El paro puso sus reclamos en la agenda política

El 28, corte en la terminal de Retiro.

El 28, corte en la terminal de Retiro.

El gobierno K trata de diluir los efectos del gran paro nacional activo multisectorial, y trabaja para aislar y dividir al sector de la clase obrera y el pueblo que por tercera vez se le plantó.

1. El paro puso su agenda en la política

“Un enorme sector del movimiento obrero, junto a importantes sectores populares, realizaron el tercer paro nacional, multisectorial y activo contra la política del gobierno kirchnerista de descargar la crisis, la inflación, el pago de deudas ilegítimas, la inseguridad y la corrupción sobre los trabajadores y el pueblo” (ver comunicado del PTP y el PCR, y un amplio detalle en pág.  ).

El gobierno K usó su artillería política, económica y un enorme despliegue represivo para neutralizar el paro, pero la bronca popular, y la unidad de acción de tres centrales sindicales y la Multisectorial, con un gran despliegue de piquetes de las fuerzas clasistas y combativas, garantizaron un gran paro activo de 36 horas, multisectorial. Ahora, el gobierno intenta diluir los efectos del paro, pero en los hechos sintió el golpe: anunció la entrega de $1.250 millones a las obras sociales, reunió el Consejo del Salario para aumentar el mínimo. Son medidas mínimas, muy lejos de lo necesario, que muestran que el gobierno K tuvo que reconocer la crisis; y el gobierno y los candidatos promocionados de la oposición debieron“ajustar sus agendas”, sobre la base de que habrá “alta conflictividad social” hasta las elecciones del 2015 y después de ellas.

 2. Se agrava la crisis y la entrega

Crecen las suspensiones, los despidos y cierres de empresas. La desocupación ya ronda el 10%, nada que ver con las cifras truchas del Indec. La industria lleva un año en caída, y cerraron 1.788 empresas constructoras. En julio la producción automotriz cayó un 30,3%. Este año, las ventas minoristas bajaron un 9,6% y las exportaciones un 9,1%. El consumo y las exportaciones llevan 7 meses en caída.

A eso se suma la caída del precio de la soja (un 11% en julio, y se estima que podría bajar mucho más), del maíz (bajó en un año de 155 dólares a 119) y del trigo. Brasil se declaró en recesión luego de dos trimestres seguidos de retroceso en su economía, lo que repercutirá en la Argentina.

Kicillof y De Vido volaron a China: el financiamiento de las represas de Santa Cruz y los ferrocarriles están trabados. China aplica el punto 21 del artículo 7 de esos contratos, que establece que “una moratoria o suspensión de pagos en cualquier porción de la deuda externa pública” será considerado “incumplimiento cruzado”, suspendiendo la ejecución del contrato. La calificadora de deuda de China puso a la Argentina como país en default, como las yanquis. A lo que se sumó el pedido del fondo buitre NML, ante la justicia yanqui, de embargar los fondos destinados a las represas santacruceñas. El socio estratégico integral, como definió Cristina K a China, nos aplica las mismas reglas que los buitres de Estados Unidos…, y aprovechará para sacar más tajada del saqueo de nuestras riquezas. Si el gobierno K quiere reclamar, tiene que ir a la justicia pirata de Londres, como dice el contrato firmado por la presidenta y Xi Jimping.

Por su parte, Galuccio, presidente de YPF y empleado del monopolio petrolero yanqui Schumberger, entregó otro pedazo de Vaca Muerta a Petronas, una empresa de Malasia, y cualquier conflicto va a los tribunales de Francia.

3. Proyectos K

Esta semana el gobierno K trata de diluir los efectos del paro nacional con el anuncio del aumento del salario mínimo por debajo de la inflación, la creación de una oficina sobre empleo, y que el Congreso apruebe las leyes sobre la deuda y el abastecimiento. ¡Ni un peso para las jubilaciones de miseria!

Sobre la deuda, el proyecto de ley K vuelve a negar la investigación de cuáles son ilegítimas. Se supo que una parte de los tenedores de los bonos renegociados que el gobierno quiere salvar del default, están en manos de sus amigos, quelos compraron a 10 centavos de dólar (estaban en default), desde el gobierno les avisaron que se iban a renegociar, y ahora ganarán el 1.000%.

El proyecto de ley de abastecimiento tiene cosas positivas, pero al no concentrar el golpe sobre los 500 monopolios formadores de precios, y no establecer el control de los trabajadores sobre esos grupos, golpea también a las pequeñas y medianas empresas y a pequeños y medianos productores agrarios golpeados por la crisis.

