Por 3.000 pesos de emergencia

Asoma La Plata

Asoma La Plata

Anticipo Hora Política – Hoy 1504

Para que la devaluación y la inflación no las paguen los trabajadores y el pueblo sino los que se enriquecieron todos estos años. Unidad en un paro nacional multisectorial

1. La inflación no se aguanta

El pan hasta $30 según el lugar, la leche a $8,50, aumentó el transporte el 66%, etc. La canasta familiar estaba a más de $13.000 antes del dolarazo que desplomó el peso argentino, ¿a cuánto está ahora que todo sube? Ahora el Banco Central provocó la suba de los intereses de los créditos, que encarecerá las compras con tarjetas y le aplicarán la “letra chica” a los endeudados.

El gobierno sigue diciendo que se puede comer por $6,25 por día. No le cree nadie, pero esa mentira le sirve para ocultar que en enero, con la trepada de la carestía de más del 5%, la política K hundió en la pobreza a más de 500.000 argentinos (a otros 550.000 que ya los había hundido el último trimestre del 2013).

El gobierno haceun ajuste ortodoxo, “neoliberal” (como a los K les gustaba llamarlo), se lava las manos de las consecuencias de sus decisiones culpando a “egoístas, antipatriotas y conspiradores”. Mientras Kicillof le mendiga 10.000 millones de dólares a los “conspiradores”: los bancos y las cerealeras imperialistas. Y el gobierno y los monopolios se juntan para hachar los salarios en paritarias, para que el dólar y la inflación le ganen la carrera a los salarios.

2. El fracaso K

La situación económica es grave. El gobierno, trata de tapar agujeros a un barco que hace agua. Es el resultado del fracaso de su política que reforzó la dependencia y el latifundio. Esto es lo de fondo. En “la década ganada” manejaron a su antojo 900.000 millones de dólares, y el resultado ha sido la profundización de la extranjerización de la industria y la tierra, la destrucción de ramas enteras de la producción nacional y de gran parte de la infraestructura ferroviaria y la crisis energética, la fuga de divisas, la corrupción, la droga, etc.

¡Cómo no van a ser cada vez más caros los alimentos que consume el pueblo, si la política del gobierno K profundizó la concentración y la extranjerización de la tierra, y el monocultivo sojero, y provocala ruina de los pequeños productores que vendieron la soja a $1.700 la tonelada (con la devaluación se fue a $2.500), ylos chacareros no aguantan el costo de la vida!

3. Disputas por arriba

El gobierno K tiene tres objetivos para llegar al mundial: 1) bajar los salarios en las paritarias, 2) adueñarse de los dólares de la soja, y 3) mendigar dólares a los bancos extranjeros. No ahorra esfuerzos para lograrlos. Opera para impedir que se repita la unidad para la lucha del histórico paro del 20/11/2012, y trabaja para romper a la CTA. Mientras Milani arma su poderoso aparato represivo militar.

Dentro del gobierno se ha desatado una lucha feroz por la sucesión, entre “cristinistas” y peronistas, y dentro de esas corrientes.

Por arriba hay maniobras de distintos imperialismos. Empujan “la gobernabilidad” y el desemboque electoral del 2015, con muchos temores de que la situación se desboque. Preparan sus cartas para una u otra situación. Scioli se entrevistó con Mario Blejer, un reconocido operador financiero inglés-insraelí (pág.3). Massa trabaja con Lavagna (éste último vinculado a Techint y Clarín). La UCR logró la foto de Sans y Cobos juntos. Cobos venía de reuniones con Pino Solanas que cayeron muy mal en Proyecto Sur.

4. Hacia un paro nacional

El centro de la política nacional está hoy en la pulseada de las paritarias. Para el bloque dominante, que incluye al gobierno K, la clave está en torcerle el brazo a la clase obrera, y para la clase obrera, su clave es torcerle el brazo al gobierno y los monopolios.

Las condiciones son muy buenas para la clase obrera. Exige trabajar para la lucha, y la unidad para la lucha, por abajo y por arriba. Unir a las masas a través de sus asambleas, cuerpos de delegados y comisiones internas y, construir una unidad para la lucha como la que llevó al paro del 20/11/2012, tanto en el movimiento obrero, como en la Multisectorial.

En las paritariasestá la clave del ajuste que impulsan el kirchnerismo y los monopolios. No se puede discutir aumentos de salarios a un año, cuando no se sabe cuál va a ser la inflación. Es clave para la clase obrera, llevar el debate a asambleas, cuerpos de delegados y comisiones internas, para la lucha, en lo inmediato, por un aumento de emergencia de 3.000 pesos para todos los trabajadores (ocupados, jubilados y desocupados), y aperturade paritarias, por un sueldo básico inicial de bolsillo de $8.500, con renegociaciones trimestrales de los salarios.

En esa dirección, el 11/2 se movilizan los jubilados del MIJP-CCC al Anses, y desocupados se movilizan al Ministerio de Trabajo. Mientras, hay conversaciones para una jornada nacional de lucha en la primera quincena de febrero. Y urge retomar las negociaciones, para crear las condiciones para un paro nacional multisectorial (pág. 8).

5. Escenarios

La situación es muy buena en el movimiento obrero, como lo muestran luchas de los aceiteros, papeleros, profesionales de la salud, y el debate en los docentes por el no inicio de clases. Luchan los medieros de Asoma y los tabacaleros, crece la bronca en el campesinado. Y las luchas de masas de universitarios y secundarios, de fines del 2013, abrieron un camino.

El gobierno perdió las calles, y hay un gran debate político en las masas. No se aguanta más la inflación, el impuesto a las ganancias, crece la hambruna, ¿qué salida hay?

El bloque dominante quiere “gobernabilidad” para llegar a las elecciones del 2015. El desgaste del gobierno K, y de hecho, la complicidad de los candidatos opositores publicitados por el sistema con la devaluación y el ajuste, crean una situación muy buena para disputar a amplias masas que buscan una salida popular, a la que ven por el camino electoral.

Los de arriba temen, y reclaman, como dijo desde adentro del oficialismo el gobernador misionero Closs: “no terminar como Alfonsín o la crisis del 2001”. La gravedad de la situación económica, y la inestabilidad de la situación política, hacen que una pueblada en una provincia pueda desembocar en una situación impredecible.

El PCR y el PTP lanzaron su propuesta de medidas de emergencia (pág.16).Donde se llegó con esa propuesta, se profundizó el debate en las masas, y hubo acuerdos en multisectoriales. Son ejemplos que debemos trabajar para generalizar. Para que los de arriba no marquen la cancha en la política nacional.

La propuesta de emergencia del PCR y el PTP es una herramienta para llegar a trabajadores, mujeres y jóvenes del pueblo, afiliar al PTP y fortalecer al PCR, trabajando para un gran reagrupamiento de las fuerzas populares, antioligárquicas y antiimperialistas. Y para preparar a la clase obrera y el pueblo para todos los escenarios: lucha de masas, elecciones, respuesta a jugadas autogolpistas o golpistas. Siempre con el objetivo de avanzar en la lucha por un gobierno popular, patriótico, democrático y antiimperialista, que abra paso a la revolución de liberación nacional y social.

Autor: Ricardo Fierro