¡Basta de ajuste, entrega e impunidad!

frente-popular-zapala-2

Lanzamiento del FP en Zapala

El 24 de marzo a las plazas de todo el país, en Buenos Aires a Plaza de Mayo. Unir fuerzas para un gran paro nacional combativo el 31/3, y avanzar en el Frente Popular.

1. Se complican los planes K

El gobierno le ha puesto un techo a los aumentos salariales de paritarias. Kicillof negó que se estudien cambios en el impuesto a las ganancias, que es un robo a los trabajadores, y dejó plantados a los dirigentes de la CGT oficialista que esperaban buenas noticias.

La brecha entre los “precios cuidados”, de los que tanto habla la presidenta, y los no cuidados, promedia el 30%. Los productos con “precios cuidados” no están, o desaparecen rápido de las góndolas, y son una pequeña cantidad de lo que consume el pueblo. La inflación real de hoy, lo que perdieron los trabajadores el año pasado, y el robo con el impuesto a las ganancias, muestran que el nuevo ajuste K se basa en seguir descargando la inflación y la crisis sobre los trabajadores ocupados, jubilados y desocupados. Con los parches que anuncia, Cristina K quiere tapar esa realidad para no perder votos.

La crisis golpea a las economías regionales, agravada por las inundaciones y los incendios en los que quedó al desnudo la mentira del gobierno, sobre la compra de aviones hidrantes, y la falta de obras de prevención para la época de lluvias.

El gobierno, ante el fracaso de su política, saquea sin piedad los salarios, los fondos de la Anses, el PAMI, y el Banco Central. Del brazo de las cerealeras imperialistas, los grandes terratenientes y pules y el imperialismo chino, impuso la sojización del campo, encareciendo el precio de los alimentos, y provocando la quiebra de decenas de miles de pequeños y medianos productores y las economías regionales. Ahora hay una cosecha récord de soja, pero cayeron los precios internacionales. El año pasado, con una cosecha de 37 millones de toneladas ingresaron al país 20.037 millones de dólares. Este año, con 58 millones de toneladas, solo ingresarían 15.700 millones. Caerán 5.728 millones de dólares los ingresos por la exportación de soja y maíz, y el Estado recaudaría 1.800 millones menos.

Además, la crisis brasileña rebota en la Argentina, sobre todo en la industria automotriz. La gran movilización contra el gobierno de Dilma Rousseff, muestra que en amplios sectores crece la bronca que contra los ajustes perfumados y la corrupción de los gobiernos de la región.

Por otra parte, hay nuevos destapes de la corrupción del grupo K: los negocios con Cristóbal López son iguales a los de Lázaro Báez.

2. La “reelección del proyecto”

La fórmula “reelección del proyecto” que utilizó Cristina K en sus últimos discursos, fue un aviso, a gobernadores e intendentes, de que ella decidirá las listas de diputados y senadores del Frente para la Victoria. Ellaestá cada vez más cerca de presentarse como cabeza de la lista de diputados en Buenos Aires (y Máximo en Santa Cruz), para colocarse en el centro de la campaña electoral y garantizarse fueros que la protejan de los juicios que acumula por corrupción.

Ganar en primera vuelta de las elecciones con el 40% de los votos y más de 10% de ventaja sobre el segundo, era el plan de máxima de gobierno, sabiendo que en la segunda vuelta gran parte del voto opositor irá atrás del que haya salido primero. El plan “B” es quedar como principal fuerza en el Congreso y un fuerte peso social.

Esos planes K venían siendo cuestionados en reuniones no públicas de gobernadores e intendentes del PJ que buscan ser reelectos en sus cargos. En Mendoza, el gobernador Paco Pérez, ahora cercano a Scioli, dejó fuera de las listas a La Cámpora, lo que le costó la cabeza al “Chueco” Mazzón. Gioja (San Juan) y Pichetto (aspirante en Río Negro), trabajan con Scioli.

3. La Convención radical

En la situación económica y política que señalamos, la Convenciónnacional de la UCR produjo grandes cambios en el tablero electoral. Luego de meses de negociaciones la Convención Radical acordó el frente con PRO y la Coalición Cívica, y designó al armador de esa jugada, Sanz, candidato presidencial radical para disputar en las PASO con Macri y Carrió. Ya había acuerdos en Neuquén, Córdoba, Mendoza y Entre Ríos. Ahora, se negocian las listas unificadas de diputados y senadores y puestos en el gabinete. Es un acuerdo sin programa, lo que los une es una vieja fórmula gorila, antipopular: “contra el populismo”.