Otro proyecto de ley que el gobierno K se apresta a hacer aprobar, es el de la llamada “ley Galuccio”, que golpea a las provincias y libera las manos del presidente de YPF para seguir entregando el petróleo con contratos leoninos como los que firmó con Chevron y Petronas.

4. Preparar el nuevo paro nacional

El paro nacional volvió a mostrar que la bronca y la combatividad crecen en las masas trabajadoras y populares. Lo que exige encabezar las luchas desde las asambleas y cuerpos de delegados, y rodearlas de solidaridad, sobre todo donde hay suspensiones, despidos y cierres.

Ante la debilidad del país por el remache de la dependencia al que lo ha llevado la política K, se agudiza el chantaje imperialista y la disputa entre yanquis, chinos y rusos por las riquezas nacionales: petróleo, ferrocarriles, energía atómica, tierras, etc.

Ante el avance de la crisis económica y social y la sordera del gobierno, y ante el chantaje y la disputa imperialista sobre la Argentina favorecidas por el gobierno K, es necesario crear las condiciones para un nuevo paro nacional, multisectorial, de 36 horas, que sea parte de un plan de lucha. No hay otra forma de torcerle el brazo a esta política hambreadora, entreguista y corrupta, que somete al pueblo a condiciones insoportables de inseguridad.

5. Avanzar hacia el Frente Popular

La confrontación con la política K es social y política, y es el eje de una política de oposición popular y antiimperialista.

Scioli, Macri, Urribarri y otros se opusieron al paro; y Massa, De la Sota, Cobos, Sans, Binner y otros “tomaron distancia. Revelan sus ataduras con la política de ajuste y entrega, y vuelven a mostrar la necesidad de un Frente Popular.

El paro nacional creó mejores condiciones para avanzar hacia un Frente Popular que exprese en política, incluso en el terreno electoral, a los amplios sectores obreros y populares que lo protagonizaron. Avanzar en la construcción de un Frente Popular creará mejores condiciones para el nuevo paro nacional y el plan de lucha.

El miércoles 3 se realiza la convocatoria judicial que completa los pasos para la personería nacional del PTP. Otro paso conquistado, que crea mejores condiciones para que petepistas y pecerristas fogoneen el frente.

Se agrava la situación de inestabilidad del mundo. Brasil en crisis, China desacelera. Sigue el bombardeo yanqui en un Irak desmembrado. El jerarca ruso, Putin, amenaza con una nueva partición de Ucrania, y anunció que Brasil, Argentina y Chile lo abastecerán de alimentos en reemplazo de Europa. También es muy inestable la situación de la Argentina, golpeada por la crisis económica y social, sometida al chantaje y a la disputa interimperialista. En esa situación compleja, en la que grandes masas defienden lo conquistado y buscan no seguir pagando la crisis, es necesario llevar a esas masas un gran debate político sobre el camino y las propuestas para torcerle el brazo a la política K y avanzar hacia una salida popular, preparándolas para las grandes tormentas que se avecinan.

Comentarios

¿Allanamiento de la Casa Rosada?

 La jueza Servini de Cubría avanzó en la investigación de Granero, ex titular K del Sedronar, y los Hermanos Zacarías, dos de los cuales trabajaban en  la Casa Rosada y otro en el PAMI. Uno de los hermanos sigue siendo funcionario de la Secretaría privada de la presidencia.

Ante la falta de respuestas desde la presidencia de la Nación, la jueza declaró que, “si no contestan, vamos a allanar” la Casa Rosada. Servini de Cubría investiga numerosos cruces de llamadas entre narcos, el Sedronar, el Servicio de Comunicaciones de la Casa Militar y la secretaría de la presidencia de la Nación; estas dos últimas funcionan en la Casa Rosada.

Ya hay narcoempresarios presos por esta causa, y Granero está procesado.

 Autoorganización popular frente a la inseguridad

Después del “descubrimiento” de bandas manejadas por comisarios y subcomisarios, el gobierno de Buenos Aires relevó a 90 jefes de la Bonaerense. Otros 10 están presos por el asesinato de un espía de la SIDE.

La “interna” de la Bonaerense está al rojo vivo, en medio de un aceleramiento de la ola de delitos, sobre todo en el Gran Buenos Aires.

En esa situación, el gobierno de Scioli hizo una mediática entrega de 6 patrulleros nuevos a Bahía Blanca, y pocos días después los retiró para hacer, con esos mismos 6 patrulleros, otra entrega mediática, en otro distrito bonaerense. Con el entrelazamiento entre Estado y mafias, y patrulleros para el show, en medio de una “interna” feroz, la situación de las barriadas populares es terrible, y crece la autoorganización para la autodefensa de masas.

Autor: Ricardo Fierro