Un Encuentro masivo y opositor

Los días 14, 15 y 16 de octubre las mujeres fuimos protagonistas una vez más, de este 32 Encuentro Nacional de Mujeres, Chaco 2017. Un Encuentrazo.

Desde el viernes comenzaron a llegar las primeras delegaciones desde todo el país. Al atardecer llegaron las mujeres originarias wichi, qom y mocovíes desde el Impenetrable y otros lugares del Chaco, como Pampa del Indio, Castelli, San Martín, La Leonesa, etc. La presencia masiva de las compañeras originarias marcó una nota distintiva en el inicio de este 32 ENM.
60.000 mujeres arribamos de los distintos puntos del país. El pueblo chaqueño nos recibió cálidamente, a pesar de la campaña para desprestigiar a los encuentros nacionales de mujeres de distintos sectores a los fines de atemorizar al pueblo chaqueño.
La Comisión Organizadora realizó una tarea descomunal para poder recibirnos, alojarnos a las miles y miles de mujeres en escuela y/o clubes, en camping, casas de familia; garantizó los lugares donde funcionaron los talleres, más de 200; instalaron el Encuentro.
A su vez, miles y miles de mujeres trabajamos durante un año para poder asistir a este evento único en el mundo, que las argentinas sostenemos año tras año, defendiendo en cada instancia los pilares que lo sostienen.
Fueron tres días de mucho debate y también de mucho consenso. “Al fin se pudo discutir”, decían muchas mujeres. La vida, los sufrimientos, las alegrías y la lucha, recorrieron el debate en los múltiples talleres que se formaron con relación a las 71 temáticas propuestas por la Comisión Organizadora.
Fue un encuentro distinto porque todas pudimos hablar, y entre todas pudimos compartir nuestras experiencias de vida y de lucha, lo que nos permite ver que lo que le pasa a una, le pasa a muchas, que no es un problema individual, por ejemplo la violencia que padecemos, sino social y vamos aprendiendo a dar batalla colectivamente en todos los terrenos. Se habló acerca de que no tenemos nada para poner en la olla, y que entre muchas nos organizamos en ollas populares, hablamos del dolor que nos causa la muerte de nuestros hijos ante el avance de la droga en los barrios, y acá también nos vamos organizando. Hablamos acerca de la falta de trabajo y las que tenemos, no nos alcanza para llegar a fin de mes, hablamos de la violencia que sufrimos ante los golpes, los abusos.
Ha crecido el número de mujeres que caen en las redes de trata, y también ha crecido el número de femicidios. Vimos ante esto, un gobierno que no destina el presupuesto necesario para implementar la Ley 26.485 de violencia hacia las mujeres y no sólo eso, ha quitado presupuesto.
Muchos talleres se pronunciaron por la aparición con vida de Santiago Maldonado, responsabilizando al gobierno de Macri.
También se pronunciaron en muchos talleres por el pedido de esclarecimiento del cobarde atentado a Julia Rosales. Fue un encuentro opositor.
La apertura
Miles de mujeres colmaron el Club Sarmiento de Resistencia, Chaco, en este 32° Encuentro Nacional de Mujeres. Un espacio autoconvocado, autónomo, autosostenido, federal, democrático, plural y horizontal que no para de crecer en la lucha contra la doble opresión, agravada por la política de ajuste de Macri.
La multitud de mujeres en el estadio recibieron conmovidas el saludo de las mujeres originarias en sus respectivos idiomas.
Las más de 120 integrantes de la Comisión Organizadora, que durante un año trabajaron duramente para hacer realidad este ya histórico ENM, dieron una emocionada bienvenida. Se invitó a continuación a entonar el Himno Nacional, cantado con las tonadas de todas las provincias.
A continuación distintas integrantes de la Comisión Organizadora leyeron el documento elaborado conjuntamente. Fue un acto emocionante y que nos impactó.
El documento de bienvenida plantea, entro otros conceptos: “Después de 19 años, y por segunda vez, nos encontramos en Resistencia, Chaco, para hermanarnos. En 1998, fuimos diez mil mujeres, hoy somos setenta mil las que nos reunimos en este encuentro único en el mundo. Nos autoconvocamos convencidas de que a partir de estos encuentros nace la construcción colectiva que nos da la fuerza para luchar contra el sistema explotador, patriarcal y opresor”.
