“El PCR tiene que crecer para avanzar por el camino revolucionario”

Conversamos con el camarada Otto Vargas, a pocos días de cumplirse 50 años de la fundación del PCR, para conocer por qué se creó el Partido en 1968, sus objetivos históricos y los desafíos actuales.

—El próximo 6 de enero se cumplen 50 años de la fundación de nuestro Partido. Queríamos preguntarte en primer lugar cuáles fueron las causas por las que se decidieron a romper con el Partido Comunista, y a construir un nuevo Partido.
—El PC había degenerado y se había transformado en un partido reformista, revisionista del marxismo. Por eso, antes de nuestra ruptura, había adherido a la línea revisionista del 20º Congreso del PCUS de 1956, que consagró principios revisionistas con los que, íntimamente, simpatizaban los dirigentes del PC argentino (Vittorio Codovilla, Rodolfo Ghioldi, Arnedo Alvarez, Víctor Larralde, entre otros). Hay quienes dijeron que sintieron “goce físico” cuando se enteraron de las conclusiones del 20 Congreso del PCUS.
Coincidían en el apoyo a la línea del 20 Congreso del tránsito pacífico al socialismo (sin revolución armada), adherían en América Latina al apoyo a gobiernos de burguesía nacional (como había planteado Nikita Kruschov), gobiernos del tipo del de Arturo Frondizi, al que apoyó incondicionalmente el PC argentino. Abro un paréntesis: el PC planteó “el pueblo entró a la Rosada”, cuando Frondizi asumió como presidente. Ese fue el título del diario del PC.
Poco antes de nuestra ruptura el PC planteó un supuesto “giro a la izquierda” del peronismo y la posibilidad de marchar a un partido único con él. Nos enteramos mucho después, hablando con el dirigente peronista Andrés Framini, que había habido un acuerdo secreto entre Perón y la dirección del PC soviético. De allí el amor al peronismo que atacó bruscamente a Codovilla para extrañeza nuestra. Parte de ese acuerdo, como nos contó Framini, fue que le pusieron al lado a un viejo cuadro del PC que había estado en España, que incluso le escribió el discurso que Framini dijo en un congreso de la Federación Sindical Mundial. Otra anécdota sobre este acuerdo: Una compañera nuestra conocía a un dirigente peronista, al que le dijo un día “qué lindo perro que tiene”, y el hombre le contestó “Lindo es el perro que tiene Perón en Madrid, que le regaló Brezhnev”.
Estas posiciones revisionistas de la dirección del PC llegarían a su extremo, luego de nuestra ruptura, con el apoyo de la dirección de ese partido a la dictadura de Videla, al que calificó de dirigente de una corriente “democrática” en el ejército. Otra anécdota: En una reunión familiar, el hijo de una importante familia del PC, cuando se produce el cambio entre Videla y Viola en la dictadura, le dice “¿Este también es nuestro, mamá?”. Es complicada la historia.
El clima reformista se fue haciendo insoportable para los que entonces rompimos con la dirección del PC. La posición de esta dirección contra la guerrilla del Che en Bolivia contribuyó a su aislamiento y asesinato. Este hecho aceleró nuestra ruptura. Nosotros rompimos exactamente cuando lo matan al Che en Bolivia. Ese día realizamos una manifestación en el centro de La Plata. Nuestro partido fue el único que manifestó en las calles su apoyo al Che en los días de nuestra ruptura. Al año del asesinato del Che se sacó una declaración que firmamos junto a dirigentes políticos de otras fuerzas. Ahí no vas a ver ninguna firma de los que hoy aparecen como activísimos guevaristas.
La fuerza principal de la ruptura fue la dirección de la Federación Juvenil Comunista (FJC). El Comité Central de la Fede decidió en una reunión histórica la ruptura. Un sector de militantes del Partido Comunista acompañamos la decisión de la FJC. Menciono entre ellos a José Ratzer, Pedro Planes, entre otros.
Estas fueron las causas de la ruptura, el PC había degenerado, era revisionista, reformista, de manera cada vez más evidente y para nosotros se hacía más insoportable defender esa posición.
—¿Por qué deciden armar un Partido, y no un movimiento, o un grupo guerrillero, como muchos que surgieron en esos años?
