y su padre tiene decenas de empresas en paraísos fiscales).

Además, el gobierno bloquea la investigación de las coimas de Odebrecht en la Argentina, porque en casi todas las obras públicas estuvo “asociada” a las empresas del grupo Macri.

 

4. La otra Argentina

Macri, y los multimedios del sistema, no ven otra Argentina que la del resultado electoral.

Por otra parte, hay gobernadores y dirigentes políticos y sindicales más preocupados por hacer su duelo que en ver las causas de sus derrotas, sobre todo, la de ir atrás del juego de Macri.

Unos ocultan y otros no quieren ver la otra cara de la Argentina: la que protesta en las calles. Como estuvieron los Cayetanos, plantando las banderas de Tierra, Techo y Trabajo en medio de la fiesta de Macri.

El corrimiento a la tregua de políticos y sindicalistas no hace las cosas fácil. Pero la Argentina siempre fue así. Frente a gobiernos ajustadores que se creían dueños de la Argentina, tronó el escarmiento, con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes.

Los trabajadores discuten en las asambleas, cuerpos de delegados y comisiones internas. La pechada viene desde abajo.

Muchos se preparan para un masivo 1° de noviembre, exigiendo verdad y castigo a los responsables de la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado.

Los trabajadores del Astillero Río Santiago, frente al vaciamiento que empujan Macri y Vidal, van a un plenario de delegados regionales que es un ejemplo. Hay repudio a la visita de los usureros del Fondo Monetario Internacional y a la política de Macri de someterse a esos personeros del imperialismo. Se destapó y se hizo fracasar el acuerdo de Macri con los yanquis de hacer maniobras militares conjuntas en la Patagonia.

Hay otra Argentina, la que va a tronar, más fuerte que las tormentas, frente al ajuste, la entrega y la represión del macrismo.

La que trabaja para la unidad en la lucha social y política. Para unir fuerzas en un frente popular y nacional que plante bandera frente al macrismo para hacer realidad la consigna de los patriotas de 1810: “Ni amo viejo ni amo nuevo, ningún amo”. La que lucha por una reforma agraria que liquide el latifundio oligárquico para que la tierra sea para el que la trabaja y para la vivienda del pueblo.

firma:

Escribe Ricardo Fierro

100 años de la Revolución Rusa

Por qué triunfaron los bolcheviques
“Los bolcheviques conquistaron el poder, no a través de compromisos con las clases dominantes o con otros líderes políticos, ni resignándose con el viejo mecanismo de gobierno. Pero tampoco mediante la violencia organizada de una pequeña camarilla. Si las vastas masas de la población rusa no hubieran estado listas para la insurrección, ésta habría fracasado. La única razón del inmenso éxito de los bolcheviques reside en que cumplieron los profundos y simples deseos de las más vastas capas de la población llamándolas al trabajo para destruir y barrer lo viejo, para erigir luego con ellas, sobre el polvo de las ruinas demolidas, el armazón del mundo nuevo”. John Reed, Diez días que conmovieron el mundo. 
1917: El año de la Revolución Rusa 
1-La primera guerra mundial
En 1917 corría ya el tercer año de la masacre a gran escala que envolvía a Europa, la Primera Guerra Mundial. En los campos de batalla y las trincheras los obreros y los pueblos de las naciones en guerra (la Entente de Gran Bretaña, Francia y Rusia, a la que se sumó luego EEUU, contra Alemania y Austria-Hungría) eran llevados a matarse entre sí para mayor lucro de las burguesías imperialistas que se jugaban un nuevo reparto del mundo. Parecía que todo era oscuridad y no había esperanzas para los trabajadores y los pueblos oprimidos del mundo. La abrumadora mayoría de los partidos obreros de la II internacional habían traicionado al marxismo revolucionario y a la clase obrera apoyando o dejando actuar a sus burguesías en la rapiña general. Solo una ínfima minoría se mantenía en posiciones internacionalistas y revolucionarías. Entre ellos, el Partido obrero socialdemócrata de Rusia (bolchevique: mayoritarios) dirigido por Lenin, independiente hacía mucho de las posiciones reformistas de los mencheviques (minoritarios).
2-Rusia, cárcel de pueblos
Rusia era un gigantesco país imperialista: una cárcel de pueblos bajo la bota del Zar, monarca autocrático de un sistema que ya duraba siglos. Se había desarrollado el capitalismo ruso entrelazado con el capital financiero inglés y francés. Una clase obrera muy concentrada en las dos grandes capitales (Petrogrado y Moscú) emergía en el seno de una población mayoritariamente campesina (85%), salvajemente explotada y oprimida. Ya en 1905 una gigantesca revolución protagonizada por los obreros y el pueblo, había conmovido los cimientos del zarismo. Aunque fue derrotada, fue un “borrador” de lo que vendría.
En 1916 hubo levantamientos de las nacionalidades no rusas. Millones de soldados rusos (en su mayoría “campesinos de uniforme”) eran la carne de cañón de las potencias de la Entente. Lenin y los bolcheviques desde el principio trazaron la línea de “dar vuelta los fusiles” y transformar la guerra imperialista en guerra civil contra “su propia” burguesía imperialista.
3-De febrero a octubre de 1917
En febrero de 1917 las masas de Petrogrado salieron a las calles encabezadas por las mujeres reclamando pan, frente a la hambruna que provocaba la guerra. El zarismo reprimió violentamente y los obreros se plantaron frente a la guarnición militar que tenía 60 mil efectivos. Sobre el trabajo previo, secreto, entre las tropas, de los bolcheviques, neutralizaron a los soldados y asaltaron el arsenal de Petrogrado. El zar fue derrocado. Se proclamó la República. La gran burguesía constituyó el Gobierno Provisional. En este proceso resurgieron también los soviets, esas formar organizativas que ya habían forjado las masas en la Revolución de 1905.
Dichos consejos de delegados de los obreros, campesinos y soldados (campesinos en armas), surgieron en plena insurrección, de las asambleas en las secciones de las fábricas, aldeas y unidades militares, que se extendieron a las ciudades y el campo en toda Rusia, dando origen a los Soviets de Diputados (Consejo de Delegados) que se constituyeron de hecho en un doble poder de democracia directa en contraposición con el gobierno provisional burgués de tipo parlamentario. Y sobre la base de los soviets se organizaron milicias en reemplazo de la policía zarista. Los bolcheviques impulsaron a fondo esta práctica y el armamento general de hombres y mujeres, que las milicias confiscasen el pan y la leche a los acaparadores y las viviendas desocupadas de los ricos y que los campesinos tomasen directamente las tierras. Pero en los soviets todavía predominaba la línea reformista de presionar con las masas al gobierno provisional burgués.
Este proceso revolucionario entre febrero y octubre tuvo varios momentos. Hasta junio, mientras existió de hecho el doble poder (el del Gobierno provisional y el de los Soviets), los bolcheviques enarbolaron la consigna de “todo el poder a los soviets”. Pero la situación cambió ante el reinicio por el gobierno de la guerra y la traición de los partidos pequeñoburgueses, que subordinaron totalmente el Soviet al gobierno reaccionario, avalando fusilamientos en el frente y la represión interna. Derrotado el intento golpista y monárquico de Kornilov, a Lenin y los bolcheviques se les planteó entonces la necesidad de encarar una nueva etapa, la de prepararse y preparar a las masas para la toma del poder a través de la insurrección armada, derrocando al gobierno burgués. Esto llevó tres meses, con Lenin y la mayoría de los dirigentes del Comité Central del Partido bolchevique en la clandestinidad. Es en estos meses cuando Lenin escribe El Estado y la revolución, cuyo subtítulo era La doctrina marxista del Estado y las tareas del proletariado en la revolución.
4- El asalto al palacio de invierno
A propuesta de Lenin el levantamiento armado empezó el 24 de octubre -según el viejo calendario, 6 de noviembre en el calendario actual-, antes de la inauguración del Congreso de los soviets. La insurrección armada fue protagonizada por las masas de obreros y soldados. Y triunfó de manera rápida porque se realizó en el momento preciso de mayor auge revolucionario y de mayor debilitamiento y división en el gobierno provisional burgués y en el conjunto de las clases dominantes. En una situación en que las grandes masas ya reconocían, apoyaban y engrandecían a su partido de vanguardia y éste ya había ganado la dirección de los soviets obreros y de soldados en Petrogrado y Moscú, y poseía gran fuerza en las principales guarniciones situadas en la retaguardia y en la Marina de guerra.
