Gigantesco repudio al 2×1 a los genocidas

Multitudinaria marcha contra el 2 x 1

Multitudinaria marcha contra el 2 x 1

Medio millón de personas en Plaza de Mayo y decenas de miles en las plazas de las principales ciudades del país mostraron el gigantesco repudio popular al fallo de la Corte Suprema que beneficia a los genocidas con una reducción de la condena.

El fallo de la Corte que aplica el 2×1 a los genocidas removió el profundo sentimiento democrático que palpita en nuestro pueblo, y desató una ola de indignación que fue un impresionante cachetazo a este nuevo intento de dar impunidad a los responsables de crímenes contra el pueblo durante la dictadura militar de Videla-Viola.

Esta ola de bronca que desbordó las calles en todo el país obligó, como dice el pronunciamiento del Encuentro Memoria Verdad y Justicia –que confluyó en la marcha a Plaza de Mayo con una columna propia- a que el gobierno de Macri “recule en chancletas” y participe de la aprobación en Diputados y Senadores de una ley “que impide ese beneficio a culpables de delitos de lesa humanidad”.

Centenares de miles en Plaza de Mayo

Atendiendo a la grave situación creada por el fallo, el Encuentro Memoria Verdad y Justicia postergó una marcha que tenía prevista para el 11 y confluyó en la concentración del 10 en Plaza de Mayo. Esto contribuyó a la gran masividad del repudio popular. A la hora que la gran columna del EMVJ arrancó hacia la Plaza, ésta ya estaba llena de gente. Al frente del EMVJ, que cubrió toda la Diagonal Norte y parte de la 9 de Julio, estaban Pérez Esquivel, Cristina Cabib, Diana Kordon, Elena Hanono, Lucila Edelman, Luciano Nardulli, entre  otros dirigentes. Allí marchó la CCC, el PCR, el PTP y la CEPA.

En la Plaza de Mayo se levantó un palco en el que predominaron los dirigentes de las organizaciones de derechos humanos y dirigentes afines al kirchnerismo. Allí Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo dijo que: “La ley que votó el Congreso nos llena de esperanza y gratitud”. Sobre el mismo punto, el documento del EMVJ afirma que “Más allá de cómo la interprete esta Corte pro-genocidas, esta ley es una primera victoria de la lucha del pueblo. No confiamos en estos jueces y esta justicia sino en la movilización. Así fue como derrotamos el Punto Final y la Obediencia Debida, como también vamos a derrotar para siempre este 2×1 aberrante”.

Por su parte, Nora Cortiñas, de Madres-Línea Fundadora dijo desde la Plaza “Que quede claro: los delitos de lesa humanidad no son delitos comunes. Los genocidas siguen sin confesar el destino de nuestros hijos e hijas. Todavía hay más de 300 hombres y mujeres que viven bajo una identidad falsa. Quieren que los represores caminen en la calle junto a nosotros”, advirtió Cortiñas. Momentos después, miles y miles levantaron los pañuelos blancos que portaban cubriendo la plaza con el símbolo de histórica lucha de este pueblo, que en 40 años no cejó un minuto en el reclamo de juicio y castigo a los genocidas.

Como en cada 24 de marzo, el 10 de mayo miles y miles llenaron las calles demostrando que no pasarán los intentos del gobierno macrista y todos los que quieren, con fallos como éste, negando a los 30 mil desaparecidos o con Milani al frente del Ejército, avanzar en una política de impunidad a los genocidas, que es parte de los avances represivos que necesita el gobierno para imponer su ajuste y entrega.

Por eso decimos, con el EMVJ, que “gobierne quien gobierne… junto a la inmensa mayoría de nuestro pueblo seguiremos luchando sin tregua, en unidad y en las calles, contra la impunidad de ayer y de hoy”.