—Nosotros inicialmente lo que planteamos fue la realización de un Congreso del PC, y lo hicimos a través de un folleto que se tituló ¿Por qué no se quiere discutir?, que sacamos en el momento de la ruptura. Porque el PC tardó muchísimos años, más de una década, entre el 11 y el 12 Congreso, cuando todavía estábamos adentro, y ya era hora que convocaran al 13 Congreso. Por eso planteamos la discusión.
Cuando nacimos no teníamos todo claro. Eso se puede ver en nuestra declaración constitutiva. En la FJC se venía armando la ruptura desde hace rato, y una parte de su dirección tenía contacto, a través del PC de Uruguay, con la KGB soviética, con un tal Volodia. Otros dirigentes juveniles viajaron en ese tiempo a Moscú y uno de los compañeros que dirigía la ruptura les dijo “Pregúntenle a Volodia si nos van a apoyar”. Y Volodia contestó: “Deciles que sí, pero si hacen lo que nosotros queremos”.
En nuestro primer Congreso, en diciembre de 1969, en la Comisión de Situación Política éramos 5 o 6. La comisión principal, con más de 100 delegados, fue la que discutió Vía de la revolución y Partido. La discusión era si constituíamos un Partido Comunista, o como se decía entonces, un partido militar y político. Nosotros queríamos constituir un Partido Comunista. El compañero Pedro Planes, que falleció a los pocos días de fundado nuestro Partido, había estudiado mucho el tema militar, y fue el que teorizó a fondo que la revolución en la Argentina no iba del campo a la ciudad, sino de la ciudad al campo, que el camino era insurreccional, y que el papel de la clase obrera era fundamental para el triunfo de la revolución. No nos servía un movimiento guerrillero, con la concepción que teníamos. Por eso volcamos todo el trabajo del Partido al movimiento obrero, y vino el proceso del Smata Córdoba.
En el Segundo Congreso del Partido, en abril de 1972, tuvimos un debate histórico. Se había producido un alzamiento de trabajadores de los astilleros polacos, y otros acontecimientos en los que los cuerpos de delegados de los obreros cumplieron un papel fundamental. Nosotros investigamos esto, con la concepción insurreccionalista, y vimos su importancia para nuestro país. No lo podríamos haber hecho con la concepción de la revolución del campo a la ciudad.
—¿Por qué el PCR se define como marxista—leninista—maoísta? ¿Cómo llega el PCR al maoísmo?
—En 1972 una delegación del Comité Central de nuestro Partido visitó China, que estaba en plena Revolución Cultural Proletaria, con millones de obreros, campesinos y jóvenes movilizados. Para entrar a una fábrica había que abrirse camino entre los dazebaos que colgaban los obreros. Dazebao quiere decir “carteles con letras mayúsculas”, y podían referirse a la dirección de la empresa, al sindicato, a la dirección del país, a cualquier cuestión política. Ibas a la universidad y pasaba lo mismo. Hubo una manifestación de 60 millones de jóvenes en Pekín, para saludar a Mao.
Ese año establecimos relaciones fraternales con la dirección del Partido Comunista de China y adherimos al maoísmo. El maoísmo nos dio respuesta a la pregunta que nos inquietaba y no podíamos responder: ¿Por qué el socialismo soviético y el resto de los países comunistas de Europa habían degenerado hacia el capitalismo? ¿Cuál era la causa de esa traición? La China de Mao nos enseñó que la lucha por construir el socialismo es larga, dura e incluso se incrementa luego de la toma del poder por la clase obrera, y debe ser abordada como se hacía en China para no degenerar. Luego de la muerte de Mao en 1976, el socialismo también degeneró en China, y se restauró el capitalismo.
 Además tuvimos la posibilidad de estudiar a Mao y su enorme bagaje de enseñanzas marxistas leninistas. Vimos que era la única forma de tener un instrumento teórico que nos permitiera enfrentar la avalancha del reformismo que venía del Este. No te olvides que Gorbachov dijo: “me propuse como misión destruir al comunismo en Rusia y en todos los países posibles”.
Hay una gragea que hice para el hoy 1697, que dice “por un solo voto” y cuenta que la propuesta de Mao de lanzar la Revolución Cultural en 1966, triunfó en el CC del PC de China sólo por un voto. Esto muestra la lucha feroz en el Partido Comunista luego del triunfo de la revolución. No es que la lucha se serena, al contrario, la lucha se incrementa.
