¡Justicia por Fernanda Pereyra! NI UNA MENOS

El cuerpo de Fernanda Pereyra, fue encontrado a tres kilómetros de la cuidad de Rincón de los Sauces, estaba siendo buscada por familiares y amigos desde el 20 de julio, estaba quemado en un 90% y habían incendiado cubiertas sobre su cadáver.

Fernanda tenía 26 años y cursaba el sexto mes embarazo, la noticia conmocionó a la comunidad de Rincón y a toda la provincia de Neuquén, además tuvo repercusión nacional.

Su figura fue conocida en marzo de 2014, cuando su ex pareja, desobedeciendo a una orden judicial de prohibición de acercamiento, la golpeó brutalmente. Un grupo de mujeres de la localidad, entre ellas Sandra, la mama de Micaela Recchini quien fue asesinada por su pareja en marzo del 2010, la acompañaron y sostuvieron hasta superar la situación. El Estado y la justicia neuquina no hicieron nada por Fernanda. A su ex lo condenaron a tres años de prisión en suspenso.

En Argentina se sucede un femicidio cada 18 horas, en la provincia de Neuquén ya son cuatro en lo que va de este año. En los cuatro femicidios hubo antecedentes de denuncia por violencia.

Una gran concentración y marcha se realizó el miércoles 27 en Rincón de Los Sauces, encabezada por familiares y amigos de Fernanda, participaron la mamá, abuela y hermanas, al grito de “JUSTICIA” y “NO A LA IMPUNIDAD”.

Al día siguiente en Neuquén Capital, convocada por la multisectorial de mujeres realizamos una radio abierta y posterior marcha, con la exigencia de presupuesto suficiente para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres al gobierno nacional, provincial y municipal. Las mujeres no podemos esperar más, es urgente la DECLARACIÓN DE EMERGENCIA EN VIOLENCIA HACIA LA MUJER.

En la causa hay tres detenidos, la actual pareja de Fernanda, Luciano Hernández y dos amigos de éste: Osvaldo Castillo y Diego Marillán. El Juez Lucas Yancatelli avaló los cargos de la fiscalía y los seis meses de prisión preventiva.

Marchamos por Fernanda y por Emergencia Nacional!

Esta tarde vivimos una nueva marcha al grito de “Ni una menos”. El sábado se hizo público un nuevo femicidio, el de Fernanda Pereyra embarazada de seis meses y nuevamente salimos a las calles a exigir la declaración de la Emergencia Nacional por Violencia de Género.

Necesitamos ya mismo el presupuesto para ponerle freno a la violencia con refugios, patrocinio legal, campañas de prevención y tantas otras políticas que le vamos a arrancar a este gobierno de Mauricio Macri, porque cada vez somosmás, porque VIVAS NOS QUEREMOS.

Impulsamos la declaración de la Emergencia por Violencia de Género