5-Consolidar el poder
Tras la caída del Palacio de Invierno, el 7 de noviembre se reunió el II Congreso de los Soviets de toda Rusia, en el que asumió una nueva dirección bolchevique y adoptó la histórica proclama: “¡A los obreros, a los soldados y a los campesinos!” que expresaba: “Respaldado por la voluntad de la inmensa mayoría de los obreros, los soldados y los campesinos, respaldados por la insurrección victoriosa de los obreros y de la guarnición de Petrogrado, el Soviet de Diputados Obreros y Soldados de Petrogrado toma en sus manos el poder”.
Así, el 8 de noviembre el Congreso de los Soviets le dio todo el poder al gobierno encabezado por Lenin, eliminó la pena capital en el frente, ordenó la libertad de todos los revolucionarios y el arresto de Kerenski.
El nuevo gobierno soviético llamó a iniciar negociaciones inmediatas para “una paz inmediata, sin anexiones, sin indemnizaciones”. Lenin presentó el decreto sobre la tierra que garantizó la unidad con los socialrevolucionarios de izquierda pues hacia realidad sus reclamos históricos: Se abolió el derecho de propiedad de los terratenientes sin compensación por sus tierras, y las de la Iglesia, y las tierras se pusieron a disposición de comités formados por los campesinos en el campo. Otras medidas importantes fueron: la democratización del ejército, el control obrero de las fábricas y el reconocimiento del derecho de las naciones oprimidas del imperio ruso (cerca de un 50% de la población) a la independencia y la autodeterminación. Definió por último que el gobierno soviético sería un gobierno de obreros y campesinos, que se conocería como el Consejo de Comisarios del Pueblo.
El 9, frente a la contrarrevolución que comenzaba a actuar, Lenin proclamó en el Congreso de los Soviets “¡Ahora procederemos a la edificación del orden socialista!”
6- La alianza obrero-campesina y la guerra civil y contra la intervención extranjera
Después de constituido el poder soviético, la lucha continuó: Estallaron insurrecciones en varias ciudades del país. A fines de noviembre, el congreso de los soviets campesinos de toda Rusia finalmente decidió formar parte del poder soviético e integrarse al gobierno.
Se inició una cruenta guerra civil, que desataron los generales “blancos” que armaron ejércitos contra el poder “rojo” y a favor de los terratenientes y la burguesía derrocada en distintas regiones del antiguo imperio. Donde ellos ocupaban, se restauraba la propiedad terrateniente y la dominación rusa sobre los pueblos oprimidos no rusos. En su apoyo, se produjo la intervención de tropas de 14 países que invadieron y cercaron Rusia, financiados por el capital imperialista y las grandes potencias. Se estrellaron contra el heroísmo y la voluntad mayoritaria de las masas obreras y campesinas, dirigidas por los bolcheviques. El nuevo Ejército Rojo formado por las milicias obreras y las antiguas tropas sumadas a la revolución derrotó los intentos contrarrevolucionarios… fue una guerra popular legendaria, que sobre la base de contar con sus propias fuerzas convocó el apoyo y la solidaridad internacional de los obreros y revolucionarios de todo el mundo, incluida la Argentina. Sus ecos fogonearon un auge revolucionario de luchas obreras, campesinas y de liberación nacional en el mundo entero. Así se coronó la obra de la Insurrección de Octubre, forjando en los hechos la alianza obrero-campesina que hizo posible el triunfo.
El socialismo demostró su superioridad
Vinieron luego 38 años de construcción de la primera sociedad socialista, años en los que el socialismo demostró su superioridad frente al capitalismo, garantizando tierra, salud, educación, trabajo, techo, deporte, cultura y educación a millones, como nunca había sucedido en la historia. La Revolución Rusa fue derrotada, una nueva burguesía usurpó el poder en 1956, y restauró el capitalismo. Esto no opaca los logros del Estado de los obreros y campesinos pobres en Rusia, y nos obliga a los revolucionarios a aprender de sus aciertos y errores para coronar el camino revolucionario en nuestro país.
Sobre la relación entre la revolución democrática y la revolución socialista
“La primera se transforma en la segunda. La segunda consolida la obra de la primera. Y sólo la lucha determina hasta qué punto la segunda logra rebasar a la primera. El régimen soviético es precisamente una de las confirmaciones evidentes o manifestaciones de esta transformación de una revolución en otra. Representa la máxima democracia para los obreros y los campesinos, y al mismo tiempo, la ruptura con la democracia burguesa, y la aparición de una nueva, la democracia proletaria o dictadura del proletariado, de proyecciones históricas universales”. Lenin (1921)
El arte de la insurrección
Para poder triunfar, la insurrección debe apoyarse no en una conjuración, no en un partido, sino en la clase más avanzada. Esto en primer lugar. La insurrección debe apoyarse en el auge revolucionario del pueblo. Esto en segundo lugar. La insurrección debe apoyarse en aquel momento de viraje en la historia de la revolución ascensional en que la actividad de la vanguardia del pueblo sea mayor, en que mayores sean las vacilaciones en las filas de los enemigos y en las filas de los amigos débiles, a medias, indecisos, de la revolución. Esto en tercer lugar. (…) si se dan estas condiciones, negarse a tratar la insurrección como un arte equivale a traicionar el marxismo y a traicionar la revolución”. Lenin (1917)
Se abrió el camino
 “Solo la lucha decidirá en qué medida podremos (en fin de cuentas) avanzar, qué parte de nuestro elevado objetivo lograremos realizar y qué parte de nuestras victorias conseguiremos consolidar. Ya veremos. Pero desde ahora es evidente que –para un país arruinado, atormentado, atrasado– se ha hecho muchísimo en cuanto a la transformación socialista de la sociedad. (…) Nosotros hemos empezado. Poco importa saber cuándo, en qué plazo, los proletarios de qué nación llevarán las cosas a término. Lo importante es que se ha roto el hielo; que está abierto el camino e indicada la dirección”. Lenin (1921)