Hay anécdotas que muestran esto. Como aquel dirigente juvenil del PC húngaro que contrabandeaba lapiceras y medias de seda, y después se convirtió en ministro de Economía de Hungría. Eso está demostrando lo más profundo que pasaba ahí, con ese egoísmo típico del capitalismo. En la URSS había hasta un ministerio de botones. Y tenías que ir a negociar a una callejuela de Moscú, si hacías camisas o sacos, para que te vendieran los botones a vos y no a otro.
Entonces nosotros vimos en China cuál era la causa de estos males. La causa es que la lucha de clases sigue después de la revolución, se hace feroz. El maoísmo nos dio respuestas a esto. Porque nos preguntábamos ¿qué pasó? ¿Por qué no había libertad para crear otro partido? ¿Por qué no había libertad de comercio? ¿Cuál era la causa? Con el maoísmo vimos que si la dirección del Partido no lucha contra esas tendencias capitalistas, se va para otro lado, degenera.
—Relacionado con lo anterior, ¿el maoísmo ayudó al Partido a entender cuál es el camino de la revolución en la Argentina?
—Sí, en un país como la Argentina nos enseñó mucho sobre el campesinado, y nos impulsó a estudiar ese problema. En el 4º Congreso del Partido, algunos compañeros habían planteado que no había campesinos pobres en la pampa húmeda argentina. Por eso hicimos aquella investigación con los compañeros de Wheelwright, Santa Fe, publicada en el folleto que se llamó Los ignorados. Nosotros cuando hicimos ese estudio tuvimos una gran ayuda: los compañeros de Wheelwright habían hecho un censo que no era frío. Esos campesinos que estudiamos eran concretos, tenían nombre y apellido.
Otro gran tema es el de la lucha armada. Tarea pendiente.
—Nuestro Partido, y vos en particular, han insistido siempre en la necesidad de la revolución para resolver los problemas de fondo que oprimen a nuestro pueblo y nuestra patria, enfrentando las ideas que fomentan el escepticismo y el “no se puede” ¿cuál es el camino revolucionario en nuestro país?
—Nosotros hoy hemos optado por acumular fuerzas también en el terreno electoral, con el PTP; nunca acordamos ir con el PCR a elecciones porque implicaría rendirse ante el Estatuto de los Partidos Políticos.
Pero siempre afirmamos que por el camino electoral es imposible que la clase obrera y el pueblo puedan conquistar el poder. Eso era lo que preconizaba el revisionismo con la llamada vía chilena al socialismo en los años 60. Así lo creyó Salvador Allende en Chile. Un hombre que respondía a Codovilla, que recorría América Latina, venía de Chile y le dijo eso al Che en Cuba, y él le contestó: “los van a cagar a tiros”, y eso es lo que finalmente pasó en 1973.
Ya en un prólogo de 1872 que escribieron Marx y Engels al Manifiesto Comunista de 1848, luego de la experiencia de la Comuna de París, dijeron que aunque no podían agregar algo nuevo al Manifiesto, la Comuna había demostrado que es imposible realizar la más mínima tarea a favor de la clase obrera y el pueblo, si no se destruye el poder del Estado actual. Por eso yo insisto con este tema. Está bien que participemos de las elecciones, que tengamos candidatos, que sigamos el ejemplo de nuestra legisladora santafesina (Mercedes Meier), pero tengamos claro que nuestra tarea es acumular fuerzas para destruir este Estado. Porque si no va a ser imposible que hagamos lo que tenemos que hacer.
Resumiendo: Hay un sólo camino para resolver la independencia nacional de un país dependiente como el nuestro y para hacer una verdadera y profunda reforma agraria que termine con la oligarquía terrateniente: terminar con el Estado que defiende este sistema. Y esto no se puede realizar pacíficamente (sea por el camino electoral o parlamentario). Sólo se puede realizar a través de una revolución armada que barra con ese Estado y permita crear otro de carácter obrero y popular que abra el camino al socialismo y el comunismo.
—¿Cuáles son los desafíos del PCR en este 50 aniversario?
—El primer desafío que tenemos actualmente es derrotar la política reaccionaria del gobierno de Macri. Ahí concentramos nuestros esfuerzos principales. Para esto y para avanzar por el camino revolucionario por el que luchamos es necesario que el PCR crezca y se fortalezca. Este es el desafío actual para todos nosotros, porque somos muy débiles para las tareas que tenemos que resolver.

