Fue un Encuentro masivo y rebelde

La masiva marcha de mujeres conmovió a Salta.

La masiva marcha de mujeres conmovió a Salta.

Ignorado o distorsionado por los multimedios oficialistas u opositores, el Encuentro Nacional de Mujeres es el hecho social, cultural y político más importante en mucho tiempo.

1. El 29 Encuentro Nacional de Mujeres

Durante 3 días, alrededor de 40.000 mujeres conmovieron a Salta con su 29 Encuentro Nacional. Llegaron desde todo el país; y también desde otros países a conocer este hecho único en el mundo. Es un gran esfuerzo para “encontrarse”. No hay “figuras”. Ellas hablan de sus vidas, discuten, intercambian experiencias de sus luchas. La masividad, en Salta, mostró cómo se ha fortalecido el movimiento de mujeres, y que los Encuentros son el motor de ese fortalecimiento.

En numerosos talleres, “el relato” de la Argentina “progresista, nacional y popular” quedó en ridículo frente a los testimonios conmovedores de los sufrimientos de las mujeres sencillas, con sus testimonios de vida: hambre y desocupación, el infierno de la trata y la droga que esclavizan a sus hijos, la violencia, la muerte en los femicidios o en abortos clandestinos.

Ignorado o distorsionado por los multimedios oficialistas u opositores, el Encuentro es el hecho social, cultural y político más importante en mucho tiempo. La democracia directa con que se organiza y funciona hace que exprese con la mayor profundidad los sufrimientos a los que la política K condena al pueblo, y el crecimiento de la bronca y la rebeldía con que se la enfrenta.

2. Discursos a diario

Los rumores corren. Unos dicen que el gobierno se prepara para negociar con los fondos buitres a partir de enero, iría archivando “patria o buitres”, y por eso resucita “Clarín o patria” (ver Comentarios), sabiendo, que es probable que la justicia prolongue esa “batalla” hasta después del cambio presidencial. Otros dicen que Clarín “algo tendría que ver” con la presión por una megadevaluación, en un diciembre con “la cancha embarrada”, y negociaciones para un final anticipado del gobierno garantizándole impunidad.

Lo cierto y real es que la presidenta ha retornado a los discursos casi a diario, en los que cada semana trata de imponer un eje político con el que trata de secundarizar la gravedad de la crisis social y económica, la inflación y la inseguridad, que sufren las masas; además de ocultar la responsabilidad de su gobierno en el agravamiento de esa situación.

3. Entrega, inseguridad y corrupción

La presidenta calificó de “histórico” al Código Civil K, que consagra la precarización del trabajo, desconoce reclamos del movimiento de mujeres como se vio en el Encuentro de Salta, recorta derechos adquiridos de los originarios, garantiza el agua a las petroleras que practican el fracking y a las megamineras, a costa de la contaminación y el agotamiento de los acuíferos que amenaza la vida y la producción de la zona.

Frente a la grave situación financiera fiscal el gobierno malvende reservas del fondo de la Anses, y usa fondos del PAMI para préstamos al gobierno, que ya sumaban $2.300 millones a fines del 2012, castigando a los jubilados y su salud.

La presidenta promueve la ley petrolera K, ya aprobada por el Senado, que profundiza la entrega de los yacimientos, hasta su agotamiento, a los mismos monopolios imperialistas que provocaron la crisis energética (Galuccio, el presidente de YPF, negocia con Exxon, Total, y las petroleras chinas y rusas). ¿Por qué no se investiga que importamos gas licuado a 17 dólares, mientras Chile y República Dominicana lo compran a 11, y la empresa proveedora es la British Petroleum?

La política K agrava la crisis del transporte importando vagones y hasta rieles de China, arruinando la industria ferroviaria nacional. Gastó 4.000 millones de dólares en Aerolíneas Argentinas para alimentar los actos de La Cámpora, cuando ni siquiera se ha resuelto la propiedad de la empresa; y desperdicia fortunas en FADEA, que no fabricó ni un avión, y gasta plata en asados con los ñoquis de La Cámpora.

El gobierno no habla de la inseguridad, y además, redujo el presupuesto de “vigilancia y control de los espacios aéreos” de 47 a 16 millones de pesos: más libertad de acción para narcos y trata. Zacarías, un funcionario del PAMI, está acusado de pertenecer a la mafia de la efedrina, que habría financiado la campaña electoral de Cristina K, para no hablar del lavado de dinero sucio de Lázaro Baez y otros.

