El gobierno remata la patria

Relaciones carnales. Cristina Kirchner con el presidente chino Xi Jimping.

Relaciones carnales. Cristina Kirchner con el presidente chino Xi Jimping.

Los acuerdos de Cristina K en China profundizan dependencia y el latifundio, meten a la Argentina en el tablero de la disputa interimperialista, y traerán más hambre, más entrega y sangre. Antes fue Menem y los yanquis, con los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA, ahora el gobierno K con los chinos y la dudosa muerte de Nisman.

1. El triunfo popular en Grecia

El triunfo de Ziryza en Grecia es un hecho muy importante: surge una izquierda de masas, una fuerza de jóvenes. Fue un gran trabajo de las fuerzas populares y antiimperialistas contra las políticas de abrazarse a la troika imperialista (Unión Europea, Banco Central de Europa y FMI) y de escepticismo en la lucha antiimperialista. El pueblo griego mostró que es posible avanzar con una salida popular por izquierda.

En años de gigantescas luchas jugó un gran papel la Organización Comunista de Grecia (KOE), a la cabeza de las luchas, de la unidad popular, y enfrentando a la derecha xenófoba funcional a los gobiernos entreguistas.

Hay un proceso abierto. Zyriza tomó medidas de emergencia y rechaza las imposiciones de la troika. Lo que suceda en adelante no será fácil; dependerá de la lucha de los trabajadores y el pueblo, y la solidaridad de los trabajadores y pueblos del mundo. El triunfo de Zyriza repercute en España, con Podemos, que pasó a ser la primera fuerza, con posibilidad de confluir con sectores populares. También en México sigue la lucha, ante la aparición de 61 cadáveres en Guerrero, lo que exige iniciativas unitarias para la solidaridad con el combativo pueblo mexicano.

Los procesos abiertos en Grecia, España y México, muestran los nuevos vientos que soplan contra las políticas que descargan en las masas las consecuencias brutales de la crisis; vientos de lucha contra la superexplotación capitalista y la opresión imperialista.

 2. Nos meten en un escenario ajeno

Obama ratificó su giro estratégico: “EEUU ha sido, es y será una potencia del Pacífico”, dijo, y busca recuperar posiciones en América Latina. En Medio Oriente, las petroleras y sectores del partido republicano, trabajan con Catar y Arabia Saudita que financiaron y armaron al EI.

Se agravó la situación de lucha armada en Ucrania. El argumento de Putin sobre la población rusa en Ucrania lo puede repetir para Estonia, Lituania y Letonia. La crisis petrolera hundió a la economía rusa, Putin puede empujar la guerra para tratar de zafar de la crisis.

Crecen los hechos propios de la guerra fria: acuerdo militar ruso-iraní, relación chino-iraní de venta de petróleo por armas, ejercicios militares yanquis con países del Pacífico.

La economía de China se sigue frenando. Crece su penetración imperialista. El mejor ejemplo son los acuerdos con el gobierno K, comparables con los tratados de humillación nacional de la oligarquía con Inglaterra en “la década infame” de 1930. Los acuerdos firmados por el gobierno K incluyen la base militar en Neuquén con dos anexos secretos, meten a la Argentina en la disputa estratégica interimperialista. Además de hambre y entrega, estos acuerdos traen sangre. Así fue con Menem abrazado a los yanquis, mandó barcos a la Guerra del Golfo, destruyó el misil Cóndor y traicionó el apoyo de los países árabes: ahí vinieron los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA. Así es ahora, con Cristina K abrazada a los chinos y los rusos en el trasfondo de la dudosa muerte de Nisman.

3. Ni amo viejo ni amo nuevo, ningún amo

El PCR nunca arrió las banderas antiyanquis, porque ese imperialismo sigue considerando a América Latina su “patio trasero”. Denunció la penetración del socialimperialismo ruso que tuvo su apogeo con la dictadura de Videla y Viola. Desde fines de la década de los 70, denunció la restauración del capitalismo en China y su transformación en potencia imperialista. Muchos se burlaron del PCR por esas denuncias, decían: “están borrachos de vodka” antes, y ahora, “ven chinos por todos lados”. Cristina K embellece al imperialismo chino como la oligarquía hizo con los ingleses en los años 30, el PC y otros lo hicieron con Videla y los rusos, y Menem lo hizo con los yanquis. No alcanza con ser “antiyanqui”. Ser antiimperialista es la condición necesaria para impedir que la lucha contra “el amo viejo” no desemboque en el abrazo de la muerte del oso panda chino y el oso polar ruso.