El documento subraya la situación de postergación en varios sectores sociales de una provincia donde “luchan las trabajadoras, las campesinas, las mujeres de los pueblos originarios cuyos ancestros han sobrevivido a las campañas genocidas, las estudiantes, las desocupadas, las amas de casa, las sindicalistas, las feministas, las víctimas de femicidio, sus familiares y todas las víctimas de la justicia machista, las mujeres trans, lesbianas, bisexuales, la diversidad sexual…” Y señalan una de las características más singulares del cambio de este ENM: el hecho de ser la primera Comisión Organizadora que cuenta con “la primera subcomisión de Interior en la historia, que recorrió todo el territorio provincial difundiendo el Encuentro en cada rincón del Chaco”.
El documento denuncia ser una de las provincias más postergadas del país. “La Corte Suprema de la Nación desde hace diez años exige al gobierno nacional y al provincial dar respuestas a los pueblos del norte y de El Impenetrable para detener lo que denominaron “el genocidio silencioso” de los pueblos originarios de esa zona, por desnutrición, tuberculosis, Mal de Chagas, entre otras enfermedades y muertes evitables. Muchas de las que dan batalla todos los días contra estas injusticias estamos acá presentes.
“Somos parte de las economías regionales postergadas por un proyecto nacional y provincial que privilegia el avance sojero de los agronegocios. Una agricultura que depreda montes favoreciendo las inundaciones y la contaminación, una agricultura sin agricultores que desangra a las poblaciones rurales en un éxodo que no se detiene, hace crecer las villas y los asentamientos, situación que beneficia a pooles y terratenientes.
“El algodón, que era el orgullo del Chaco, produjo este año la menor siembra de la historia. Cierran las desmotadoras y la industria textil por la apertura indiscriminada de las importaciones y el achicamiento del mercado. Cierran las pymes por cargas impositivas que son impagables, causando el aumento de despidos en el sector privado, como también la desocupación y el hambre”-
Además, denuncia que las políticas de opresión en Latinoamérica, en el país y el Chaco son ejecutadas apoyándose en la represión. “El ajuste golpea a los sectores populares, y sobre todo perjudica a las mujeres, empeorando sus condiciones de vida”. Y en ese hilo denuncia los 600 conflictos y persecución por la tierra, y repudia “el intento de asesinato a de la dirigente social Julia Rosales”.
El documento hace un repudio por las detenciones respaldadas en “la Ley de Narcomenudeo, que criminaliza al último eslabón de la cadena, penalizando particularmente a la juventud, con la intención de bajar la edad de imputabilidad, dejando libre a los responsables de las redes de narcotráfico.
“La feminización de la pobreza es un hecho innegable. Aún en el siglo XXI somos las que mayormente nos encargamos del trabajo doméstico no remunerado y tareas de cuidado, y somos quienes sostenemos nuestros hogares, teniendo como agravante la desigualdad salarial, que hace que las mujeres ganemos 27 por ciento menos que los hombres. La variable de ajuste siempre recae en las mujeres. Para revertir esta realidad injusta, es que necesitamos seguir organizadas y en la calle… Todas las batallas de nuestra patria grande latinoamericana nos tuvieron a las mujeres encabezando la lucha, a pesar de que el discurso de la historia oficial nos invisibilice. Por eso es que hoy invocamos a Juana Azurduy, Micaela Bastidas, Bartolina Sisa, Macacha Güemes, Melitona Enrique, Berta Cáceres, María Remedios del Valle, Juana Ramírez y Virginia Volten, entre otras”.
Por otra parte denuncian al Estado que no destina recursos ni propone respuestas integrales para abordar la problemática en violencia: “Mientras que ya en el 2016 el Plan Nacional de Acción de Prevención, Asistencia y Erradicación de la violencia contra las mujeres destinaba un presupuesto de menos de cinco pesos por mujer, el proyecto de Ley presupuestaria para el 2018 omite toda mención explícita de la asignación para el próximo año”.
A continuación, las integrantes de la Comisión fueron mencionando con un presente los nombres de las cinco mujeres asesinadas este año en Chaco: Araceli González, Isabel Sánchez, Mariela Fernández, Elizabeth Giuliana Solís Álvarez de 13 años, y Andrea Vera, mujer originaria de 25 años.
Se denunció que en lo que va del año, la desaparición de 22 mujeres en la provincia.
Además, pidieron por un sistema de salud accesible y equitativo para todas. La educación y anticoncepción considerados derechos básicos e indelegables, sin distinción de condición socioeconómica”. Ver completo en Internet.