La presidenta habla de soberanía, y en los hechos, acordó la instalación de una base militar china en la Argentina, encubierta como si fuera una “estación del espacio lejano”. La empresa china que construye y dirigirá la estación, China Satellite Launch and Tracking Control General, depende directamente del Departamento General de Armamentos del Ejército chino, y la tecnología que usa sirve para fines civiles y militares.

4. Fogonear el plan de lucha

Hay mucha bronca en los lugares de trabajo, y también hay mucho temor por las fuentes y los puestos de trabajo. También, hay muchas luchas a lo largo y ancho del país, a las que tratan de silenciar y aislar, para aplastarlas: los trabajadores de Emfer y Tatsa, los sin techo de Santa Fe y los desocupados de la CCC en Tucumán, las iniciativas de la CTA, la CCC y otras organizaciones en la Capital Federal, el plan de lucha de FAA con la movilización multisectorial convocada a partir de más de 100 delegados de FAA del sur de Santa Fe de y norte de Buenos Aires, las movilizaciones de estudiantes secundarios en la Zona Norte del Gran Buenos Aires, San Nicolás y la toma de colegios en la Capital Federal.

El gobierno K volvió a reprimir a los trabajadores de Lear, y reactivó los juicios contra dirigentes del corte de la Panamericana que ilegalmente secuestró Berni en Campo de Mayo. Macri empuja el juicio contra Nardulli y Pérez, dirigentes de lucha por tierra y vivienda. El kirchnerismo y el macrismo los quieren presos. Criminalizan la protesta popular para garantizar la “gobernabilidad”, para que pase el ajuste K y siga pagando el pueblo la inflación y la crisis.

Pese al corrimiento a la tregua de algunas direcciones sindicales que estuvieron en el paro, desde abajo, desde las asambleas y cuerpos de delegados, se va construyendo la unidad obrera, campesina, estudiantil y popular, para un plan de lucha que arranque con un paro nacional activo multisectorial de 36 horas o una marcha federal.

5. Vamos al acto del PTP

Frente al gobierno y su política de ajuste, y la oposición gorila, un frente popular es una necesidad para amplias masas obreras y populares.

El jueves 16/10 el Partido del Trabajo y del Pueblo realiza el acto de estreno de su personería nacional. Fue precedido por actos importantes en Tucumán, Neuquén y Salta, provincias que ya conquistaron su personería. Son pasos que ayudan a dar respuesta a esa necesidad de un frente popular, así como las conversaciones en curso con diversas fuerzas.

Llevar hasta el fin la campaña por la personería del PTP en todas las provincias y la Capital Federal es, hoy, una herramienta para ir al encuentro con esas masas obreras y populares embroncadas, que buscan un camino para derrotar la política K de hambre, inflación, recesión, inseguridad y corrupción. Un camino que exige avanzar en la construcción de multisectoriales y un frente popular que confronten con esa política K, que acuerden un programa democrático, antiimperialista y antioligárquico, para las elecciones y para las tormentas sociales y políticas, con el objetivo de un poder popular.

Comentarios

Cristina, Clarín y Putin

Después de un largo período de silencio, el gobierno relanzó la batalla contra Clarín. La AFCA rechazó el plan presentado por el multimedios de repartírselo entre sus socios y familiares, reemplazándolo por un reparto forzado controlado por el kirchnerismo. El vocero de esta decisión fue el presidente de la AFCA, Martín Sabatella, un ex dirigente del PC prorruso converso K, y antes y ahora fiel a Credicoop.

La lucha de radios, TV y publicaciones alternativos habían logrado filtrar conquistas que el kirchnerismo debió recoger para hacer aprobar la ley de medios. El resultado está a la vista: prácticamente nada fue a las organizaciones populares. El gobierno, con inversiones propias, de socios y amigos, y con “la manija” de la AFCA, construyó otro monopolio, a esta altura el más poderoso en cantidad de medios, aunque no en audiencia. El manejo de más de $5.000 millones de fondos del Estado, con la publicidad oficial y en Fútbol Para Todos, garantiza la supervivencia y la docilidad del monopolio multimedios K.

Los dos monopolios, el K y el de Clarín, comparten la misma concepción de los medios. Clarín reinó durante décadas con la soberbia de que “la realidad no existe, lo que existe es lo que publica Clarín”. Ahora, el multimedios K aplica la línea de monopolio de la información por el Estado, “sin intermediarios”, como se sinceró Cristina K en su conversación con Putin, al inaugurar el canal Russia Today. La presidenta dijo que “comparte” la idea del manejo de la información con el jerarca ruso, acusado de encarcelar periodistas, cerrar medios opositores, y hasta meter preso a un grupo musical por una canción de protesta contra Putin.

firma: Escribe Ricardo Fierro