¡Luchamos por la Revolución y ese es nuestro objetivo histórico! Otto Vargas en Neuquén

Con un salón a pleno con amigos, amigas, camaradas, delegaciones de Centenario, Chañar, Neuquen capital y Río Negro. Se dio comienzo a la charla con la presentación del camarada Andrés quien realizó una breve reseña destacando los logros de la revolución rusa.

 

Luego de saludar a los presentes Otto Vargas comenzó su exposición planteando las etapas del proceso insurreccional ¿Como fue la insurrección Rusa y como se produce el triunfo de la revolución?

 

Fue describiendo cada hecho histórico, cada etapa, las condiciones materiales de vida del pueblo Ruso, de opresión y hambre,  los levantamientos de 1905 y 1916 . La manifestación gigantesca del 8 de marzo en Petrogrado encabezada por las mujeres que reclamaban pan producto de la terrible hambruna generada por la primera guerra mundial. El asalto al arsenal de Petrogrado, donde miles de trabajadores se armaron y derrocaron al zarismo. La conformación del gobierno provisional, los soviets, obreros , campesinos, soldados de fábricas, aldeas organismos de doble poder en oposición al gobierno provisional burgués. La conformación de las milicias de mujeres y hombres a partir de los soviets. Este gobierno provisional no resolvió ninguna necesidad del pueblo.

Así comienza una nueva etapa para Lenin y los Bolcheviques en la cual deciden tomar el poder a través de una insurrección armada, protagonizada por el pueblo. Tras la caída del Palacio de invierno

Obreros ,campesinos , el pueblo toma en sus manos el poder, ordenando la libertad de todos los presos y el encarcelamiento de Kerenski. Se le dio todo el poder a los soviets y se llamo a realizar negociaciones por la paz inmediata, se abolió el derecho de propiedad de terratenientes,  y las tierras se pusieron a disposición de los campesinos, control obrero de la producción,  control obrero en las fabricas, el derecho de las naciones oprimidas a su independencia y autodeterminación y la lucha continuó,…. mas de 3 años de guerra civil  muy cruenta derrotando los intentos contrarevolucionarios, que hizo posible el triunfo. Poco a poco la Rusia proletaria fue surgiendo, y la lucha continuo.

 

 

Otto expresaba  – Lenin en 1921 dijo “La revolución democrática burguesa se transforma en la revolución socialista y esta ultima consolida a la primera”. El régimen soviético es la expresión de esto

la transformación de una revolución democrática antiimperialista como la que nosotros tenemos que hacer en la Argentina y luego la revolución socialista.

Luego prosiguió …-En el año 56 la revolución fue derrotada, pero el mundo nunca volvería a ser igual.

 

A pesar de todas las difamaciones contra el socialismo, la revolución es posible y la revolución rusa así lo demuestra, la revolución Cubana,  que triunfo en las puertas de EEUU y por eso luchamos nosotros el PCR, luchamos por la revolución en la Argentina, es nuestro objetivo histórico, es la única forma para que los campesinos tengan tierras ¡es una vergüenza! Benetton tiene 900.000 hectáreas, y los originarios son privados de la tierra, este es un gobierno de gerentes de grandes monopolios, de terratenientes y Macri y su familia tenían 6 fabricas cuando comenzó la dictadura y ahora tienen mas de 40, en su gobierno son todos grandes burgueses y por si faltaba algo,  su ministro de agricultura Etchevere es el presidente de la sociedad rural

La lucha por la revolución es una necesidad y la revolución es posible, tenemos que trabajar para que la clase obrera sea la clase dirigente de esa revolución que resuelva la tierra para los campesinos y para las masas explotadas en la Argentina.

Para cerrar la charla se realizo un rico debate entre los presentes.

El PCR, con esta actividad,  rindió homenaje y pasó revista para los tiempos por venir  a la primera y gran Revolución de los obreros y explotados de  la humanidad , a partir de la cual nada volverá a ser igual en el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A 100 años de la Revolución Rusa: enseñanzas para la liberación de los Pueblos – Charla y debate-

El PCR de Neuquén te invita a participar de la charla en el marco del centenario de la Revolución Rusa para hablar de sus enseñanzas. La misma estará a cargo del dirigente del marxismo, leninismo y maoísmo en la Argentina, Otto Vargas.

Este año se cumplieron 100 años de la Revolución Rusa, un hecho que marcó la historia de la humanidad. Para hablar sobre el tema llegará a Neuquén el abogado, escritor e historiador Otto Vargas, secretario general del Partido Comunista Revolucionario. La charla titulada “A 100 años de la Revolución Rusa: enseñanzas para la liberación de los Pueblos” se realizará el viernes 10, a las 18.30, en el auditorio de la Facultad de Ingeniería.

