NO A LA NUEVA LEY DE HIDROCARBUROS- MOVILIZARSE PARA FRENAR A LA ENTREGA

Comunicado de Prensa del Partido del Trabajo y el Pueblo

Martes 23 de Septiembre

Como es de público conocimiento, el Gobierno Nacional, luego de una tirante negociación de 4 meses con las provincias productoras de hidrocarburos,y con un acuerdo entre el Secretario Legal y Técnico de la Presidencia  Zanini, y los gobernadores Sapag y Buzzi  de Neuquén y de Chubut respectivamente, enviaron al Senado el Proyecto de una nueva Ley de Hidrocarburos. 
Desde el PTP observamos que los Gobernadores,  a  cambio de un Canon o Bono de ingreso por las concesiones  y por una posible participación junto a la Secretaría de Energía en esas concesiones, se han arrodillado frente al Gobierno Nacional para aprobar esta Ley entreguista.

Las pocas modificaciones que se hicieron al Proyecto inicial – fogoneado por Galuccio-, no solo no cambian, sino que mantienen y profundizan su carácter expoliatorio.  Esta nueva Ley, no está pensada para resolver las necesidades de nuestros pueblos y garantizar nuestra soberanía energética; sino, por el contrario, analizamos que:

Es una Ley Entreguista: Todos los beneficios son para los monopolios petroleros que son principalmente extranjeros. Se extienden los beneficios del decreto 929/13 a partir de una inversión de 250 millones de dólares y no de 1000 millones, como era antes; permitiendo exportar el 20 %, y un 60% del caso  de lo producido en el mar, en el 3er año. Tendrán exenciones impositivas para importar equipos fomentando la importación de maquinaria  y equipos,  en lugar de promover el desarrollo de equipos pesados en nuestro país.

El modelo de negociación con las petroleras, es en base al  acuerdo entre YPF SA y CHEVRON, y el más reciente con PETRONAS – donde se mantienen en secreto  los términos del Acuerdo-, se hicieron entre empresas con domicilios en paraísos fiscales, y en caso de litigio las partes  se someterían a la  justicia de países extranjeros.

Las concesiones de las áreas  a las petroleras serán de 25, 30 y 35 años según sean convencional, Off Shore o No Convencional, con opción a 10 años más, y así repetirlos casi a perpetuidad.

Es una Ley Antifederal: Limita la participación de las Provincias. Quita todo tipo de
protagonismo en la actividad a las empresas petroleras provinciales. Pone un tope de regalías para las provincias del 12 % en la primera concesión, y un máximo de 18 % en
la tercera.  Pero se puede reducir al 5%   según el tipo de explotación y ubicación de los yacimientos. Elimina el impuesto a los sellos, y  permite un cobro  máximo de ingresos brutos de 3 % (en Neuquén es actualmente del 3,5%).

Es una Ley Antiobrera: Para bajar costos y hacer más rentable el negocio para las petroleras pretende cambiar el régimen laboral, principalmente en el sector de Servicios
Especiales.  Para los otros sectores de la actividad se pretende ajustar, mantener el impuesto al trabajo, no reconocer la zona para los que ya estaba acordado,  y consolidar los diagramas esclavizantes  para los trabajadores.
PARA UNA POLITICA DE VERDADERA SOBERANIA ENERGETICA LLAMAMOS A UNIRNOS Y MOVILIZARNOS EN CONTRA DE LA “NUEVA LEY DE HIDROCARBUROS” Y PROPONEMOS:

1)        Recuperar la totalidad de los yacimientos de manos de las operadoras, caducando las concesiones otorgadas a las operadoras de áreas como CHEVRON, TOTAL, PANAMERICAN, SINOPEC, etc; por ser ilegitimas e ilegales en Neuquén ya que van en contra de lo establecido en el Art. 96 de la Constitución Provincial .

2)        La operación  debe estar en manos de  una YPF 100% Estatal y Federal, para
convertirla en empresa pública Sociedad del Estado, con control de los trabajadores, técnicos y profesionales, la Universidad y las organizaciones populares. Controlando toda la actividad hidrocarburífera en sus aspectos ambientales, sociales, económicos y productivos.
De la misma forma deberán recuperarse para el Estado Nacional todas las destilerías del país.

3)     Esta Empresa deberá tener una clara política que termine con la superexplotación de los  obreros petroleros, reinstalando los turnos de 8 hs. de trabajo sin reducción salarial, incorporando un turno más, y flexibilizando los diagramas de trabajo.

Para lograr la Soberanía Energética, y poner la energía al servicio de los Pueblos y de nuestro país. Volvamos  al camino del Gral.  MOSCONI.