Cristina K embellece a los que gobiernan hoy China como seguidores de Mao, cuando son los que traicionaron a Mao y la Revolución China, restauraron el capitalismo y convirtieron a China en una potencia imperialista aprovechando las conquistas del período socialista. Acusan a Mao de promover la política del hijo único que habría provocado la muerte de millones de hijas mujeres. Mao estuvo en contra de esa política, él sostenía que la principal fuerza de China era su pueblo, y mientras más fueran, más fuertes serían.

4. La muerte de Nisman y los “servicios

El país está estremecido por la muerte dudosa de Nisman después de denunciar al gobierno K. Encuestas realizadas antes de ese hecho daban: con bronca 52%, triste y desanimada 30%, contenta y esperanzada 14%. Lo de Nisman provocó un cambio de situación. Millones discuten y opinan en el debate abierto. Parte de la masa responsabiliza al gobierno, eso achica la franja pro K que dice: “le tiraron un muerto a Cristina”. Muchos cuestionan a todo el sistema político corrupto.

Nisman muy vinculado a los yanquis, fue invitado por el Congreso de EEUU. Trabajó con Stiusso, vinculado a la CIA y el Mossad, preparando con él su denuncia contra CK.

A partir del acuerdo con Irán se divide la SIDE. El gobierno acusó a Stiusso de darle información a la oposición y ser autor de la denuncia contra el gobierno. Perfil publicó un reportaje a Stiusso. Cristina K cambió la cúpula de la SIDE, lo echó a Stiusso y, luego de la muerte dudosa de Nisman, disolvió la SIDE y mandó al Congreso una ley de Inteligencia que concentra el poder de los servicios en sus manos y las de su ladera en la Justicia, Gils Carbó.

La disputa por el control de los servicios es una pieza clave de la lucha por la hegemonía en el poder. Se cruzan muchos cables, lo que es propio de un país en disputa.

La podredumbre salió a flote: “¿Si a Nisman lo matan, quién puede hacer una denuncia?”. Está abierto el debate sobre los servicios. Massa, Macri, Cobos, Binner y otros dicen: “hay que dejar que actúe la justicia”, y defienden la ley de Inteligencia actual, contra la que prepara el gobierno. Con la ley de inteligencia actual hay estos servicios, esta Justicia y este gobierno; hay 21 años de impunidad por la AMIA, 5.000 luchadores populares procesados, teléfonos y correo pinchados, asociación de la droga, la trata y más mafias con el Estado, etc. El grupo K necesita su AFI para la impunidad de su corrupción y de sus operaciones de inteligencia.

Hay quienes sostienen que con la muerte de Nisman se cruzó una raya, por lo que hay que prever una escalada que incluirá muertos.

Con la lucha popular es posible lograr conquistas democráticas parciales, que creen mejores condiciones para la lucha del pueblo. En particular, para la lucha liberadora, revolucionaria, que no deje piedra sobre piedra de este Estado podrido oligárquico imperialista, base de las políticas de hambre y entrega, y de la dependencia y latifundio, y crear las condiciones para construir un nuevo Estado.

 5. La cancha está embarrada

El gobierno considera que con la denuncia y la muerte dudosa de Nisman está “en una situación muy grave, muy difícil de salir”. Eso, en el marco de una situación económica grave porla caída de los precios de las exportaciones, y con la inflación y la recesión que castigan duro al pueblo. En esas condiciones ya estamos en un escenario electoral, nacionalmente y en provincias que las anticiparon. No se descarta que más provincias adelanten las elecciones.

Cristina K, golpeada por lo de Nisman, se recuesta más sobre los chinos, con más de 20 nuevos acuerdos entreguistas firmados en Pekín. Hay presiones para un adelantamiento de las elecciones nacionales, aunque no es lo que predomina ahora. Hay grietas en el pacto de gobernabilidad de sectores de las clases dominantes para llegar a las elecciones del 2015. Clarín, La Nación, etc., empujan la unidad electoral de la oposición de centroderecha, que garantice el triunfo de una fórmula presidencial, y sume nueva mayoría en el Congreso. Sectores de la UCR lo proponen como una gran PASO.