Vargas fue dirigente en la Federación Mundial de Juventudes Democráticas. En 1959, en los días previos al triunfo de la revolución cubana, Otto estuvo en Cuba realizando tareas clandestinas y allí conoció personalmente al Che Guevara.

A fines de los años 60, el dirigente viajó a China donde vivió la Revolución Cultural China y el Maoismo, convirtiéndose en uno de los impulsores de la adhesión del PCR a éste.

Biografía de Otto Vargas:

Otto Cesar Vargas nació en Choele Choel, Río Negro en 1930. Es secretario general del Partido Comunista Revolucionario (PCR) desde su fundación, el 6 de enero de 1968, hasta la actualidad.

Estudió Derecho en la Universidad de La Plata y a los 19 años se afilió a la Federación Juvenil Comunista. Al tiempo de afiliarse pasó a tomar tareas internacionales en la Federación Mundial de Juventudes Democráticas.

En 1959, en los días previos al triunfo de la revolución cubana, Otto estuvo en Cuba realizando tareas clandestinas. Allí conoció personalmente al Che Guevara.

En el año 1962, al estallar en el seno del PC la crisis más profunda de su historia, Otto Vargas manifestó su rechazo al XX Congreso del PCUS, que fue el congreso que consagró la restauración capitalista en la URSS. Impulsó la lucha contra lo que llamaban la desviación oportunista de la dirección del PC. Estas definiciones fueron fundamentales en la constitución del nuevo partido, el P.C.R., fundado el 6 de enero de 1968.

A fines de los años 60 viajó a China y, tras conocer en persona la Revolución Cultural China y el Maoismo, se convirtió en uno de los impulsores de la adhesión del PCR a éste.

Otto Vargas es fundamental en el proceso que llevó al PCR a romper con teorías como la del “capitalismo dependiente”, y en la definición de la insurrección popular con la hegemonía de la clase obrera como el camino fundamental de la Revolución argentina.

Obras de Otto Vargas

¿Qué fue la Revolución Cultural Proletaria China? (1972). Ediciones Tercer Mundo.
Sobre el modo de producción dominante en el Virreynato del Río de la Plata. (1983). Editorial Agora.
El marxismo y la revolución argentina, Tomos 1. (1987). Editorial Agora.
Los ignorados. Investigación sobre la existencia de campesinos pobres y medios en la pampa húmeda. (1992). Cuadernos N°2 de Editorial Agora.
Vigencia del pensamiento de Mao Tse Tung. (1993). Edición del PCR de la Argentina.
Una visión de 30 años de historia argentina desde el maoísmo. (1997). Colección “La Década del ’70”. Ediciones Nueva Hora.
La Revolución Cultural Proletaria China.
Jorge Brega. ¿Ha muerto el comunismo? El maoísmo en Argentina. Conversaciones con Otto Vargas. Editorial Agora. Segunda Edición actualizada: 1997.
El marxismo y la revolución argentina, Tomo 2. (1999). Editorial Agora.
Conferencias. Aportes al estudio del marxismo y la revolución argentina. (2002). Editorial Agora.

Audio de la Charla de Otto Vargas: “de la China de Mao a la China Imperialista actual. Imperdible.

Otto Vargas en Radio Universidad Calf

 Otto Vargas en Radio Universidad Calf, en el programa Cuarto Intermedio, en la previa a la Charla debate de mañana 16 de Octubre a las 19:30 hs en el local de AJEPROC, en Basavilvaso 335, entre Santa Fe y Maestros Neuquinos.

Charla Debate con Otto Vargas: “De la China de Mao a la China Imperialista de hoy- debates latentes y en la región.”- Com. Prensa-

Afiche webEl Partido Comunista Revolucionario y el Partido del Trabajo y del Pueblo, brindaremos una Charla Debate “De la China de Mao a la China Imperialista de hoy- debates latentes y en la región-” con   Otto Vargas – Secretario General del Partido Comunista Revolucionario desde su fundación- . La misma se realizará en Neuquén Capital el próximo viernes 16/10, a las 19.30 hs, en Basavilbaso N° 335 (local del sindicato AJEPROC).

La actividad se realiza en el marco de los grandes debates que atraviesa nuestro país y nuestra región por el avance económico, territorial y sobre nuestra soberanía de las grandes potencias, especialmente China, gracias al acuerdo de “alianza estratégica integral” firmado por el Gobierno Nacional de Cristina Fernández Kirchner.