Los talleres
Los talleres son el corazón de los encuentros. Fueron 71 temáticas y se formaron más de 200 talleres. Las mujeres fuimos protagonistas en el debate colectivo.
Funcionaron en forma normal y algunos se transformaron en asambleas. Fueron masivos. Hubo conclusiones en la mayoría.
El taller de mujeres originarias fue multitudinario. Allí las originarias debatían acerca de la sed de tierra, de la discriminación que padecen, del dolor que sufren al ver a sus hijos con hambre.
El debate de nuestros sufrimientos recorrió todos los talleres, responsabilizando a la política de ajuste del gobierno de Macri que ha agravado la doble y la triple opresión que padecemos. “Se parecen a los viejos encuentros”, decían contentas algunas mujeres.
Campaña por la emergencia en violencia contra las mujeres
El sábado se hizo un homenaje a nuestra querida Maria Conti, pionera de los encuentros (ver contratapa). El domingo por la tarde, como parte de las actividades del ENM, se hizo el lanzamiento de la campaña por la emergencia en violencia contra las mujeres. En la actividad se planteó que es urgente nacionalizar el reclamo, ya que el 30 de noviembre de este año vence la media sanción que conseguimos en Senadores porque el gobierno de Macri lo mantiene cajoneado en Diputados.
Las compañeras de provincia de Buenos Aires, integrantes de la CTEP, la CCC y del Movimiento Evita, contaron la experiencia de la consulta popular Vivas nos queremos y el reclamo por las 30 mil promotoras en prevención de violencia, y la necesidad de nacionalizar esta lucha, y pelear por 100 mil promotoras.
Allí se leyó una declaración de las compañeras de Esquel que están reclamando la absolución de la médica condenada por realizar un aborto, tras fallecer varios días después una paciente a quien le hizo un aborto legal.
El momento más emotivo de la actividad fue el homenaje a la neuquina Ivana Rosales, una luchadora y sobreviviente de femicidio, que falleció hace pocas semanas a causa de un ataque de epilepsia, secuela  de aquel intento de asesinato. En su memoria saludaron las compañeras neuquinas quienes la recordaron como una persona que supo transformar su dolor en lucha, y su hija Adriana que leyó una carta de acompañamiento.
La marcha
Fue una extraordinaria marcha, multitudinaria, colorida, alegre, ruidosa y las jóvenes fueron el componente fundamental.
El domingo por la tarde, al grito de “qué momento, qué momento, a pesar de todo les hicimos el Encuentro”, “ni una menos ni una más gritemos todas emergencia nacional”, recorrimos las 40 cuadras de Resistencia, desde la UNNE hasta el Parque de la Democracia.
Las viejas encuentreras estamos conmovidas y confiamos en las jóvenes encuentreras que tomarán la posta en la defensa del carácter de los encuentros que seguirán creciendo.
El Encuentro se va a Puerto Madryn
El lunes por la mañana se realizó el acto de cierre del 32 Encuentro Nacional de Mujeres en el que fue elegida la ciudad de Puerto Madryn para 2018. Una vez más miles se congregaron para ovacionar las tres propuestas presentadas: Chubut, La Plata y Capital Federal. La decisión se dirimió entre las dos primeras.
Las mujeres platenses remarcaron que en la capital de la provincia más rica del país, se agudizan las problemáticas de las mujeres. Resaltaron que frente a la adversidad las mujeres campesinas se han puesto de pie y están a la cabeza de la lucha. La historia de defensa de los derechos humanos en la ciudad de la Noche de Los Lápices y la importancia del Astillero Río Santiago, la única fábrica estatal que sobrevivió a la privatización menemista.
En tanto que las mujeres de Chubut hicieron hincapié en la necesidad de visibilizar la lucha por la tierra y la defensa de los recursos naturales frente al avance del saqueo en la provincia en que fue desaparecido Santiago Maldonado.
Por poco margen, pero en una masiva ovación, las mujeres del Encuentro decidieron congregarse en la ciudad de Puerto Madryn en 2018.
La Comisión Organizadora denunció que, terminado el Encuentro, el lunes por la tarde un grupo de hombres y mujeres persiguió y agredió verbal y físicamente a compañeras que esperaban los colectivos para volver a sus lugares de origen. Calificaron al hecho de una emboscada y exigieron que se investigue penalmente a los responsables.