 6. Unir la lucha política y la lucha económica

En esta situación compleja, es necesario integrar la lucha de las masas con el debate político en las masas. Un buen ejemplo de esto fue la marcha multisectorial contra la impunidad, del miércoles 4, participaron la CTA, la CCC, Madres fundadoras, Serpaj, Liberpueblo, Apemia, el Frente Popular con UP, el PTP, Emancipación Sur y Camino de los Libres, etc. Los militantes de la CCC, el PTP, el PCR y la JCR realizaron un  gran esfuerzo para movilizar una columna masiva. Fue una importante iniciativa que mostró que es posible unir la lucha política con la lucha por las necesidades de las masas, denunciando la podredumbre de las instituciones del Estado, y exigiendo una comisión investigadora independiente del atentado a la AMIA, la apertura de los secretos de Estado, etc.

El ajuste del 2014, con la inflación, ganancias y otras medidas, achicó los salarios, las jubilaciones y los planes sociales. El gobierno avanza con el ajuste 2015 que profundiza la política de descargar la crisis sobre los trabajadores y el pueblo. Crecen el hambre y la desocupación. La canasta para un jubilado supera los $7.000, lo que desnuda la miseria de los anuncios del gobierno K. Acindar, Lear, Donneley y otras del Gran Buenos Aires, enfrentan los despidos. La situación es muy grave y explosiva para los 70.000 cosecheros del limón en Tucumán.

7. Paro nacional activo multisectorial de 36 hs

Varios gremios han conseguido “cifras puente”, a veces por debajo de la inflación (como el SMATA y metalúrgicos). La discusión de fondo de las paritarias va para marzo. Otros gremios no consiguieron nada. Hay bronca en los estatales y docentes con la posibilidad de paros regionales y/o nacionales, que empujen el paro nacional. La reunión de las CGT de Moyano y Barrionuevo dejó abierta la posibilidad de un paro nacional.

Hay una fuerte presión para frenar las luchas, y en particular el paro nacional, generando expectativas de que la situación va a cambiar con las elecciones. Otra presión es a reducir las luchas a actividades “mediáticas” por fuera de las masas, también en función de lo electoral. Son caminos de derrota. Para torcerle el brazo a esta política de ajuste y entrega hay que encabezar las luchas de las masas, y trabajar para el paro nacional activo de 36 horas, multisectorial, que coloque a la clase obrera, junto al pueblo, con sus reclamos sociales y políticos, en centro de la escena política.

Crecen las luchas en el campo. Siguen los tractorazos de los tamberos. También los cortes de los frutihorticultores de Río Negro y Neuquén.

Se marcha al Congreso de la FNC el 17/4 en el Chaco, con la conquista de 3.400 hectáreas por los productores de la Unión Campesina del Iberá, con grandes luchas de la Unión Campesina chaqueña y los cortes de Asoma. En Beltrán, Mendoza, una asamblea unió a los productores de la FNC con el pueblo. La disputa es feroz con el kirchnerismo, que trata de copar y dividir las organizaciones de campesinos pobres y originarios.

Luego de varios tractorazos, dirigentes de FAA se reunieron con el gobierno, como se acordó en el Consejo directivo, abriendo negociaciones para la segmentación que alivie la brutal presión impositiva sobre los productores, y recupere los créditos del Banco Nación, entre otros reclamos.

8. Buen momento para pechar con la lucha y con el Frente Popular

El Frente Popular está en marcha.Hay lugares en los que ya se formaron las juntas promotoras. Trabajamos en todo el país para fortalecer el Frente Popular. A partir de ahí trabajamos las alianzas posibles en cada provincia o distrito. Sigue avanzando la campaña por la personería del PTP en numerosas provincias.

En un escenario nacional muy movido, también en las provincias, siguen las conversaciones con sectores y personalidades con los que venimos trabajando juntos en la lucha social, nacional, democrática y antiimperialista. Discutimos desde una posición activa para ampliar los frentes, nacionalmente y en cada provincia. Tenemos en cuenta que cada fuerza tiene su política de alianzas, y el PTP y el PCR tienen la suya. Hay una base programática en las resoluciones de los talleres y el plenario del Encuentro de la Militancia del 27/12, que recoge los reclamos de las luchas y que golpea claramente a la política de hambre y entrega K. También tenemos en cuenta que hay y va a haber maniobras desde varias usinas, para romper el Frente Popular.

En Buenos Aires se reunirán las juntas promotoras del FP a fin de mes. En Santa Fe se marcha a elecciones provinciales anticipadas, con el frente con Del Frade, UP, el MST, el PSA. En Tucumán se acordó la unidad Pueblo Unido, MST, UP, ES, PC Comité Tucumán y PTP, en el frente Alternativa Popular, en el que Vicente Ruiz es primer candidato a legislador provincial.

Autor:

Ricardo Fierro