El 1° de octubre de 1949,  fue  proclamada la República Popular de China, tras la prolongada guerra de liberación de su pueblo dirigida por el Partido Comunista de China, encabezada por Mao Tsetung. Hoy China se ha transformado en un país imperialista,  y avanzando con sus ambiciones expansionistas,   se ha convertido en una gran potencia que disputa la distribución geopolítica del mundo junto a otras grandes potencias.

En Argentina, el Gobierno de Cristina Fernández Kirchner, profundiza nuestra dependencia con potencias como china: la sojización y extranjerización de la tierra, entrega de nuestros recursos naturales y estratégicos (petróleo, minerales, agua, mares) y la entrega de soberanía más grande de estos últimos tiempos cediendo  territorio para la construcción de Base militar China en Neuquén.

Por ello invitamos, entonces, a toda la comunidad neuquina y comunidades hermanas a participar de la Charla Debate “De la China de Mao a la China Imperialista de hoy- debates latentes y en la región-” con   Otto Vargas – Secretario General del Partido Comunista Revolucionario desde su fundación- . En Neuquén Capital, el próximo viernes 16/10, a las 19.30 hs, en Basavilbaso N° 335 (local del sindicato AJEPROC).

Partido Comunista Revolucionario

Partido del Trabajo y el Pueblo en el Frente Popular.

Charla debate con Otto Vargas

afiche otto2

1° de Octubre: 66 años del Triunfo de la Revolución China- Otto Vargas en Neuquén-

pag.5.mao-1wEl 1° de octubre de 1949, fue proclamada la República del Pueblo de China, tras la prolongada guerra de liberación de su pueblo dirigida por el Partido Comunista de China encabezado por Mao Tsetung. Triunfaba así la segunda gran revolución de las masas oprimidas dirigidas por el proletariado y su Partido Comunista.

Hoy China se ha transformado en un país imperialista, la burguesía china, con sus ambiciones expansionistas aspira a constituirse en una gran potencia en el escenario mundial.

En nuestro país, el Gobierno Nacional de Cristina Fernandez Kirchner , profundiza nuestra dependencia al imperialismo chino avanzando sobre “la alianza estratégica” que ha traido la sojización de nuestros suelos, entrega nuestro petróleo, nuestras riquezas minerales, nuestro territorio para construir una base militar china en Neuquén , entre otros “tratados o convenios”.

Por tal motivo, realizaremos una charla- debate de la “ China de Mao Tsetung, a la China imperialista de hoy”, el viernes 16 de octubre, con la presencia de Otto Vargas, Secretario General del Partido Comunista Revolucionario. (estaremos ampliando información)

Este nuevo 1° de Octubre, afirmamos nuestra lucha por la revolución, reivindicamos a Mao Tsetung y sus aportes que son una herramienta para los pueblos oprimidos del mundo, para su liberación.

PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO Neuquén

“Al PCR no lo banca nadie más que el pueblo”

otto vargas, junto a diego lualdi y arnoldo gómez

Otto Vargas, junto a Diego Lualdi y Arnoldo Gómez

El domingo 14 de junio, en Capital Federal, se hizo el almuerzo de lanzamiento de la colecta anual del PCR, donde  habló el camarada Otto Vargas, secretario general del PCR.

El domingo 14 al mediodía, un centenar de camaradas y amigos del PCR de la Capital Federal participaron del almuerzo que estuvo organizado por la Comisión Nacional de Finanzas y la zona Centro de la Capital. Durante el almuerzo, que consistió en un delicioso guiso de lentejas y una sabrosa entrada de escabeches, que prepararon varias compañeras y compañeros, se compartió un ameno momento de camaradería.

Continue Reading >>

“Vale la pena luchar por el comunismo”

  Otto Vargas, secretario general del PCR


Otto Vargas, secretario general del PCR

Otto Vargas, secretario general del PCR

El sábado 26/4, en un desbordante salón del Hotel Bauen, con cerca de 400 asistentes, comenzó el Ciclo de Conferencias del Instituto Marxista Leninista Maoísta. La charla inaugural: “Las enseñanzas de Mao Tsetung y su vigencia actual, en el siglo XXI, para la Argentina”, estuvo a cargo del secretario general del Partido Comunista Revolucionario, camarada Otto Vargas.

Continue Reading >>