El acuerdo PRO, UCR y CC liquidó el plan K de ganar en primera vuelta, golpeó al proyecto de Massa y acabó con el FAU-UNEN. La dirección radical mostró una vez más que es una herramienta que cambia su discurso y sus alianzas en función de la gobernabilidad del sistema.

Se va produciendo una corrida de figuras que trabajaban con Massa hacia el PRO: Reutemann, Gustavo Posse (de San Isidro) a la cabeza de un grupo de intendentes bonaerenses, etc.

Reapareció Duhalde en un Congreso de sectores del PJ opositores al gobierno K, que eligió un Consejo Nacional, abriendo una diputa judicial por el peronismo. Ese Congreso convocó a una alianza con el Frente Renovador, el PRO y la UCR; y, más allá de su fuerza relativa, y actuará como “ambulancia” para recoger heridos por las listas armadas por Cristina K, Máximo y Zanini.

Reuniones, corrimientos, convenciones y Congresos, muestran que sectores del peronismo no quieren arriesgar sus puestos en las elecciones, y la dirección radical quiere morder su tajada. Atrás de estos hechos se mueven sectores del bloque dominante que buscan un pacto de gobernabilidad y un nuevo reparto de negocios. Es una nueva vuelta de tuerca en la disputa interimperialista, con el avance de los chinos de la mano del gobierno K, y otros imperialismos y las burguesías intermediarias asociadas a ellos.

Por algo Macri envió una carta al embajador chino advirtiéndole que los acuerdos firmados con el gobierno K podrían ser inconstitucionales. Y un empresario chino, con el aval de su embajada, es candidato a legislador del PRO en Capital Federal. Es un aviso de que “los paquetes atados” por Cristina K, pueden ser desatados, reemplazando Electroingeniería y otras empresas K, por las de Franco Macri y otros.

4. Paro nacional activo

La lucha de los trabajadores estatales, de la educación y la salud; los reclamos de los pequeños y medianos productores agrarios; las movilizaciones que día a día se producen por femicidios o secuestros por las redes de la trata; la multiplicación de denuncias contra el infierno de la droga, la inseguridad y la complicidad mafiosa del Estado con esas redes; las protestas multisectoriales contra los convenios entreguistas y la base militar china; los preparativos para una gran jornada nacional el 24 de marzo, entre muchas otras luchas, muestran la profundidad de los reclamos populares. Crece la bronca, brota el odio y el reclamo de un paro nacional combativo.

Al salir esta edición, se habrá realizado la jornada nacional de lucha del 17/3 de la multisectorial que integran la CTA, la CCC, Barrios de Pie, la FAA y la FUA, fogoneando el paro nacional activo de 36 horas, multisectorial. Crece la presión en los lugares de trabajo para que sus gremios sean parte del paro del 31/3 que impulsan sindicatos del transporte, y se discute en la Bancaria y otros sectores sindicales.

5. ¡Vamos con el Frente Popular!

La política de ajuste, entrega e impunidad, que el gobierno K descarga sobre los trabajadores y el pueblo, sigue siendo el brazo a torcer por la lucha de las masas. Las clases dominantes empujan la polarización electoral para la reelección del proyecto, unos, y otros, para su relevo con Macri, Carrió y Sanz, o con Massa. Urge un paro nacional combativo que ponga los reclamos de los trabajadores y el pueblo en el centro de la política nacional. Y urge, también, llegar con el Frente Popular a las masas obreras y populares, haciendo conocer su programa, sus candidatos, y el camino a recorrer para una salida popular y antiimperialista.

Sigue siendo un gran instrumento para esos objetivos la campaña por la personería del PTP, unida a la formación de las juntas promotoras y comités del Frente Popular, en cada provincia, localidad, zona agraria, lugar de trabajo, estudio y vivienda. Se han dado pasos importantes en los frentes, nacionalmente y en los distritos con elecciones anticipadas. En esta primera boya, cada elección es una gran batalla política para abrirle el paso a la opción popular y antiimperialista, y fortalecer el Frente Popular nacionalmente, que muestre las fuerzas que se han unido para decir: ¡Basta de mentira y ajuste K! ¡Basta de amo viejo o amo nuevo, ningún amo!

Autor:

Ricardo Fierro